(Tiempo de lectura: 2 min)

Las ventas de vehículos de Ford Motors en los Estados Unidos se están recuperando, después de que la escasez de microchips semiconductores pusiera al borde del cierre a casi todas las empresas automotrices del mundo este año.

El balance de producción del fabricante de autos estadounidense muestra una mejor perspectiva con respecto a los meses anteriores. El miércoles la compañía informó que sus ventas en octubre fueron de 175,900 vehículos nuevos.

Significa que Ford vendió 4% menos que en el mismo período de 2020, pero ha logrado detener la pérdida que venía experimentando hace unos meses atrás. Octubre fue el mejor mes en ventas por volumen desde abril. 

Ford se recupera de las pérdidas

Por otro lado, es la primera vez desde el mes de mayo que la compañía no reporta una pérdida mensual con respecto a los números del año pasado. “Hasta junio de este año, las ventas minoristas de Ford aumentaron un 10,7%”, señaló el vicepresidente de ventas de Ford en Estados Unidos y Canadá, Andrew Frick.

“Con inventarios limitados y tasas de rotación récord en el segundo trimestre, hemos estado trabajando en estrecha colaboración con nuestros distribuidores para recopilar pedidos minoristas, que se multiplicaron por 16 con respecto al año pasado”, agregó. 

La compañía declaró que los inventarios de vehículos, que han caído a mínimos históricos como consecuencia de la escasez de microchips, en esta oportunidad vieron un aumento de 7,000 unidades en relación con la producción de septiembre que fue de 243,000 automóviles y camionetas.

De acuerdo con las cifras que maneja Cox Automotive, las ventas de Ford en octubre fueron superiores al promedio de la industria. Según las previsiones de la firma especializada en investigación de la industria automotriz, las ventas de autos nuevos en los EE. UU. en octubre cayeron un 21% aproximadamente en comparación con el mismo mes del año anterior. 

Las expectativas iniciales de Cox preveían un descenso de 30%. En comunicado, Cox explicó que “el mercado todavía está experimentando un inventario muy bajo y, en consecuencia, bajos incentivos, pero lo peor probablemente ya pasó”.

Aumento de la guía de ganancias para este año

Ford hace reportes mensuales de las ventas de vehículos nuevos junto con un grupo de fabricantes. Mientras que otras compañías automotrices como General Motors y Stellantis (que sustituyó a la marca Fiat Chrysler) hacen solo reportes trimestrales de ventas.

Estos resultados de ventas de Ford se dan a conocer una semana después que la empresa informó sus resultados para el tercer trimestre, duplicando los pronósticos de ganancias de Wall Street. 

El fabricante aumentó su guía de ganancias ajustadas para todo el año. Pasó de un rango de entre US $9,000 millones y US $10,000 millones a US $10.5 mil millones – US $11.5 mil millones.

Al igual que los demás fabricantes, Ford sigue en la incertidumbre con respecto a la producción y suministro confiable de los microchips que requieren sus vehículos. Sin embargo, el director financiero de la empresa, John Lawler afirmó la semana pasada que espera que la crisis se atenúe.

La empresa espera que la escasez de chips se mantenga durante 2022, e incluso hasta 2023, pero en menor grado. Ford también prevé un aumento de sólo el 10% en los volúmenes de autos al por mayor en 2022, en comparación con la producción de este año. 

La escasez de semiconductores sigue golpeando a la industria automotriz mundial. Las fallas en las previsiones de las empresas fabricantes de chips junto con la escasez de materias primas y los problemas de producción y transporte dejados por la pandemia afectaron toda la cadena de suministro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here