(Tiempo de lectura: 3 min)

Kodak, la histórica compañía fotográfica, recibió un préstamo millonario del gobierno de los Estados Unidos para reconvertir su core business y entrar con toda la fuerza en el negocio farmacéutico.

Se trata de un crédito por 765 millones de dólares en el marco de la ley estadounidense de “Producción de Defensa”. 

El objetivo: ayudar a acelerar la producción de ese país de medicamentos genéricos para tratar una amplia variedad de afecciones médicas.

Donald Trump busca cambiar la matriz productiva de la industria farmacéutica local y dejar de depender de otras potencias, en especial de China y de la India.

El antiguo líder en ventas de insumos (cámaras, papel y químicos) para fotografía fabricará, entre otros, el medicamento antipalúdico hidroxicloroquina, el mismo que Trump ha promocionado para el tratamiento del coronavirus.

Las acciones de Kodak suben

En este contexto, las acciones de Eastman Kodak Co se triplicaron hasta un máximo que no alcanzaba en más de dos años y medio.

El volumen de negociación se disparó hasta los 10,3 millones de acciones, en comparación con el promedio de no más de 272 mil acciones.

Investing.com.

El préstamo fue facilitado por la Corporación Internacional de Finanzas para el Desarrollo de Estados Unidos, una agencia gubernamental que funciona como un banco.

Específicamente, el crédito es para que Kodak produzca materiales e ingredientes farmacéuticos activos que serán la base para elaborar medicamentos genéricos.

Las acciones de Kodak están muy lejos del valor que tenían hace una década. Solo en los últimos 12 meses habían perdido el 43 por ciento. En el mismo lapso, el S&P ganó casi un 0,5 por ciento.

Como explicáramos antes, la inversión en Kodak es una apuesta de los Estados Unidos para disminuir su alta dependencia de cadenas de suministro de drogas del extranjero, básicamente desde China e India.

Trump lo describió como el “último paso para construir el mayor arsenal médico de la historia”.

La pandemia desnudó muchos problemas

Para entender esta decisión hay que recordar que la pandemia de Covid-19 expuso la fragilidad de la industria de los laboratorios de ese país en la fabricación de drogas que no son altamente redituables económicamente.

Además, obviamente, se da en un trágico escenario con cientos de miles de muertos por coronavirus.

Hasta este martes, Estados Unidos está muy cerca de los 150.000 fallecidos, récord en todo el mundo.

En lo que se refiere a la compañía, con el préstamo, Eastman Kodak lanza Kodak Pharmaceuticals, un nuevo brazo de la empresa que producirá componentes farmacéuticos críticos.

En la actualidad, sólo el 10 por ciento del stock de medicamentos genéricos se fabrica en los Estados Unidos y la pandemia lo puso en evidencia.

Kodak y sus 132 años

Kodak, con sede en Nueva York y fundada en 1888, tiene una capitalización de mercado de 114,6 millones.

A sus peores momentos los vivió a comienzos de la década de 2010, cuando el recambio de la tecnología de las cámaras fotográficas, sumado al auge de los teléfonos móviles con mejores lentes, derivó en un desastre financiero para su negocio.

En un par de años perdió el 85 por ciento de su valor y cayó en bancarrota en 2011.

Recién dos años después pudo salir del proceso de quiebra luego de una mega reestructuración de su modelo de negocio.

La idea de la compañía es ampliar sus instalaciones en Rochester, Nueva York, y crear unos 360 puestos de trabajo.

El préstamo para Kodak es a una tasa de interés mínima y debe devolverse en 25 años.

La ley de producción de defensa invocada por Trump para facilitar este préstamo es la misma que utilizó para obligar a diversas compañías a producir insumos médicos en el inicio de la pandemia.

Por la norma, las compañías están obligadas a aceptar y priorizar contratos cuando estos sean por temas claves para la defensa nacional.

También se las puede forzar a acentuar la producción de determinados productos o a tomar una determinada cantidad de trabajadores.

A comienzos de abril, Trump dijo que General Motors estaba “demorando demasiado” en tomar la decisión de fabricar respiradores artificiales para ayudar a preparar el sistema de salud ante la llegada de la pandemia y le aplicó la ley de producción de defensa.

Trump le ordena a General Motors a fabricar respiradores

“La lucha contra el virus es demasiado urgente como para que el proceso siga los pasos habituales”, dijo en ese momento el polémico mandatario estadounidense.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here