(Tiempo de lectura: 3 min)

¿Tolerará el mundo otro año en “estado de pandemia”? ¿Podrán resistir los sistemas sanitarios? ¿Las economías soportarán más meses de aislamientos? ¿Y las empresas?

Las preguntas son muchas y las respuestas pocas ante el avance de una segunda ola de coronavirus Covid 19 que amenaza con ser más virulenta que la primera.

Uno de los mayores interrogantes es la aparición de mutaciones en distintas partes del mundo, cada una con sus características.

Aparecieron cepas diferentes a las de Wuhan en Gran Bretaña, en Brasil y, ahora, en Sudáfrica.

Esta última es la versión que más ha encendido las alertas de los expertos ya que está demostrando ser mucho más transmisible que las otras.

Esto puede provocar más contagios, lo que obligaría a acentuar las restricciones a la movilidad y a potenciales confinamientos más cerrados, algo que muchas economías alrededor del mundo ya no están en condiciones de soportar.

Problemas

Si bien es probable que se extienda de manera más fácil, hasta ahora, los especialistas entienden que ninguna de las nuevas cepas es potencialmente más letal.

Sin embargo, que sean más fácilmente transmisibles significa que más gente puede infectarse, y esto podría derivar en contagios más severos y, como resultado, más muertes.

Los interrogantes también apuntan a si las decenas de vacunas que se están produciendo en distintas partes del mundo podrán ser efectivas para estas nuevas cepas, incluida la sudafricana.

Compañías como Pfizer, Moderna y AstraZeneca, son algunas de las empresas que mayores expectativas tienen en cuanto a liderar la campaña de vacunación.

En este sentido, los expertos aseguran que no es nada probable que la variante del Reino Unido impacte en la eficacia de las vacunas. Aunque no dicen lo mismo de la cepa sudafricana.

Lo cierto es que se sabe muy poco de la nueva cepa.

Qué se conoce de la variante sudafricana de Covid 19

Todo comenzó el 18 de diciembre de 2020, cuando Sudáfrica anunció que había detectado una nueva variación de coronavirus que se estaba expandiendo rápido en tres provincias de ese país.

En esos tres distritos ya era la cepa dominante.

El nombre: “501Y-V2”, debido a la mutación N501Y que hallaron en la proteína principal que el virus utiliza para entrar en las células humanas.

Esta es una de las mutaciones que también fue encontrada en la variante británica, también en diciembre (aunque se calcula que circula desde septiembre) y que acrecienta la transmisibilidad del virus.

Si bien en un primer momento se pensó que era la misma mutación, la Organización Mundial de la Salud luego confirmó que no, que aunque compartían la mutación N501Y, eran cepas distintas.

La cepa sudafricana tiene dos mutaciones más en la proteína de pico, detalles no menores que no figuran en la cepa británica y que, según los infectólogos, podría afectar la eficacia de las actuales vacunas contra el Covid.

¿Cuán preocupados deberíamos estar?

La variedad de Covid-19 encontrada en Sudáfrica ya no está sólo en ese país.

La OMS ya ha informado que se han hallado rastros en el Reino Unido, Francia, Japón y Austria.

Es por eso que algunas naciones han comenzado a prohibir los vuelos desde Sudáfrica. El Reino Unido es uno. 

Según los CDC (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades) de los Estados Unidos, los científicos de ese país están investigando las distintas cepas para poder entender cómo se transmiten y conocer la eficacia de las vacunas que hasta ahora han sido autorizadas.

En un informe, los CDC dijeron que no hay evidencias que digan que esas variantes provoquen afecciones de mayor gravedad o sean potencialmente más mortales.

Sin embargo, confirmaron que están avanzando rápidamente y que tienen características virológicas, epidemiológicas y clínicas muy particulares por lo que hay que prestarles mucha atención.

El mayor peligro es que potencialmente estas variantes puedan, eventualmente, evadir la inmunidad natural del cuerpo o la inducida a través de la vacunación.

Pfizer vacuna

Precisamente esta posibilidad de que evadan la inmunidad es la mayor preocupación de estas cepas, según los CDC, porque cuando una gran porción de las poblaciones estén vacunadas, podría favorecer e incluso acelerar el surgimiento de variantes al buscar evadir esta condición.

Igualmente, los CDC dicen en el informe que, por ahora, no hay evidencias que digan que esto esté pasando.

Cómo nació la variante sudafricana

Que aparezcan variantes en algunos países no significa que estos hayan hecho algo mal, todo lo contrario.

No se puede culpar a los países porque justamente las encuentran al hacer análisis más avanzados y, por lo tanto, tienen más probabilidades.

Las descubren porque las buscan. 

De hecho, los expertos dicen que seguramente hay más cepas en otros países aún sin descubrir.

La variante del Reino Unido, por caso, fue hallada por el Consorcio Covid 19 GenomicsUK, que desde mayo de 2020 hace secuencias genéticas aleatorias de diferentes muestras positivas de coronavirus en todo ese país.

Desde su creación, ya ha secuenciado 170 mil genomas del virus. Usa los datos obtenidos para rastrear rebrotes y poder identificar variantes.

EPF-organic

EXCLUSIVAEl País Financiero

Las lucrativas oportunidades de inversión post-COVID-19

El equipo de analista financieros de EL PAÍS FINANCIERO comparte las mejores oportunidades de inversión única y exclusivamente con sus suscriptores.

Únete completamente gratis a nuestra lista de suscriptores y descubre las irrepetibles oportunidades de inversión que esta crisis global ha dejado para los inversores más hábiles.


Tus datos personales serán tratados con absoluta confidencialidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here