(Tiempo de lectura: 4 min)

Las exportaciones de China también se han visto gravemente afectadas por el impacto de la Covid-19 en el comercio exterior, produciendo una caída del 3,2% durante el primer semestre de 2020. Así lo publicó ayer la Administración General de Aduanas del ejecutivo chino. Según los datos facilitados, el comercio exterior chino ha alcanzado los 14,24 billones de yuanes (unos 1,8 billones de euros) durante los primeros seis meses del año.

Sin embargo, el comercio exterior de China parece volver a tasas positivas en el mes de junio con la reapertura de varias vías de comercio internacional. Más concretamente, el Gobierno de China ha informado de un crecimiento del 0,5% en las exportaciones durante el mes de junio. La cifra contrasta con la caída de las exportaciones registrada en el mes de mayo (-3,3%) e incluso con las previsiones del propio gobierno de China, que pronosticaba una caída del 1,5% en las exportaciones durante el sexto mes del año.

Por otro lado, en el mes de junio las importaciones realizadas por China también subieron, y lo hicieron con un notable 2,7%. La tasa positiva de importaciones contrasta con la caída del 16,7% del mes de mayo. En global, la economía china ha caído un histórico 6,8% durante el primer semestre de 2020, pero el incremento de las exportaciones y las importaciones en el mes de junio hacen prever una tendencia de reactivación de la economía del gigante asiático.

Durante el primer semestre de 2020, las ventas al exterior de China se situaron en 7,7 billones de yuanes, lo que supone cerca de 1 billón de euros. En todo caso, China ha logrado algo que prácticamente ningún país ha conseguido durante los meses de pandemia: conseguir superávit comercial de 150.000 millones de euros.

China deja atrás los peores meses de la pandemia

La economía de China fue la primera en verse afectada por el impacto de la Covid-19. Durante los dos primeros meses de 2020, las exportaciones de China se desplomaron un 15,9%. Entre los meses de enero y febrero las importaciones también bajaron hasta el 2,4%. La paralización de la actividad productiva y comercial del gigante asiático produjo un impacto en su economía sin precedentes. Sin embargo, seis meses después del orden de confinamiento y paralización de la actividad económica, China vuelve a registrar tasas positivas.

En tan solo cuatro meses China ha pasado de registrar un déficit comercial de 5.500 millones de euros a conseguir un superávit comercial de más de 150.000 millones. Y el incremento de la balanza comercial china se debe principalmente a la reanudación de la actividad comercial con Europa. Por el contrario, la balanza comercial con Estados Unidos se ha desplomado considerablemente. Las exportaciones de China con el país norteamericano se han reducido un 8,1% durante el primer semestre de 2020. En cambio, las importaciones de bienes estadounidenses a China ha caído menos, solo un 1,5%.

Este desplome de la actividad comercial con Estados Unidos ha provocado que las importaciones de China avancen con mayor celeridad que las exportaciones. Así, en el mes de junio, las exportaciones de China han aumentado un 4,3%, mientras que las importaciones lo han hecho un 6,2%.

El sector servicios de China acelera a un ritmo sin precedentes

Pero la recuperación económica de China es todavía más pronunciada en el sector servicios. Ante un leve repunte del sector industrial, destaca el acelerón producido por el sector servicios en el mes de junio. El Índice de Gestores de Compras (PMI) se situó en el mes de junio en los 58,4 puntos. La cifra supone el mejor dato del sector servicios de China desde el 2010 y un incremento de 3,4 puntos con respecto al mes de mayo de este mismo año.  En este sentido, también destacan las exportaciones del sector servicios de China. Los pedidos internacionales crecieron al mayor ritmo de la última década. Este dato contrasta con la pérdida de empleo que ha registrado la economía china en el sector servicios.

Otro indicador que muestra la recuperación de la economía de China lo encontramos en el índice de confianza de las empresas. En el mes de mayo la confianza de las compañías alcanzó su máximo de los últimos tres años tras meses de pérdida de confianza. Esta subida también se explica por el auge de la actividad del sector textil y manufacturero del gigante asiático. En el mes de junio la producción manufacturera de China subió casi un punto, registrando máximos en 2020.

El desempleo de China, el principal reto para la reactivación económica

Pero a pesar delos buenos indicadores en exportaciones y actividad económica registrados en junio en China, el contexto económico dista mucho del existente antes de la pandemia. El principal impacto de la pandemia en la economía asiática se ha visto reflejado en un aumento sin precedentes del desempleo. El gobierno de China cifra la tasa de desempleo en un moderado 5,9%. Un porcentaje discreto que no contempla el paro en zonas rurales por falta de información. En este sentido, un informe de la empresa asiática Zhongtai Securities calcula que la tasa de desempleo en China, contando las áreas urbanas y rurales, podría rozar el 20%. Un porcentaje jamás visto en la economía china y que podría provocar un nuevo éxodo de población de zonas rurales hacia las urbes.

El principal motivo de la destrucción de empleo en China lo encontramos en la caída del PIB en más de un 6% durante el primer semestre del año. Y a pesar de que las previsiones apuntan a  que la economía china podría cerrar el 2020 con un crecimiento del 4%, este puede no ser suficiente para recuperar el empleo destruido. De hecho, si se cumpliera el crecimiento del 4% supondría la mayor desaceleración de la economía asiática de los últimos 30 años.  Además, el impacto de la Covid-19 dejaría atrás los registros de crecimiento superiores al 10% obtenido entre 2005 y 2010 y que permitieron crear empleo.

Además, el contexto de guerra comercial con Estados Unidos pone en riesgo la evolución favorable de las exportaciones chinas, que precisa de altos superávits en la balanza comercial para poder crear empleo estable.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here