(Tiempo de lectura: 2 min)

 

Las sucursales bancarias españolas empezaron la semana abriendo nuevamente sus oficinas y reincorporando a los trabajadores a sus respectivos puestos de trabajo. Este proceso de desescalada coincide con el paso de varias provincias a la primera fase del desconfinamiento por la pandemia de coronavirus.

Bancos como Santander y BBVA reabrieron sus sucursales este lunes, permitiendo que su nómina se reintegre gradualmente. No obstante, los empleados de las sedes corporativas continuarán trabajando en modalidad a distancia mientras las medidas de confinamiento se flexibilizan.

Este regreso a la “nueva normalidad” se hará de manera ordenada y gradual, siguiendo las indicaciones de las autoridades sanitarias. También serán aplicados los protocolos de protección para empleados y clientes por igual.

Cada oficina bancaria contará con una menor cantidad de trabajadores, de modo que puedan turnarse a la hora de acudir a sus puestos de trabajo. En cambio, los servicios centrales todavía usarán la modalidad de teletrabajo.

No todas las entidades bancarias seguirán el mismo plan. Cada una seguirá sus propias estrategias para estabilizarse. Algunas prefirieron suspender la mayor parte de su red, mientras que otras siguieron trabajando con el 90% de sus sucursales durante el estado de emergencia, para así asegurar el acceso a los servicios dentro de los municipios en los que operan.

Las decisiones de las entidades bancarias

BBVA, uno de los primeros bancos en España en reubicar a su personal fuera de Madrid para resguardarlos del brote de coronavirus, anunció que unos 200 empleados con funciones críticas en su centro corporativo regresarán a las oficinas esta semana. 

Sin embargo, el banco aclaró que el 98% de la nómina  de su sede central en España, compuesta por un aproximado de 7.000 trabajadores, continúan laborando a distancia. 

Entre la semana pasada y finales de esta semana, BBVA reabrió un total de 250 sucursales en España. Además, unos 3.300 empleados de su red de oficinas en España, el 21% de la plantilla total, ya estarán en sus puestos de trabajo habituales.

Por otro lado, en el Santander alrededor de 10.000 trabajadores pertenecientes a los centros corporativos de España sigue trabajando desde casa. Desde este lunes, 189 oficinas están abiertas al público. Con ello, hasta ahora 1.900 sucursales han abierto nuevamente sus puertas, representando alrededor del 60% del total en España.

Asimismo, el banco Sabdell abrió otras 146 oficinas, pasando del 70% al 77% de sucursales operativas, con un total de 1.441. El 65% de su nómina, unos 11.140 trabajadores, hará teletrabajo. Los 6.000 restantes asistirán a sus puestos de trabajo habituales, manteniendo turnos rotativos y la flexibilidad horaria.

Por otro lado, Caixabank, el tercer banco español que mantuvo abierta el 90% de su red, espera que el 75% de su personal de sucursales esté ya de vuelta frente al 60% actual para finales de mayo. No obstante, la entidad financiera asegura que el trabajo a distancia seguirá siendo la opción preferida para la plantilla de su sede.

También el 90% de las oficinas de Bankia han permanecido con sus puertas abiertas. De igual forma, el banco está elaborando un plan para el regreso al trabajo de forma gradual, tanto en oficinas como en servicios centrales. Este debería ejecutarse durante la segunda mitad de mayo.

EPF-organic

EXCLUSIVAEl País Financiero

Las lucrativas oportunidades de inversión post-COVID-19

El equipo de analista financieros de EL PAÍS FINANCIERO comparte las mejores oportunidades de inversión única y exclusivamente con sus suscriptores.

Únete completamente gratis a nuestra lista de suscriptores y descubre las irrepetibles oportunidades de inversión que esta crisis global ha dejado para los inversores más hábiles.


Tus datos personales serán tratados con absoluta confidencialidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here