(Tiempo de lectura: 4 min)

La contratación por parte de las empresas ha vivido, durante la época de confinamiento, una de sus peores registros de la historia con una caída sin precedentes de las ofertas de empleo. Durante los meses de abril y mayo las ofertas de empleo bajaron cerca de un 70% durante los dos meses posteriores a la declaración del Estado de Alarma por parte del Gobierno español. Así lo asegura un informe presentado por los portales de empleo Infoempleo y Grupo Adecco.

El informe, realizado a través de una encuesta a 15.000 empresas y candidatos, ha analizado más de 400.000 vacantes de empleo en España durante las semanas posteriores a la declaración del Estado de Alarma. Y los datos son desoladores. El informe tan concluye que entre el 15 de marzo y el 15 de mayo en España se publicaron 69.000 ofertas de empleo. Una cifra que queda muy lejos de las más de 230.000 ofertas que se presentaron en 2019 durante el mismo periodo.

Así, las repercusiones de la Covid-19 en el mercado laboral español no solo se  notaron en la destrucción de empleo, sino también en la incapacidad de generar empleo nuevo. Por sectores, la hostelería y el turismo fueron los que menos vacantes de empleo presentaron durante los meses de confinamiento. Según el informe las ofertas laborales relacionadas con el turismo se desplomaron un 90,2%. Pero también el sector servicios y la industria sufrieron desplomes en la demanda de personal sin precedentes. El informe constata que la contratación en la industria del automóvil se redujo un 85,4%, en la industria del metal un 84,6% y en la distribución mayorista un 84,6%. El informe  solo detecta un incremento de la contratación en un sector: las empresas de reparto y mensajería, donde la oferta se incrementó un 150%.

El perfil de repartidor supuso el 5,3% del total de vacantes presentadas durante el confinamiento

Para constatar la magnitud del desplome de las ofertas de empleo en España durante el confinamiento, basta con ver el peso que tuvieron ciertos sectores en el total de vacantes. Así, el perfil de repartidor acaparó el 5,3% de todas las ofertas de empleo generadas entre el 15 de marzo y el 15 de mayo de 2020 en España. Otro perfil también demandado fue el de profesor, con un total del 5,2% de las vacantes publicadas. Entre dos perfiles profesionales se acaparó cerca del 10% de toda la oferta de empleo de España.

Otros perfiles laborales relacionados con los servicios esenciales también tuvieron oferta de empleo durante los meses de confinamiento. El informe detecta una demanda de trabajadores con perfiles como operarios, mozos de almacén, operarios de limpieza, teleoperadores, auxiliares de geriatría, técnicos de mantenimiento y enfermeros. Cabe destacar que el informe analiza la contratación privada realizada por las empresas durante los meses de confinamiento. Por ese motivo, no se refleja el auge de la contratación pública en perfiles de trabajadores sanitarios y socio sanitarios.

Según el informe, Las Baleares, Catalunya y el País Vasco fueron las tres Comunidades Autónomas más afectadas por la reducción de ofertas de empleo durante los meses de confinamiento. Sin embargo, cabe destacar que son territorios con una oferta de empleo superior a la media española, por su peso de la actividad empresarial, industrial y turística. En todo caso, el informe refleja que la contratación en Baleares se desplomó un 82,1%, en Catalunya lo hizo un 77,1% y en el País Vasco un 74,8%. Por el contrario, Extremadura fue la Comunidad Autónoma de España done menos ofertas de empleo se destruyeron. En concreto un 49%, según el informe.

La oferta de empleo en España rompe una racha de siete años de registros positivos

El desplome de las ofertas de empleo debido a la pandemia rompe con una racha de siete años consecutivos con registros positivos en ofertas laborales. El informe concluye que en 2019 el número de vacantes laborales en España creció un 10,2% interanual. Un crecimiento que se venía produciendo desde 2013 sin excepción. Y a pesar de que el informe concluye que las tasas de los próximos meses en relación a la creación de nuevo empleo serán mejores, las empresas no se muestran optimistas de cara al futuro inmediato.

El informe concluye que las repercusiones económicas derivadas de la Covid-19 son a día de hoy la principal preocupación de los empresarios españoles. De hecho, el informe constata que la pandemia ha dejado de lado las preocupaciones a nivel de talento y contratación para las empresas. De esta forma, según el barómetro, antes de la pandemia, los principales temores de las compañías pasaban por el desajuste de profesionales y la escasez del talento para cubrir sus necesidades profesionales. En cambio, ahora las preocupaciones de las empresas se centran en el funcionamiento de la economía, la incertidumbre política y las consecuencias de la pandemia.

Y esta reducción drástica de las ofertas de empleo se debe principalmente a un parón prácticamente absoluto de la actividad empresarial en abril y mayo. De acuerdo con las conclusiones del informe,  el 50% de las empresas redujeron su actividad entre un 25% y un 75% durante los dos primeros meses de confinamiento. Por el contrario, tan solo un 12,4% de las compañías aseguran haberse mantenido estables a nivel de actividad. El porcentaje de empresas que declaran haber crecido en el segundo trimestre de 2020 es residual, tan solo un 5,5%. Entre las empresas que han crecido, destacan las de los sectores de logística, sanidad, TIC y alimentación.

Sólo el 30% de las empresas contratarán nuevo personal en 2020

El poco optimismo generado entre los empresarios hace prever un escenario poco alentador para la contratación. A día de hoy tan solo el 30% de las empresas de España tiene previsto contratar nuevo personal durant el 2020. Esta cifra es prácticamente 60 puntos menos que las registradas en el mes de febrero de este mismo año. Además, el informe constata que los planes de reducción de personal se han disparado en España, con un crecimiento del 40% en el primer semestre de 2020. Por otro lado, el 29% de las empresas se plantean hacer recortes salariales este mismo año, mientras que un 15% no descarta la solicitud de un nuevo ERTE para paliar las pérdidas originadas durante este ejercicio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here