(Tiempo de lectura: 3 min)

Las acciones de la compañía discográfica Universal Music Group subieron notablemente luego de salir a la bolsa esta semana, luego de que los inversores vieran la ocasión de acceder a una industria musical que está resurgiendo.

Dividida de Vivendi, el grupo francés con presencia en los mercados de telecomunicaciones y entretenimiento, Universal Music debutó en la bolsa de Amsterdam (Países Bajos) con una valuación estimada en € 45,4 mil millones (u$s 53,2 mil millones).

Esta alta e inesperada cotización se genera luego de que la música que se graba en EEUU señalara un importante incremento en las ventas promovidas por el crecimiento de visitas en sitios de música por streaming –como Spotify y Apple Music– en este último tiempo.

Los expertos señalan a Universal Music como la líder del nuevo mercado ya que se encarga de producir más estrellas y éxitos que la competencia, que son las compañías Sony Music y Warner Music.

Universal está a cargo del 40 por ciento de la industria musical y por este motivo atrae a las próximas generaciones de talento.

Del top 10 de artistas más escuchados en 2020, 9 son músicos producidos por Universal Music, según la Federación Internacional de la Industria Fonográfica (IFPI).

Universal Music Group (1)

Beneficios para todos

Aunque es evidente que la música por streaming continúa escalando en el mercado, y varios músicos todavía siguen recuperándose de la disminución de ingresos de las giras debido a las restricciones durante la pandemia, los especialistas aumentaron la valoración de la discográfica que produce a artistas como Taylor Swift, Elton John y The Beatles, con el objetivo de contar con fuentes de ingresos del sector electrónico, los videojuegos y apps de ejercicio.

La división de la compañía resultó ser un gran beneficio para el presidente de Universal, Lucian Grainge, quien recibirá una cifra superior a los u$s 150 millones luego del acuerdo. Las acciones del grupo francés Vivendi también se dispararon luego de la división.

Lograr mantenerse como líder del mercado será todo un desafío para Universal Music, ya que hay una nueva competencia formada por compañías de menor tamaño, pero que están enfocadas en lo digital. Estas intentan darle a los músicos más control y un mayor abanico de opciones respecto a la discográfica que elegirán.

Universal aumentó la inversión en nuevos artistas en los últimos dos años debido, justamente, a esta nueva competencia que amenaza con arrebatarle mercado.

Universal, Sony y Warner respondieron a estos nuevos competidores dándole la libertad a sus artistas a que utilicen los servicios que ofrece la discográfica que quieran, y además obtienen un beneficio de la gran distribución global de las compañías más importantes.

Vivendi, Universal y un negocio infinito

El grupo francés Vivendi dividió el 60 por ciento de Universal Music Group entre sus accionistas, otorgándoles una acción en la industria musical por cada acción que tenga de la compañía, y al mismo tiempo, mantiene la participación del 10 por ciento.

La empresa de administración de fondos de cobertura estadounidense dirigida por Bill Ackman, Pershing Square Capital Management, adquirió el 10 por ciento de Universal Music Group en los últimos meses.

El 20 por ciento restante pertenece a la compañía tecnológica china Tencent Holdings Limited.

El accionista mayoritario de Vivendi, Victor Bolloré, empresario multimillonario francés presidente y CEO del grupo de inversión Bolloré, decidió no intervenir más en la compañía, dejando todo en manos del presidente Grainge y su equipo.

Por este motivo los expertos estiman que la nueva cotización pública de Universal Music no generará ningún tipo de cambio en el enfoque o la manera en la que Lucian Grainge administra la compañía.

La recuperación de la música desde comienzos del siglo XXI, cuando internet dió fin al mercado de discos compactos o CDs, es impactante.

Los sellos discográficos continúan teniendo cosas por hacer para que las compañías de redes sociales adquieran los derechos y licencias musicales y quiten las canciones por las que no han pagado.

Sin embargo el servicio de música por streaming hace que el negocio se pueda predecir más fácilmente debido a la recopilación de numerosos datos relacionados a los gustos musicales de los usuarios de redes sociales y plataformas como Spotify y Apple Music.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here