(Tiempo de lectura: 3 min)

2020 no ha sido un buen año para la economía de España. El impacto de la pandemia generada por la Covid-19 ha producido estragos sin precedentes en el tejido económico, social y político de España. El parón económico producido durante los meses de marzo, abril y mayo, y las restricciones de movilidad y de actividad desde la llegada de la pandemia han destruido parte del tejido empresarial del país. Según los últimos datos del Ministerio de Empleo, España podría cerrar 2020 con un paro registrado cercano a los 4 millones de personas.

A la espera de conocer los datos del mes de diciembre, en noviembre el paro registrado llegó a los 3,85 millones de personas. La cifra supone un incremento de cerca de 700.000 personas respecto a los datos de 2019. De hecho, las cifras del paro de este 2020 hace retroceder la economía de España hasta 2015, el último año en el que se superaron los 4 millones de parados registrados.

Y la cifra del paro registrado de este 2020 podría ser superior si todas las personas afectadas por ERTES no pueden recuperar. Según los datos que maneja el propio Ministerio de Empleo, en noviembre se calculaba que cerca de 750.000 personas se encontraban todavía en situación de ERTE. Una cifra que, según el ejecutivo, “muestra una estabilización respecto a los datos de los meses anteriores, a pesar del incremento de las restricciones administrativas en buena parte de España”. Sin embargo,  la cifra es todavía suficiente como para pronosticar un crecimiento exponencial de la cifra de desempleo en España si dichos ERTES no se consiguen recuperar en puestos de trabajo. Y si bien se han podido recuperar cerca de 3 millones de puestos de trabajo afectados por ERTE, los pronósticos prevén un incremento del paro en España en 2021.

100.000 empresas en España podrían echar el cierre

Este impacto de la Covid-19 en las cifras el paro de España, también tienen una repercusión en el tejido empresarial del país. Un tejido empresarial que ha sufrido  los estragos de la pandemia desde hace más de nueve meses y que podría perder decenas de miles de empresas. A pesar de que todavía no se cuentan con cifras concretas sobre el número de empresas destruidas en 2020, el Banco de España pronostica que más de 100.000 empresas podrían haber cerrado permanentemente en España. Entre ellas, destacan las microempresas y las pequeñas y medianas empresas, que se han visto incapaces resistir al derrumbe de los ingresos.

De hecho, en julio ya se habían contabilizado 90.000 empresas destruidas en España. Un impacto que podría ser superior en la segunda mitad del año por las restricciones generadas por la segunda ola de la pandemia. Según datos de la Seguridad Social, en junio se contabilizaron 1,4 millones de empresas inscritas en la Seguridad Social. La cifra es inferior a las 1,5 millones de compañías contabilizadas en febrero, antes de la llegada de la pandemia.

Entre los sectores empresariales más afectados por la Covid-19 destacan el comercio, la hostelería y la restauración, la industria de la automoción, la cultura y la industria textil. De hecho, prácticamente todos los sectores económicos se han visto afectados. Sectores como el transporte comercial o las actividades comerciales tuvieron afectaciones más coyunturales, sobre todo durante los meses de confinamiento, pero que todavía no se han recuperado del todo.

España podría sumar 700.000 nuevos pobres este 2020

Los efectos de la pandemia en la economía de España durante el 2020 han tenido un impacto directo en la calidad de vida de los ciudadanos del país. Así lo  asegura un informe de la ONG Oxfam Intermón, que calcula que la pandemia podría generar 700.000 personas en situación de pobreza en España. El informe, titulado Una reconstrucción justa y necesaria es posible, alerta que España ya contaba con un porcentaje elevado de población en riesgo de pobreza, y se podría incrementar en los próximos meses. De hecho, Oxfam Intermón ya calculaba en julio que el 23% de la población española se encontraba en situación de riesgo de pobreza: un total de 10 millones de personas.

Por otro lado, el informe calculaba que este 2020 España cerraría con un total de 3 millones de personas pobres, lo que supone cerca del 7% de la población. La cifra es considerablemente superior a la registrada antes de la llegada de la Covid-19, cuando se calculaba una pobreza estructural de 2,5 millones de personas. Además, el informe alertaba de un incremento más acentuado de la pobreza entre las mujeres.

El incremento de la pobreza generada por la Covid-19 no se produce únicamente en España. Según la ONG la pandemia podría sentenciar a más de 500 millones de personas a una situación de pobreza severa. Y este incremento exponencial de la pobreza se prevé que siga incrementando en 2021, a pesar de la llegada de la vacuna. De hecho, la propia ONG alerta que el 90% de la población de los países pobres no tendrán acceso a la vacuna, por lo que los efectos de la pandemia se podrían cronificar e incluso acentuar. Oxfam Intermón identifica  África y Oriente Próximo como dos de los focos más preocupantes en relación a la pobreza en los próximos años.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here