(Tiempo de lectura: 3 min)

Es una de las buenas noticias de esta semana en relación con el combate a la pandemia de coronavirus: la Unión Europea, a través de la Agencia Europea del Medicamento (EMA), decidió avanzar más rápidamente en el proceso de aprobar dos de las vacunas que ya han presentado solicitudes en ese organismo.

Se trata de los productos de Pfizer (junto a BioNtech) y de Moderna.

Según trascendió oficialmente este martes 1º de diciembre, la vacuna de Pfizer estaría aprobada el 29 de diciembre de 2020 y la de la compañía estadounidense, el próximo 12 de enero de 2021.

Según EMA, el Comité de Medicamentos de Uso Humano que se encarga de aprobar la venta de vacunas, finalizará su análisis relacionado con la efectividad de los fármacos para esas fechas.

Con la aprobación de la EMA, la Comisión Europea decidirá cuándo se comenzará a vacunar en Europa, algo que, se descarta, sería de inmediato una vez logradas las autorizaciones debido a la urgencia de comenzar a vacunar.

Los primeros en ser inoculados, como se dijo, serán las personas de mayor edad y el personal sanitario, los grupos más expuestos al virus.

Campaña a favor de la vacunación

Al mismo tiempo en que se comenzará la campaña, se iniciará una campaña de concientización en la gente de cada país para hacer saber sobre la necesidad de la vacuna y, a la vez, se buscará contrarrestar los crecientes movimientos antivacunas.

Las presentaciones ante el EMA se realizaron esta misma semana por parte de los dos laboratorios.

Pfizer y BioNTech lo hicieron el 1º de diciembre, un día después de Moderna.

En paralelo, las compañías también han realizado sus respectivas presentaciones de los estudios en los Estados Unidos.

Desde que los países de la región firmaron la Estrategia Europea de Vacunas, han estado negociando en forma conjunta con las farmacéuticas.

El acuerdo con Moderna supone la compra de 158 millones de dosis para vacunar a unas 79 millones de personas en todo el continente.

El contrato con Pfizer, en tanto, es por 310 millones de dosis que alcanzará para algo más de 151 millones de europeos. 

Hay que tener en cuenta que se deben inocular dos dosis por paciente.

Por otra parte, la UE también está negociando con otros laboratorios para conseguir unas 900 millones de dosis más. En esa lista de compañías está la inglesa AstraZeneca.

La distribución de las vacunas entre los distintos países de la Unión Europea se realizará teniendo en cuenta la cantidad de habitantes.

Desde enero se han desarrollado casi 200 vacunas, 15 ya han hecho ensayos en humanos.

Lo que se sabe de las vacunas de AstraZeneca y Oxford

Los resultados generales de la fase tres del ensayo de la alianza de Oxford y AstraZeneca muestran que la vacuna tiene una efectividad del 70,4 por ciento en promedio.

Pero cuando se administra a la mitad de la dosis y luego a una dosis completa, la vacuna puede tener hasta un 90 por ciento de efectividad.

Vacuna de Oxford y AstraZeneca

El estudio, que involucró a más de 24 mil voluntarios, mostró que no hubo casos graves entre los que recibieron la vacuna.

Un detalle extraño en los resultados, según publica BBC, es que los voluntarios que recibieron una dosis más baja estuvieron mejor protegidos que los que habían recibido las dos dosis completas.

Sorprendentemente, hubo un 90 por ciento de efectividad en el grupo de dosis más baja, mientras que fue del 62 por ciento de efectividad entre los participantes con dosis más altas. Con los resultados de los dos grupos combinados, el fármaco fue aproximadamente un 70 por ciento efectivo.

Andrew Pollard, líder del estudio, dijo que esperan informar los resultados finales de los ensayos en Navidad.

Lo que sabemos sobre la vacuna de Pfizer

La compañía farmacéutica estadounidense Pfizer y la firma de biotecnología alemana BioNTech dijeron que su vacuna es 95 por ciento efectiva para prevenir Covid-19 y ha pasado sus controles de seguridad, sin efectos secundarios graves más allá de la fatiga que afectó al 3,7 por ciento de los participantes.

Su objetivo es producir 1.280 millones de dosis en 2021.

Mientras que el desarrollo de Oxford es el de una vacuna tradicional, el de Pfizer se basa en un código genético vivo que debe mantenerse a menos 70 grados centígrados, lo que la hace más costosa, especialmente por la logística de distribución.

Por lo tanto, se espera que las dosis iniciales se administren sólo en hospitales.

La vacuna de Moderna

La vacuna para el brote de Covid 19 de Moderna logra un alto grado de protección.

Moderna ha informado que la eficacia de la vacuna fue del 94,1 por ciento, y la efectividad contra el Covid-19 más grave fue del 100 por ciento.

El análisis de la fase tres de la vacuna, llamada mRNA-1273, involucró a 30 mil participantes. De esta cifra, 196 eran pacientes con Covid-19, 30 de los cuales eran graves.

A diferencia de la vacuna de Pfizer, la de Moderna se puede mantener durante seis meses a 20 grados bajo cero, la temperatura de un congelador convencional, y se puede almacenar hasta 30 días en un refrigerador estándar.

La vacuna rusa: la Sputnik V

Según Moscú, la vacuna Sputnik V consiguió más de un 91,9 por ciento de eficacia en los ensayos de fase tres, con más de 16 mil voluntarios.

Vacuna Rusia Sputnik V

El Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF), que respaldó el desarrollo, dijo que no hubo eventos adversos inesperados durante los ensayos y que el monitoreo de los participantes continúa.

Los resultados aún no han sido revisados ​​por pares.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here