(Tiempo de lectura: 3 min)

El avance del ritmo de vacunación en España y Europa pronostican una mayor recuperación económica en los próximos trimestres del año. Sin embargo, los directivos españoles todavía son escépticos ante la recuperación económica del país. Al menos así lo asegura el II Barómetro Badenoch + Clarck sobre Liderazgo Directivo en España. El informe, publicado por The Adecco Group Institute, asegura que las perspectivas de crecimiento económico para España de los directivos del país son todavía moderadas. Según los datos del informe, el 29,9% de los directivos españoles consideran que no se recuperará el PIB de España previo a la pandemia hasta el 2024. A este porcentaje, se le suma un 25,8% de directivos que consideran que en 2022 se podría consolidar la recuperación económica de España.

De hecho, tan solo un 3,8% de los directivos españoles encuestados consideran que en este 2021 se podrá recuperar todo el terreno perdido en 2020 en materia económica. Y un considerable 20,6% de los encuestados creen que los efectos positivos en la economía española no se estabilizarán hasta dentro de cinco años.

De este modo, los directivos españoles son más pesimistas que los principales órganos macroeconómicos internacionales y españoles. Los directivos también son escépticos ante las previsiones que aseguran que la economía española será la que más crecerá de la Unión Europea este 2021. El 60% de los directivos españoles consideran que la evolución de la economía de España a corto y medio plazo será inferior a la media de los países de la UE, según el estudio. Las previsiones del Banco de España auguran que los crecimientos del PIB conseguidos en 2021 y 2022 permitirán recuperar la caída del PIB registrada en 2020. Por el contrario, solo el 7,6% de los directivos creen que España crecerá más que la UE.

Talento, formación y flexibilidad: las aptitudes decisivas para el futuro económico del país

El Barómetro Badenoch + Clarck también recoge la opinión de los directivos en materia de aptitudes empresariales. Los directivos consideran que el talento, la formación y la flexibilidad con los empleados serán elementos clave para el buen desarrollo de la actividad empresarial en los próximos años. En cambio, el porcentaje de directivos que considera que la digitalización será clave para mejorar la competitividad de la empresa es mucho menor: Solo un 18,9% de los encuestados identifican la transformación digital como un elemento central para su negocio a corto plazo.

La flexibilidad de los empleados se vislumbra como un factor clave para mejorar los resultados empresariales. Sin embargo, los directivos consideran que las nuevas formas de trabajo impuestas por la Covid-19 han afectado seriamente a la productividad de sus empresas. Más concretamente, según los datos del informe, dos de cada tres directivos de España aseguran que las medidas de restricción impuestas por la Covid-19 han afectado a la productividad de sus trabajadores.

Según los datos del informe, los directivos españoles han tomado numerosas medidas para combatir los estragos económicos de la Covid-19. La principal medida que se ha tomado es diversificar o reinventar el modelo de negocio. Un 50,3% de los directivos encuestados aseguran que en 2020 han modificado el modelo de negocio de su empresa. Además, un 16,8% de los directivos encuestados aseguran que han reducido su numero de empleados, y un 16,1% han aplicado reducciones de horas de trabajo y de personal. En cambio, un 10,1% de los directivos aseguran que han ampliado su plantilla, y el 6,7% han aplicado recortes salariales.

 

Las grandes empresas, las que más número de empleos han destruido

Las estrategias de los directivos para combatir los efectos económicos de la pandemia también varían según el tamaño de la empresa. Los datos del barómetro muestran que las grandes empresas son las que más han apostado por reducir su capital humano. Más concretamente, un 27% de las grandes empresas del país habrían destruido empleo durante el 2020, según el barómetro. El porcentaje es menor en el caso de las empresas medianas (17%), pequeñas empresas (23%) y microempresas (21%).

En cambio, las empresas más pequeñas han apostado más por la reducción de horas de trabajo y diversificar el modelo de negocio. El 72% de los empresarios de microempresas han apostado por diversificar su negocio. Un porcentaje que en el caso de las grandes empresas se reduce hasta el 60%. Por otro lado, las empresas medianas son las que han sido capaces de ampliar su capital humano: un 20% asegura que ha contratado nuevo personal en los últimos doce meses. Un porcentaje muy superior al de las microempresas (5%) y las pequeñas empresas (12%).

Los directivos reclaman mejor acceso a la financiación y ayudas para la digitalización del negocio

Los reclamos a la administración pública de los directivos españoles recogidos por el barómetro son unánimes: El 51,5% de los directivos aseguran que el acceso a la inversión, financiación y crédito durante los peores meses de pandemia podrían haber sido mucho mayores de lo que han sido. Los directivos también reclaman, de forma mayoritaria, mayores ayudas para la digitalización del negocio, mayor formación en tecnología y la formación en soft skills de sus empleados.

La petición de mejores y mayores facilidades de acceso a la financiación es altamente mayoritaria en microempresas y pequeñas empresas, y menos enfática en grandes empresas. Las grandes empresas apuestan más por ayudas públicas para la digitalización del negocio y la formación en tecnología. En cambio, la petición en formación en soft skills es mayoritaria entre las empresas medianas.

En cambio, sí hay unanimidad en las habilidades directivas para salir de la crisis económica: capacidad de adaptación, motivación, resolución de problemas e inteligencia emocional son las soft skills identificadas por los directivos españoles.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here