(Tiempo de lectura: 3 min)

General Motors sabe que no puede quedarse atrás en la carrera por liderar la movilidad eléctrica y decidió un movimiento inesperado: tomó una participación del 11 por ciento en el fabricante de camiones eléctricos Nikola.

Con este paso, la compañía estadounidense acuerda ser parte de la construcción de la camioneta eléctrica propulsada con celdas de combustible de hidrógeno. La Badger, que saldría al mercado en 2022.

Horas más tarde de que se difundiera la novedad, las acciones de Nikola subieron más de 35 por ciento en Wall Street.

La asociación implicará que la Badger utilice la tecnología de batería Ultium de GM.

El acuerdo incluye, además, que Nikola entregue 2.000 millones de dólares en acciones a General Motors.

El fundador y presidente ejecutivo de Nikola, Trevor Milton, dijo en un comunicado: “Nikola es una de las empresas más innovadoras del mundo. Y General Motors es una de las principales compañías de ingeniería y fabricación del planeta. No se podría soñar con una asociación mejor que esta”.

Y agregó que con este paso, Nikola obtiene “de forma inmediata varias décadas de know how en proveedores y estrategias de fabricación”, además de “ingeniería de clase mundial y confianza de los inversores”.

Del lado de GM también hubo palabras optimistas. La presidenta y directora ejecutiva, Mary Barra, habló de “asociación estratégica con Nikola”, empresa a la que calificó como “disruptora y líder en la industria”.

También dijo que están buscando escala en distintos segmentos de los vehículos eléctricos “para reducir los costos de las baterías y las celdas de combustible” con el objetivo de “aumentar la rentabilidad”.

La pickup Badger, hasta ahora, es sólo una expresión de deseo de Nikola, ya que aunque ha tomado pedidos anticipados, todavía no ha comenzado a construirla.

Nikola Budger

El proyecto es ambicioso: se espera que tenga 906 caballos de fuerza y ​​una autonomía de 950 kilómetros utilizando tanto baterías como celdas de combustible de hidrógeno.

Nikola dijo que el precio variará entre 60 mil y 90 mil dólares.

Se espera que la Badger se presente en sociedad a principios de diciembre de este año, pero la producción se ha fijado para 2022.

General Motors busca no quedar atrás

La noticia llega después de que GM y Honda anunciaran planes para desarrollar una sociedad en los Estados Unidos.

Todo esto demuestra que GM se está moviendo muy rápido para mantenerse competitiva en la industria automotriz de la post pandemia de coronavirus.

El acuerdo con Nikola es parte de esto, ya que la asociación estratégica, como la calificó Barra, implica la inserción de la marca en una empresa de apenas seis años de vida pero que ya acuñó una capitalización de mercado de 13 mil millones de dólares.

Como explicáramos, las acciones de Nikola subieron hasta casi un 40 por ciento en el premarket y las de General Motors, más del 6 por ciento.

Luego de la camioneta, la idea de las dos marcas, ahora unidas, es apostar por otros vehículos: Nikola Tre, Nikola One, Nikola Two y NZT.

Se conoció oficialmente también que GM no podrá comprar más participación hasta 2025.

La asociación le da a Nikola, que aún no ha generado ingresos, un impulso inmediato de legitimidad y al mismo tiempo beneficia a GM.

El fabricante de automóviles con sede en Detroit espera recibir más de 4 mil millones de dólares en distintos beneficios y ahorros tras el acuerdo.

Trump le ordena a General Motors a fabricar respiradores

Nikola quiere competir con Ford

Según Milton, la pickup de Nikola competirá de manera directa con Ford y su clásica F-150.

En efecto, la idea del CEO de la compañía no es competir con la Cybertruck de Tesla, sino ir por la camioneta más vendida en los Estados Unidos.

En declaraciones realizadas en junio, Milton dijo que la Budget será un vehículo de carga “como a los que están acostumbrados los estadounidenses”, en clara alusión al diseño futurista de la camioneta de Elon Musk. “La nuestra es una verdadera camioneta”, había expresado el CEO de Nikola.

En relación con la valoración de la compañía y del interés de muchos en invertir en Nikola, Milton dijo que es gente a la que le interesa el impacto ambiental y no está preocupada, hoy, por generar ingresos.

“Estamos cambiando el mundo, vamos a reducir las emisiones, las personas piensan que están invirtiendo en ellas mismas, en su futuro”, dijo.

Aunque los vehículos eléctricos han avanzado en los últimos años, lo cierto es que los motores tradicionales siguen dominando, por mucho, el mercado.

En el mundo, en 2019, apenas el 2,65 por ciento del total de las ventas de los turismos nuevos eran eléctricos.

Además, sólo en ocho países alcanzaron un market share superior al cinco por ciento.

EPF-organic

EXCLUSIVAEl País Financiero

Las lucrativas oportunidades de inversión post-COVID-19

El equipo de analista financieros de EL PAÍS FINANCIERO comparte las mejores oportunidades de inversión única y exclusivamente con sus suscriptores.

Únete completamente gratis a nuestra lista de suscriptores y descubre las irrepetibles oportunidades de inversión que esta crisis global ha dejado para los inversores más hábiles.


Tus datos personales serán tratados con absoluta confidencialidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here