(Tiempo de lectura: 3 min)

Las acciones de las bolsas de toda Europa logran fuertes ganancias este jueves a partir de datos que muestran que la recuperación económica podría ser notable y gracias a las señales gubernamentales de mayores inyecciones de efectivo a las empresas.

El índice Stoxx Europe 600, por ejemplo, sube casi un 1 por ciento este jueves, luego de avanzar un 1,7 por ciento el miércoles y un 33 por ciento desde sus mínimos de marzo.

El francés CAC 40 PX1, en tanto, avanza un 1,82 por ciento; mientras que el DAX alemán trepa un 1,28 por ciento.

El FTSE 100 del Reino Unido, en tanto, también mejora casi el 1 por ciento gracias al impulso generado en la región por los detalles del plan de estímulo de 100.000 millones de euros que aplicará su vecino, Francia. El Ibex 35, 1,35 por ciento arriba del miércoles.

Las ganancias de la mayoría de las acciones de la región comunitaria se producen luego del alivio que supone la fuerte subida del euro y de la libra respecto del dólar.

También ayuda al repunte los comentarios que esta semana hizo el economista del Banco Central Europeo, Philip Lane, quién destacó la importancia de la relación euro/dólar y de lo que podría acordarse en el BCE en la reunión mensual.

El gobierno español impide a los bancos repartir dividendos, siguiendo así la recomendación del BCE para la eurozona de evitar la descapitalización de las empresas
El gobierno español impide a los bancos repartir dividendos, siguiendo así la recomendación del BCE para la eurozona de evitar la descapitalización de las empresas

Las acciones en los Estados Unidos también traccionan 

Pero el telón de fondo del avance en toda Europa es el repunte de Wall Street, donde el S&P 500 avanzó el miércoles más del 1,5 por ciento. También subió notablemente el Nasdaq Composite (+0,97 por ciento).

En Estados Unidos, no fueron las acciones de las empresas de tecnología (como suele suceder en los últimos años), sino las compañías de servicios públicos y de materiales las que marcaron el ritmo de la suba de ganancias. 

Todo se enmarca en las nuevas expectativas sobre el proyecto de ley de estímulo que promueve Donald Trump.

Mientras tanto, una gran cantidad de datos del sector de servicios, a ambos lados del Atlántico, muestran que la economía continúa avanzando hacia sus niveles prepandémicos.

No es mucho, pero toda señal positiva es bienvenida.

En detalle

El índice de gerentes de compras de servicios de la eurozona, por ejemplo, se mantuvo por encima del nivel 50, lo que indica expansión. A la vez, también avanzó en agosto el índice que mide los servicios en el Reino Unido.

Entre las acciones que mejor se están desempeñando este jueves se puede mencionar a Melrose Industries, que subieron un 13,2 por ciento después de que la empresa británica dijera que sus operaciones durante el verano estaban en el extremo superior de sus expectativas. Además, como muchas otras compañías, dijo que no pagaría dividendos.

Siemens Healthineers, en tanto, está del otro lado de la balanza: sus acciones cayeron un 4 por ciento después de decir que vendió 2.730 millones de euros en nuevas acciones a inversores institucionales para ayudar a financiar su compra de Varian Medical Systems.

Bancos en problemas

En paralelo, se está produciendo una fuerte baja de la rentabilidad de las entidades financieras de Europa. Por supuesto, la pandemia de coronavirus es la causa más cercana, pero no la única.

De acuerdo con datos del BCE, la rentabilidad de los bancos europeos en su conjunto cayó del 5,8 por ciento en 2019 a menos del 2 por ciento en 2020. Y la estimación es que no supere el 3 por ciento el año que viene.

Esta información está en línea con el valor de las acciones de los mismos bancos, cuyo precio se ha diluido casi el 30 por ciento en lo que va de 2020.

La razón es simple: los accionistas quieren una rentabilidad no menor al 9 ó 10 por ciento.

Como consecuencia hay dos temas a analizar: los bancos deberán hacer recortes (más de los que ya han hecho) y sumar eficiencia. Si no lo hacen, lo más probable es que avancen las fusiones en ese segmento de negocios en Europa.

Cómo impactará la crisis del coronavirus en los banco de inversión

Si bien la situación de los bancos europeos no es buena, si se compara con lo ocurrido con la crisis de las subprime en 2008 y 2009  la realidad es más auspiciosa.

Lo dijo el vicepresidente del BCE, Luis De Guindos, en una conferencia reciente organizada por la Asociación de Periodistas de Información Económica

El directivo explicó que ahora los bancos están más solventes y tienen más capital que hace 12 años, cuando golpeó la crisis de las hipotecas.

Más allá de esto, advirtió que la recuperación de la economía mundial, en general, y europea, en particular, será “incierta”. También mencionó que el “rebote” será “desigual” y que muchos no lograrán completar la salida “por largo tiempo”.

En este sentido, dijo que el empleo se recuperará mucho más lentamente que el resto de los indicadores, lo cual es preocupante.

También advirtió que hay que tener cuidado con las subas trimestrales de los PIB de los países, datos que pueden ser “engañosos” si se analizan por separado y no a lo largo del tiempo. 

En relación con lo que podría hacer Europa para salir de la crisis, De Guindo ponderó las ayudas fiscales de los países, pero puntualizo que hay que “tener extremo cuidado” con que el ratio de la deuda pública y el producto interno bruto no crezca de manera desmesurada porque eso podría ordenar las cuentas en el corto plazo, pero complicarlas a futuro.

EPF-organic

EXCLUSIVAEl País Financiero

Las lucrativas oportunidades de inversión post-COVID-19

El equipo de analista financieros de EL PAÍS FINANCIERO comparte las mejores oportunidades de inversión única y exclusivamente con sus suscriptores.

Únete completamente gratis a nuestra lista de suscriptores y descubre las irrepetibles oportunidades de inversión que esta crisis global ha dejado para los inversores más hábiles.


Tus datos personales serán tratados con absoluta confidencialidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here