(Tiempo de lectura: 3 min)

El resurgimiento de la economía post pandemia podría demorarse más de lo esperado si esta tendencia sigue en ascenso: los europeos no están pensando en consumir luego del Covid-19, sino que priorizan sumar ahorros en los bancos.

Así es, según los datos relevados por el Banco Central Europeo (BCE), los depósitos bancarios están aumentando en toda Europa como respuesta de los consumidores a la agitación económica y social de la crisis del coronavirus.

Es decir, los que pueden, ahorran más, lo que despierta una duda entre los economistas: ¿los europeos saldrán masivamente a consumir tras el Covid-19?

De acuerdo con la información del BCE y del Banco de Inglaterra, las tasas de ahorro en cuatro de las cinco economías más grandes de Europa aumentaron bruscamente a muy por encima de los promedios en marzo, publica el Financial Times.

En Francia, los ahorristas depositaron 20.000 millones de euros en marzo, muy por encima del promedio mensual promedio de 3.800 millones.

Otros datos, en este caso de la Banque de France, dicen que a mediados de mayo, el total de depósitos creció en más de 60 mil millones de euros desde que comenzó el confinamiento del país que gobierna Emmanuel Macron. 

En otra palabras, el aumento del ahorro se aceleró a medida que la crisis se profundizó.

Coronavirus UK

Qué pasa en España, Italia e Inglaterra

En Italia, en tanto, se depositaron 16.800 millones de euros en marzo, en comparación con un promedio mensual de 3.400 millones de euros.

En España, los hogares ahorraron 10.100 millones de euros, frente a un promedio de 2.300 millones.

Por último, los depósitos bancarios familiares en el Reino Unido aumentaron en 13.100 millones de libras en marzo, un aumento mensual récord, según el Banco de Inglaterra.

Un caso diferente es Alemania, donde los depósitos cayeron bruscamente por el retiro que los alemanes hacen habitualmente en las crisis, ya que prefieren mantener su ahorro en efectivo. Lo mismo había ocurrido en la debacle financiera de 2008.

El banco central alemán informó que el efectivo en circulación aumentó en 39.700 millones de euros entre finales de enero y principios de mayo.

La gran pregunta

Según dijo en una conferencia Philip Lane, economista del BCE, uno de los grandes problemas es saber “cuánto tiempo los hogares mantendrán los depósitos en los bancos y diferirán sus gastos”.

Este fuerte incremento del ahorro en las entidades financieras que están haciendo los consumidores podría, en efecto, obstaculizar una recuperación económica impulsada por el consumo.

La Comisión Europea prevé que las altas tasas de ahorro persistan en 2020, por lo que la inyección de efectivo en la economía será lenta.

El pronóstico de la entidad dice que los ahorros de los hogares de la eurozona aumentarían en 6,2 puntos porcentuales este año, del 12,8 por ciento de los ingresos en 2019, al 19 por ciento este año. Recién caería al 14,5 por ciento en 2021.

Con estos datos en la mano, los economistas advierten que la renuencia de los consumidores a gastar lo que han ahorrado será uno de los mayores impedimentos para que el retail se recupere en la post pandemia.

Esto es malo, porque los minoristas necesitan vender para recuperarse de lo que se espera sea la peor recesión desde la posguerra.

Un análisis de Capital Economics dice que los “ahorros involuntarios que muchos hicieron en los últimos meses al no poder salir de sus casas saneará sus economías familiares”, pero advierte que el problema es que superada la pandemia no los gasten por temor a ir a lugares repletos de gente, a usar el transporte público y a emprender viajes al extranjero.

Tampoco se espera que crezcan rápidamente las ventas de automóviles nuevos, las reservas vacacionales ni las visitas a restaurantes.

El cálculo que aseguradora alemana Allianz es que para fines de 2020 los consumidores europeos tengan 400 mil millones de euros en ahorro adicional, el equivalente al 3 por ciento de la economía de la UE.

La compañía dice que la incertidumbre económica generalizada está remodelando los patrones de gasto y de ahorro de las personas.

Cómo impactará la crisis del coronavirus en los banco de inversión

Ahorro: invertir en bonos soberanos

La visión positiva de esto es que algunos dicen que la tendencia a un mayor ahorro podría hacer que se destinen más fondos a invertir en bonos soberanos, ayudando a respaldar las enormes deudas que muchos países acumularon para responder a la pandemia.

El BCE espera que los niveles de deuda de los gobiernos europeos aumenten en aproximadamente 20 puntos porcentuales del PIB como resultado de la crisis del coronavirus.

La esperanza es que buena parte del ahorro compre esta deuda.

EPF-organic

EXCLUSIVAEl País Financiero

Las lucrativas oportunidades de inversión post-COVID-19

El equipo de analista financieros de EL PAÍS FINANCIERO comparte las mejores oportunidades de inversión única y exclusivamente con sus suscriptores.

Únete completamente gratis a nuestra lista de suscriptores y descubre las irrepetibles oportunidades de inversión que esta crisis global ha dejado para los inversores más hábiles.


Tus datos personales serán tratados con absoluta confidencialidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here