(Tiempo de lectura: 3 min)

Coca-Cola informó este martes 21 de julio su mayor caída en los ingresos trimestrales en al menos 25 años.

Si no estuviéramos envueltos en una pandemia inédita, se podría decir que es un verdadero desastre para una de las compañía más exitosas del mundo.

Sin embargo, hay luz al final del túnel, según lo reconocen en la empresa con sede en Atlanta, Estados Unidos: la demanda mejorará a medida que se reduzcan los confinamientos y los cierres globales de las fronteras.

El CEO de Coca-Cola, James Quincey, asegura en un comunicado adjunto al informe contable del segundo trimestre fiscal que la compañía que dirige empeorará sus números en el tercer trimestre (probablemente el más difícil del año), para luego retomar una senda alcista.

Teniendo en cuenta esas mejores perspectivas, es lógico que la reacción de los mercados no hayan sido tan malas: las acciones de la compañía subieron un 1 por ciento en las primeras operaciones del martes de Wall Street.

Según el comunicado de la empresa, el volumen global de ventas cayó un 16 por ciento en el trimestre que finalizó en junio, pero la compañía reportó signos de mejora en la demanda posterior, a medida que se redujeron los bloqueos.

Hay que recordar que Coca-Cola anunció a fines de junio que pausaría toda la publicidad en las redes sociales durante 30 días como parte de su estrategia de reducción de costos.

Coca-Cola en detalle

Los datos “duros” de la empresa dicen que tuvo ganancias por acción de 42 centavos, frente a los 40 centavos esperados por los analistas encuestados por Refinitiv.

Los ingresos totales, en tanto, alcanzaron los 7.200 millones de dólares, casi idénticos a los esperados por los expertos, pero un 28% por ciento por debajo del mismo periodo del año previo.

Los ingresos orgánicos, en tanto, que no tienen en cuenta el impacto de los cambios de moneda, las adquisiciones y las desinversiones, cayeron un 26 por ciento en el trimestre. Las ganancias netas, 33 por ciento menores.

Si bien todo el trimestre fue negativo para Coca-Cola, lo cierto es que hubo diferencias sustanciales entre los distintos meses. 

Por ejemplo, el volumen de ventas cayó un 25 por ciento en abril, pero sólo un 10 por ciento en junio. Incluso en lo que va de julio, la compañía dice que sólo retrocedió 0,5 por ciento. Siempre en la comparación interanual.

La compañía atribuye esto a que con el paso de la pandemia y el avance del desconfinamiento, mejoraron las ventas fuera de los hogares, que habitualmente representan la mitad de sus ingresos.

Al mismo tiempo, se sostuvieron altas las ventas de bebidas para llevar al hogar, en especial en supermercados y grandes superficies comerciales.

Desglosando los distintos productos, Coca-Cola dice que el volumen de venta de refrescos o bebidas gaseosas cayó un 12 por ciento entre abril y junio. En el caso de su marca insignia (Coca-Cola, obviamente), la baja fue del 7 por ciento.

La demanda de Coca-Cola Zero Sugar, que había sido el sostén de las ventas de la marca en los últimos trimestres, cayó un 4 por ciento.

El reporte completo de Coca-Cola, en PDF.

Otros segmentos de bebidas se vieron aún más afectados. Veamos:

  • El volumen de té y de café cayó un impresionante 31 por ciento, en gran parte debido a los cierres temporales de casi todos los Costa Coffee de Europa.
  • Por la caída de la actividad física y deportiva durante los confinamientos, el agua mineral y las bebidas deportivas disminuyeron en un 24 por ciento sus ventas.
  • También cayó el volumen de comercialización de jugos, lácteos y bebidas de origen vegetal. Entre las tres familias de productos: 20 por ciento abajo del año anterior.

PepsiCo también está en problemas

A comienzos de julio, una de las mayores rivales de Coca-Cola, PepsiCo, también dio a conocer sus malos resultados por la pandemia de Covid-19.

En el caso de PepsiCo, la fuerte baja en la venta de bebidas se disimuló, en parte, por la mejora en la comercialización de otros productos, básicamente de snacks, que incluso mejoraron su performance interanual.

PepsiCo

La merma en las bebidas se debió, como en el caso de Coca-Cola, a que los bares, restaurantes, hoteles y centros de entretenimientos se mantuvieron cerrados en los momentos más cerrados de los confinamientos por la pandemia.

Estos son los canales de venta más importantes para estos productos.

En el caso de Pepsi, Ramón Laguarta, el CEO de la compañía, reconoció que la firma ya llega erogados casi 400 millones de dólares en costos directos para soportar la emergencia del coronavirus. En la lista, el directivo incluyó al conjunto de implementos necesarios para la protección del personal.

Aunque la venta de Pepsi (el refresco en todas sus variantes) cayó, mejoró notablemente la comercialización de las marcas que forman parte del portfolio de la compañía, como Quaker Foods, por ejemplo, que reportó una mejora de cerca del 25 por ciento en sus ingresos en el segundo trimestre de 2020.

Esto ocurrió porque las personas, confinadas, apelaron a la compra de más productos para el desayuno.

Frito-Lay, otra marca del ecosistema PepsiCo, también se advirtió una suba importante de al menos el 6 por ciento en las ventas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here