(Tiempo de lectura: 4 min)

Las aerolíneas de bajo coste han conseguido adaptarse mejor a los efectos de la Covid-19, al menos durante los primeros seis meses de pandemia. Así lo asegura una investigación de la UOC que ha analizado los efectos a medio y largo plazo de las aerolíneas de bajo coste en los aeropuertos europeos. La investigación concluye que, a pesar de que la Covid-19 ha afectado en la movilidad y la facturación de todas las aerolíneas, las de bajo coste han conseguido menos impacto en sus cuentas.

Según los datos de la investigación, en el segundo trimestre de 2020 las aerolíneas han perdido un 80% de la facturación respecto al mismo periodo de 2019. Este hundimiento de la facturación ha supuesto la mayor crisis de la historia de las aerolíneas en el mundo. “La COVID-19 ha motivado la mayor crisis de la historia de la aviación. Para 2020, el sector de las aerolíneas tendrá una caída de más del 50% en la oferta de plazas, casi 3.000 millones menos de pasajeros y 400.000 millones de dólares de pérdidas de ingresos”, asegura el investigador principal del informe, Pere Suau-Sánchez.

Sin embargo, el informe asegura que el impacto del Covid-19 en las aerolíneas de bajo coste ha sido inferior debido a la menor presencia y tráfico de vuelos internacionales de larga distancia. En cambio, las aerolíneas tradicionales son las que más han sufrido el impacto del Covid-19 durante los meses de marzo y abril. La investigación también denota que, durante la campaña de verano, la recuperación del tráfico aéreo ha sido parecido, tanto en las aerolíneas de bajo coste, como las tradicionales. Por otro lado, la investigación también asegura que las aerolíneas de bajo coste han sido más resilientes que las tradicionales.

Las aerolíneas low cost ya suponen el 37,3% de la oferta aérea de Europa

La investigación de la UOC también concluye que las aerolíneas de bajo coste han ido ganando terreno en la oferta aérea de Europa. Un terreno que se podría incrementar todavía más debido al impacto de la Covid-19 en el tráfico aéreo. Según los datos analizados, en 2001 las aerolíneas de bajo coste suponían el 5,3% del total de asientos disponibles en los aviones operados en Europa. Más concretamente, hace dos décadas las compañías low cost operaron 37 millones de plazas en Europa. En cambio, 19 años después, las aerolíneas de bajo coste han incrementado su oferta hasta suponer el 37,3% del total. En 2019 las aerolíneas low cost ofrecieron 534 millones de asientos en aviones del total de 1.430 millones totales.

Consecuentemente, el informe también identifica un incremento exponencial del tráfico aéreo en Europa. En menos de dos décadas se ha duplicado la oferta aérea en Europa, a nivel de capacidad y número de asientos ofertados, pasando de los 701 millones en 2001 a 1.430 millones en 2019.

Por otro lado, el informe de la UOC también asegura que las compañías low cost “han democratizado el transporte aéreo en Europa y han liderado el desarrollo de tráfico en los europeos”. Según los autores del informe, la llegada de distintos operadores aéreos de bajo coste ha reducido la concentración del mercado aéreo europeo. Una concentración del mercado que, sin embargo, la Covid-19 podría volver a concentrarse. Así, el informe prevé que el Covid-19 genere un mercado aéreo con menos aerolíneas, tanto de bajo coste como tradicionales.

La IATA alerta que varias aerolíneas podrían colapsar en los próximos meses

A pesar del ejercicio de resiliencia que están llevando a cabo múltiples aerolíneas en todo el mundo, la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) asegura que la situación será insostenible para muchas compañías en los próximos meses. El director general de la asociación, Alexandre de Juniac, ha advertido que varias aerolíneas podrían colapsar los próximos meses debido a una “inminente crisis de liquidez”.  La asociación internacional de transporte aéreo asegura que el sector aéreo perderá 77.000 millones de dólares durante el segundo semestre del 2020. Una pérdida que se deberá, principalmente, a la incapacidad del sector para recuperar tráfico aéreo. Así,  durante la segunda mitad del año, IATA prevé que el tráfico de pasajeros se hunda un 68% respecto al 2019. Los pronósticos son peores a los realizados a principios de verano por la mala evolución del Covid-19 en la mayoría de países occidentales.

Por otro lado, IATA asegura que las aerolíneas han conseguido reducir un 50% sus costes durante el segundo trimestre del 2020. Sin embargo, los datos de la asociación también concluyen que la facturación durante el mismo periodo se hundió un 80%, por lo que hace insostenible la viabilidad de muchas aerolíneas a corto y medio plazo.

El impacto del Covid-19 en las aerolíneas podría amenazar 4,8 millones de puestos de trabajo en todo el mundo durante los próximos meses. Así lo aseguran los últimos pronósticos del Air Transporte Acction Group (ATAG), que también calcula en 46 millones de puestos de trabajo indirectos que se podrían ver afectados por el hundimiento del tráfico aéreo.

Aena pierde 107 millones de euros en los primeros nueve meses de 2020

Y la crisis del Covid-19 en el sector aéreo también está afectando a Aena, el gestor aeroportuario de España.  Según los datos del tercer trimestre de la operadora, Aena ha perdido 107,6 millones de euros en los primeros nueve meses del año. Unas pérdidas que se deben, principalmente, a la caída del 69,7% del número de pasajeros en España hasta septiembre.

“Con el fin del estado de alarma a finales de junio y la apertura de fronteras UE-Schengen, el tráfico se fue recuperando durante el verano, si bien volvió a caer desde mediados de agosto con la segunda ola de la Covid-19” asegura Aena en un comunicado. De esta forma, el operador español alerta que la segunda ola del Covid-19 podría hacer reducir todavía más el tráfico aéreo en España.

La caída de los ingresos de Aena durante hasta septiembre se eleva hasta el 49,7%. Una caída que se debe principalmente a la reducción del tráfico, que ha supuesto una reducción del 63% de los ingresos del operador. Por otro lado, los ingresos comerciales también han experimentado una caída, aunque menor, del 19,3%.

EPF-organic

EXCLUSIVAEl País Financiero

Las lucrativas oportunidades de inversión post-COVID-19

El equipo de analista financieros de EL PAÍS FINANCIERO comparte las mejores oportunidades de inversión única y exclusivamente con sus suscriptores.

Únete completamente gratis a nuestra lista de suscriptores y descubre las irrepetibles oportunidades de inversión que esta crisis global ha dejado para los inversores más hábiles.


Tus datos personales serán tratados con absoluta confidencialidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here