(Tiempo de lectura: 3 min)

Acuerdo histórico e in extremis de la Unión Europea en materia de lucha contra el cambio climático. Tras meses de negociaciones, el Consejo y el Parlamento Europeo han conseguido acordar una ley comunitaria con el objetivo de reducir drásticamente las emisiones de CO2 de la Unión Europea. El acuerdo, que se firmó esta madrugada tras horas de negociación, cifra el objetivo de reducir “como mínimo” un 55% de las emisiones de CO2 en 2030, en comparación con las existentes en 1990. El acuerdo también establece que la Unión Europea tendrá que conseguir convertirse en climáticamente neutra en 2050. Con esta ley, la Unión Europea sería el primer continente neutro de emisiones de CO2 del mundo.

El acuerdo conseguido hoy en el sí de la Unión Europea no es el paso final para conseguir tener una ley que luche contra el cambio climático, pero supone un paso de gigante. El acuerdo llega un año después de la presentación de la propuesta de ley climática en la eurocámara. Después de varios trámites, en diciembre se consiguió un acuerdo político entre todos los Estados de la Unión Europea para crear la ley. Durante todo el proceso de elaboración y acuerdo de la ley, Polonia ha sido el principal Estado disidente. Una disidencia que ha obligado a reformular el texto legal, que todavía no es el definitivo y podría sufrir mayores cambios.

El principal cambio aplicado es que el objetivo de reducir a un 55% las emisiones de CO2 en 2030 es un acuerdo conjunto de la UE. Esto significa que no se exigirá que todos los Estados consigan reducir ese porcentaje si en el global de la comunidad se llega a la reducción propuesta. Esta exención a determinados países de conseguir los objetivos también se hará extensible a la consecución de la neutralidad climática.

El acuerdo supone “un momento histórico” para la Unión Europea

El acuerdo conseguido hoy supone “un momento histórico”, según el ministro portugués de Medio Ambiente y Acción Climática, Joao Pedro Matos Fernandes, que actualmente ostenta la presidencia de la Unión Europea. “Nuestro compromiso político de convertirnos en el primer continente climáticamente neutro para 2050 es ahora también un compromiso legal”, manifestó en otro comunicado la presidenta del Ejecutivo comunitario, Ursula von der Leyen, al subrayar que La Ley del Clima sitúa a la UE “en la senda verde durante una generación”, ha asegurado Matos Fernandes en el comunicado de la UE.

Por otro lado, la Unión Europea quiere vincular este acuerdo a la “recuperación ecológica” de la UE. Uno de los objetivos de la Comisión Europea con el plan de recuperación económica pasa por conseguir una transición ecológica socialmente justa. Y en este sentido, el compromiso de la Comisión Europea, el Parlamento Europeo y el Consejo supone un paso más para conseguir la industrialización verde de Europa.

Con el acuerdo también se establece la creación de un consejo de 15 expertos científicos que se encargará de asesorar a la Unión Europea en materia de cambio climático. Será también este consejo de expertos el que marcará los objetivos climáticos en coherencia con la legislación contra el cambio climático de la UE. Este consejo estará formado por expertos científicos de distintas nacionalidades y también se encargará de publicar un presupuesto indicativo para la UE sobre gases de efecto invernadero, con el objetivo de conseguir las emisiones cero para 2050.

El acuerdo llega justo antes de la cumbre entre la Unión Europea y Estados Unidos

El acuerdo de la Unión Europea supone un punto de inflexión para la lucha contra el cambio climático en todo el mundo. Y además se produce justo antes de la cumbre entre la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y el nuevo presidente de los Estados Unidos, Joe Biden. Una cumbre que se produce en un contexto de acercamiento entre la administración americana y la europea, con la llegada de Biden a la presidencia. Entre los objetivos comunes destaca la acción climática. Y en este sentido, Europa se adelanta a Estados Unidos. A diferencia de su predecesor, Biden se muestra convencido de la necesidad de tomar medidas para luchar contra el cambio climático. Unas medidas que se aglutinarán con el plan climático del gobierno de los Estados Unidos. Un plan que el New York Times consideró “un ambicioso intento por cambiar el papel de Estados Unidos en el mundo”.

De hecho, Biden ha catalogado la lucha contra el cambio climático como “un elemento esencial de la política exterior y la seguridad nacional de Estados Unidos”. Con el nuevo presidente, EE.UU se ha reincorporado al Acuerdo de París y se esperan medidas estructurales para revertir las emisiones de la primera potencia mundial.

La ONU advierte que los impactos del cambio climático empeoraron en 2020

Ante unos acuerdos ambiciosos para luchar contra el cambio climático, pero que pueden quedarse cortos o llegar tarde, la ONU ha alertado que 2020 no ha sido un buen año para el cambio climático. De hecho, según la Organización Meteorlógica Mundial (OMM), los indicadores del cambio climático han empeorado en 2020, a pesar de la pandemia. La pandemia produjo un hundimiento del consumo de combustibles fósiles, sobre todo durante el primer semestre, pero la OMM asegura que las concentraciones de gases de efecto invernadero han seguido aumentando.

Y esto se nota en la temperatura media del planeta. Según la OMM 2020 fue uno de los tres años más cálido registrado en toda la serie histórica. Y lo que más preocupa son los récords de temperatura registrados en el Círculo Polar Ártico, que este año llegó a los 38 grados centígrados. Ante la situación actual, la OMM alerta que se está llegando al “límite de seguridad climática” fijada por la comunidad científica, de entre 1,5 y 2 grados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here