(Tiempo de lectura: 2 min)

Las acciones de Evergrande se desplomaron hasta un 14,3% cuando reanudaron las operaciones en Hong Kong este jueves 21 de octubre. Ocurrió después de una interrupción de tres semanas, ya que la compañía, endeudada, intentó sin éxito vender una participación de su negocio de administración de propiedades.

El colapso de las negociaciones para vender una participación del 50,1% de Evergrande Property Services a Hopson Development Holdings por 2,6 mil millones de dólares, dato que fue revelado en una presentación el miércoles, aumenta las probabilidades de que Evergrande no pueda pagar un bono offshore esta misma semana.

Evergrande, que está tratando de reestructurar una deuda de más de 300 mil millones de dólares, indicó que no ha podido avanzar en la venta de otros activos.

En ese escenario, el sábado 23 de octubre se cumple un plazo extra de 30 días que le dieron para pagar un cupón de intereses de un bono en default.

“No ha habido avances en la venta de activos del grupo”, dijo Evergrande. “En vista de las dificultades, desafíos e incertidumbres para mejorar su liquidez, no hay garantía de que el grupo pueda cumplir con sus obligaciones financieras”.

En ese contexto, era de esperar que las acciones de Evergrande, el desarrollador más endeudado del mundo, cayeran hasta 2,6 dólares de Hong Kong desde su cierre anterior en 2,9 dólares de Hong Kong.

Evergrande Property Services cayó hasta un 10,2% antes de cerrar un 8% abajo, mientras que Hopson ganó un 7,6%.

Evergrande

La deuda del gigante Evergrande

Desde finales de septiembre, Evergrande no ha pagado cupones de bonos por valor de 277 millones de dólares. Sus acciones y bonos ya han perdido un 80% de su valor este año.

Los problemas de Evergrande han sacudido los mercados globales y los inversores intentan evaluar las consecuencias de un posible colapso de la empresa. En realidad, se preocupan por la salud de un mercado más amplio: todo el sector inmobiliario chino.

La empresa, que se está quedando sin efectivo, esperaba superar la crisis vendiendo activos, atrayendo inversores e impulsando las ventas.

Pero la estrategia está fallando en los tres aspectos y no ha realizado pagos a bancos, acreedores minoristas, contratistas, tenedores de bonos y proveedores, lo que ha llevado a la suspensión de más de la mitad de sus 800 proyectos de desarrollo.

Las ventas por contrato, una fuente clave de liquidez, cayeron a 3.600 millones de yuanes (unos U$S 571 millones) entre el 1 de septiembre y el 20 de octubre, dijo la compañía.

Eso se compara con más de 142 mil millones de yuanes en ventas en el mismo período del año pasado.

Las autoridades chinas se han negado a rescatar al desarrollador, el gobierno de Xi Jinping dice que se pueden contener los riesgos.

Evergrande
Evolución de las acciones de Evergrande. Investing.

China: “Riesgo controlable”

El viceprimer ministro Liu He dijo en un foro de Beijing el miércoles que los riesgos de Evergrande son controlables y que se están cumpliendo las demandas de capital de las empresas inmobiliarias, según un informe de la agencia oficial de noticias Xinhua.

La semana pasada, el titular del Banco Popular de China, Yi Gang, habló en el mismo sentido.

Aún así, los problemas de Evergrande y los pagos atrasados ​​de rivales más pequeños han provocado temores de contagio en el sistema financiero chino en las últimas semanas.

En septiembre, S&P Global Ratings estimó que los desarrolladores del sector deben canjear 480 mil millones de yuanes en bonos nacionales y extranjeros durante el próximo año, lo que equivale a casi una cuarta parte de sus reservas de efectivo libre.

Los mayores vencimientos se producirán en enero, con unos 6.200 millones de dólares en bonos pendientes de pago, según CGS-CIMB.

Los desarrolladores más pequeños, como Sinic Holdings y Fantasia Holdings Group, ya han incumplido, mientras que algunos otros están tratando de pagar.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here