(Tiempo de lectura: 2 min)

La industria de automóviles mundial está en un complicado proceso de reestructuración.

El crecimiento del segmento eléctrico y de los vehículos autónomos ha sido geométrico y las grandes compañías tradicionales están en procesos de reorganización.

Esta semana se han producido distintas novedades de gigantes de la industria como Ford y Volkswagen.

La compañía estadounidense, por parte, anunció algo que no estaba haciendo: publicará mensualmente sus ventas de vehículos después de que el nuevo director ejecutivo de la compañía, Jim Farley, le prometiera a Wall Street una “mayor transparencia”.

Esto ocurre luego de que el mercado se sorprendiera porque las ventas de vehículos de Ford cayeron casi 6,2 por ciento durante octubre.

En Volkswagen, en tanto, su director ejecutivo, Herbert Diess, dijo que cambiará su estrategia para mantener el impulso de la inversión para desarrollar automóviles eléctricos y autónomos.

Parte del objetivo es compensar la pérdida de ingresos causada por la pandemia de coronavirus.

Las ayudas del gobierno para el sector automovilístico irán destinadas a “impulsar su competitividad” y a relanzar la demanda interna. Ford.

Ford y la transparencia

Volviendo a Ford Motor, la decisión de dotar de más transparencia a sus datos se toma más de un año después de que el fabricante de automóviles de Detroit decidiera publicar sólo sus números trimestrales. 

Esta fue una estrategia que también habían adoptado General Motors (su rival directo en la región de los Grandes Lagos) y otros fabricantes de automóviles relevantes, como Fiat Chrysler y Volkswagen.

Toyota y Honda, sin embargo, lo mismo que otras compañías, continuaron reportando ventas por mes.

El retorno a los reportes mensuales se decidió para brindar a los inversores “actualizaciones más frecuentes” sobre las ventas y el inventario de los concesionarios durante la pandemia, pero se descuenta que continuará.

La idea de reducir a sólo cuatro informes anuales no había caído nada bien en Wall Street.

Farley está debutando en Ford luego de haber reemplazado desde octubre pasado a su predecesor, Jim Hackett.

Ford había argumentado en 2019 que cambiar a los resultados de ventas trimestrales les iba a dar a los inversores un informe “más amplio y preciso” sobre las ventas de la empresa. Pero en Wall Street lo tomaron como un intento de maquillar datos.

Las ventas de Ford en octubre cayeron fundamentalmente por el retroceso en los sedanes que la compañía decidió dejar de fabricar.

También se registraron bajas notables en las ventas de sus camionetas Transit y en las F-Series.

En este último caso, el fenómeno estuvo relacionado con las reducciones en las ventas de flotas para empresas debido a la pandemia de coronavirus. Las perspectivas indican que será el mercado que primero se recuperará.

Volkswagen y el futuro

En el caso de Volkswagen, la información de esta semana es que está preparando un nuevo megaplan que apunte a fortalecer su presencia en la fabricación, inversión y venta de automóviles eléctricos y autónomos.

Diess, en una conferencia ante periodistas este 5 de noviembre, dijo también que no se prevé que las ventas en ningún mercado se recuperen a los niveles anteriores a la crisis hasta 2023.

La inversión anunciada por Seat despeja cualquier duda sobre el compromiso de la filial de Volkswagen con la fábrica de Martorell en Barcelona
Los cambios en VW pueden afectar a Seat.

Para compensar, Volkswagen reducirá su gama de modelos, un paso que tendrá implicaciones para algunas de las plantas que el fabricante tiene en todo el mundo para sus distintas marcas asociadas. 

La idea de la compañía alemana es duplicar las ventas de vehículos eléctricos en 2020 y volver a duplicarlas en 2021.

La electrificación, según Diess, incluirá a las marcas de nicho, como Porsche y Bentley, por ejemplo.

Bentley, de hecho, se convertirá en una marca exclusivamente eléctrica en los próximos cuatro años, dijo Diess.

En paralelo, Volkswagen profundizará su alianza con Alphabet y la unidad de conducción autónoma de Google, Waymo, para desarrollar un vehículo autónomo.

Volkswagen junto con Nissan-Renault y Toyota son las tres compañías que más vehículos venden en el mundo con algo más de 10 millones de unidades anuales.

Estos datos seguramente se verán afectados en 2020 como consecuencia del impacto del Covid-19.

EPF-organic

EXCLUSIVAEl País Financiero

Las lucrativas oportunidades de inversión post-COVID-19

El equipo de analista financieros de EL PAÍS FINANCIERO comparte las mejores oportunidades de inversión única y exclusivamente con sus suscriptores.

Únete completamente gratis a nuestra lista de suscriptores y descubre las irrepetibles oportunidades de inversión que esta crisis global ha dejado para los inversores más hábiles.


Tus datos personales serán tratados con absoluta confidencialidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here