(Tiempo de lectura: 3 min)

Con la aprobación de ambos consejos directivos, Caixabank y Bankia tienen el camino libre hacia la fusión de activos. La novedad ocurre luego de meses de negociaciones.

Aunque resta saber la decisión final del organismo que regula la competencia, es un hecho que la unión estratégica ya está en marcha.

Los consejos de Bankia y CaixaBank han votado a favor de la fusión este jueves, por lo que sólo resta que se haga público el precio y los detalles del canje de acciones. Esto se conocerá este viernes 18 de septiembre, según dijeron ambas entidades.

De esta forma, queda activada de manera oficial la creación del nuevo banco, algo que podría terminar de concretarse antes de fin de año, y la casi completa salida del Estado de Bankia, de la que posee casi el 62 por ciento a través del fondo de reestructuración que rescató a la entidad madrileña en 2012.

Con esta compra, Caixabank se ubicará al tope de los bancos de origen español, sobre el Santander y el BBVA, ya que los protagonistas de la fusión son, hasta ahora, la tercera y cuarta entidad financiera del mercado.

CaixaBank, desde hace años, ha ido sumando activos con la adquisición de bancos y cajas regionales más pequeñas.

Se calcula que la unión Caixabank-Bankia, un viejo sueño de Isidro Fainé –presidente de la entidad catalán–, tenga el 25 por ciento de cuota de mercado. 

Caixabank

Caixabank será el mayor banco de España

Si bien las negociaciones por un acuerdo de fusión comenzaron en 2019, la crisis del coronavirus apresuró todo ante la complicada realidad del sistema bancario europeo.

Los expertos aseguran que este acuerdo será sólo la punta del iceberg de una serie de adquisiciones y fusiones en toda Europa.

El mismo Banco Central Europeo lo viene advirtiendo desde hace varios meses, argumentando que será la única manera que algunos bancos tendrán para salir de la crisis.

Entre las confirmaciones, ya se sabe que la entidad operará con la marca CaixaBank y que tendrá su sede central en Valencia (se mudó luego del intento de declaración de independencia de Cataluña y la crisis que se desató por el referéndum), aunque seguirá habiendo dos edificios operativos en Madrid y Barcelona.

El banco que liderará el sector tendrá activos calculados en unos 665 mil millones de euros, con cerca de 6.800 sucursales y algo más de 51 mil empleados. Ah, y un detalle importante: 20 millones de clientes.

Otro dato: con los 665 mil millones en activos, ahora Caixabank será el décimo banco de Europa.

¿Cuáles son los desafíos del nuevo banco? Por un lado, la crisis que dejará el Covid-19, entre ellos, las tasas de interés por el piso y la alta morosidad.

Por otra parte, hay que ver cómo se acomoda en el nuevo escenario de tres gigantes: Caixabank, BBVA y Santander.

En esa pelea, será clave el desarrollo que logre en nuevas tecnologías, algo que a las entidades crediticias más antiguas se les ha complicado, no sólo en España, sino en todo el mundo.

El tamaño de la nueva entidad obligará a Caixabank a hacer recortes. Todo indica que reducirá la plantilla y que cerrará cerca de 1.900 sucursales.

Bancos de Europa

Si bien no se han dado detalles respecto de la estrategia de recorte, es evidente que una de las maneras de ahorrar del nuevo banco será a partir del cierre de sucursales cercanas y oficinas próximas que cumplan funciones similares.

También la unión de áreas semejantes terminará, con seguridad, en la salida de puestos que se vean duplicados. 

Se espera que este tipo de situaciones se den en sectores como recursos humanos, por ejemplo.

No hay que dejar de ver que la pandemia de coronavirus está golpeando como nunca a la economía de España, que sufre una caída del producto interno bruto sin precedentes en las últimas décadas.

De acuerdo con estimaciones del Banco de España, el retroceso del PIB español podría ser del 12,6 por ciento este año, y podría acentuarse si los nuevos brotes se multiplican.

Según se hizo público, el flamante consejo de administración que liderá la nueva entidad crediticia tendrá 15 miembros, uno de ellos será un consejero del Estado.

En la silla de una de las presidencias estaría sentado José Ignacio Goirigolzarri, quien actualmente es el presidente de Bankia. En cuanto a la dirección ejecutiva, el puesto sería ocupado por Gonzalo Gortázar, consejero delegado de Caixabank.

EPF-organic

EXCLUSIVAEl País Financiero

Las lucrativas oportunidades de inversión post-COVID-19

El equipo de analista financieros de EL PAÍS FINANCIERO comparte las mejores oportunidades de inversión única y exclusivamente con sus suscriptores.

Únete completamente gratis a nuestra lista de suscriptores y descubre las irrepetibles oportunidades de inversión que esta crisis global ha dejado para los inversores más hábiles.


Tus datos personales serán tratados con absoluta confidencialidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here