(Tiempo de lectura: 3 min)

“Estamos analizando (el universo crypto). Hemos ganado dinero con ellas (las criptomonedas), pero no vemos un gran interés masivo y generalizado de parte de los inversores institucionales de envergadura de todo el mundo”.

Las palabras pertenecen a un histórico de Wall Street, Larry Fink, fundador y CEO del mayor fondo de inversiones del mundo, BlackRock. 

En una entrevista para la TV estadounidense, Fink calificó como “fascinación” lo que hay entre los inversores institucionales del mundo en relación con las criptomonedas, pero dijo que las preocupaciones son otras: cambio climático e inflación.

El cofundador y presidente de BlackRock entiende que el ecosistema crypto y sus token pueden “ser grandes activos” y reconoció que su compañía adquirió Bitcoin.

Fink habló luego de que BlackRock reportara ganancias muy superiores a las esperadas, con un récord de más de 8,9 billones de dólares en activos administrados.

Larry Fink BlackRock

BlackRock, Fink y las criptomonedas

El valor del Bitcoin creció exponencialmente desde marzo de 2020 hasta llegar a un récord superior a los 64 mil dólares esta semana.

Sólo en octubre de 2020, cotizaba por debajo de los 12 mil dólares.

Justamente la adopción institucional de empresas del Bitcoin ha sido uno de los factores clave en este crecimiento. 

Compañías como Tesla han usado parte de sus ganancias anuales para adquirir activos digitales, especialmente bitcoins.

También empresas de Wall Street, como Morgan Stanley y Goldman Sachs, han declarado que tienen la intención de ofrecer a los clientes a quienes les gestionan sus patrimonios algo de exposición a las criptos.

Sobre los clientes institucionales, Fink dijo que no son las criptomonedas lo que más les está preocupando, “hay otras cosas en agenda”, según el financista.

“Estamos invirtiendo en empresas que apunten a bajar el riesgo climático y nos preocupamos ver cómo ayudamos a nuestros clientes a evitar el impacto de la inflación en los próximos años”, dijo.

“Todo eso es más importante en nuestras conversaciones con los clientes institucionales que las criptomonedas”.

El debut de Coinbase

Las declaraciones de Fink se produjeron este jueves 15 de abril, 24 horas después de que se produjera en los Estados Unidos el debut en la bolsa de valores de Nueva York de uno de los exchanges más grandes del mundo.

Coinbase se hizo público en el Nasdaq con una cotización base de 250 dólares por acción.

Su OPI fue un hito en el mundo de las criptomonedas, alcanzando una capitalización de mercado de casi 85 mil millones. 

Coinbase

Fink, de BlackRock, es optimista pero precavido

Volviendo a las declaraciones de Fink, el CEO de BlackRock dijo ser “optimista” respecto del avance de los mercados financieros internacionales en la medida que se disipa la pandemia de Covid-19 en el mundo.

Igualmente, dijo que no está muy preocupado por los grandes déficits que están creciendo en los gobiernos, en referencia al impacto de las ayudas en efectivo que los estados han inyectado en las economías

Por ahora, estos déficits “no son un gran problema”. “Al menos –dijo–, ​​eso es lo que dicen los mercados”. Habló de una “gran cantidad de capital que se está poniendo a trabajar”.

Más allá de esto, en el mediano plazo, dijo que podrían haber problemas en la economía porque el crecimiento debe ser “sostenible en los próximos 10 años”. Dijo que si hay un crecimiento económico más alto del 3 por ciento, los déficits sí van a empezar a importar porque se van a elevar las tasas de interés.

Los dichos de Fink se produjeron en el marco del informe contable del primer trimestre fiscal de BlackRock.

El mayor fondo de inversiones informó que sus activos bajo administración crecieron hasta al menos 8,9 millones de dólares, un 38 por ciento más que los 6,5 billones del mismo trimestre de 2020.

Diversidad e inversión sostenible en BlackRock

BlackRock anunció a comienzos de abril que pronto podría estar dando mejores beneficios a los que piden dinero prestado si los tomadores de créditos cumplen con objetivos de diversidad e impulsan inversiones sostenibles.

De esta forma, el fondo de inversiones vinculará por primera vez el costo de aprovechar los préstamos bancarios con tres métricas: cuántas mujeres ocupan puestos de responsabilidad, empleo de ciudadanos de origen negro y latino, y cuánto se invierte en activos que benefician a la sociedad y al medio ambiente.

La tasa de interés y la tarifa que BlackRock le paga a los prestamistas sobre los montos que extraen de sus líneas de créditos principales aumentará o disminuirá anualmente a partir de 2022 según la cantidad de esos objetivos que se cumplan.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here