(Tiempo de lectura: 3 min)

La relajación de las medidas sanitarias contra la Covid-19 ha permitido mejorar los datos de paro del mercado laboral de España durante el primer trimestre de 2021. Sin embargo, la mejora de los datos es todavía insuficiente como para recuperar el terreno perdido durante el 2020 en materia de empleo. Durante los tres primeros meses de 2021 el paro en España ha bajado en 65.800 personas, según datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) publicados hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE).  Esta cifra supone un descenso del 1,77% y deja la cifra total de parados en España por debajo de los cuatro millones, con 3.653.900 de personas desempleadas. Así, España cierra el primer trimestre de 2021 con una tasa de paro del 15,98%.

Sin embargo, en términos desestacionalizados, la variación interanual del paro en España sigue mostrando los estragos de la pandemia en el mercado laboral del país. Un año después de la llegada de la Covid-19 en España el balance es desolador: en los últimos 12 meses el paro ha aumentado en 341.000 personas, lo que supone un incremento del 10,29%, el mayor incremento registrado desde la crisis económica y financiera de 2009.

Las cifras de la EPA muestran un crecimiento relativo del paro en los últimos 12 meses. Sin embargo, este crecimiento podría ser superior si se consideran dos variables: los ERTE y las personas que no han podido buscar empleo a pesar de estar en disposición de trabajar. La EPA cifra en 418.000 las personas que todavía se encuentran afectadas por un ERTE, a las que no se les considera paradas. Por otro lado, cerca de 1,1 millones de personas se declaran incapacitadas para trabajar a causa de la pandemia, por lo que tampoco se les considera paradas.

La pandemia destruye 474.500 empleos en un año

Los malos datos del paro de España publicados hoy por la EPA van acompañados de una disminución considerable del número de trabajadores en el país. Según los datos del INE, a finales del primer trimestre de 2021 había 19.206.800 personas ocupadas en España. La cifra supone un retroceso de 474.500 empleos en los últimos doce meses. Hoy en día hay un 2,41% menos de personas empleadas que en marzo de 2020.

Tampoco el primer trimestre ha sido capaz de generar el suficiente empleo como para contrarrestar la destrucción de puestos de trabajo que acarrea la pandemia. Según los datos, en el primer trimestre de 2021 el número de ocupados ha descendido en 137.500 personas. Una destrucción de empleo que se ha amortiguado, sobre todo, gracias a la contratación pública. Más concretamente, durante los tres primeros meses del año el sector público ha aumentado su ocupación en 18.300 personas. Por el contrario, el sector privado ha destruido 155.800 empleos entre enero y marzo de 2021.

En términos interanuales, el sector privado ha destruido 623.900 puestos de trabajo durante los últimos 12 meses, a pesar de la red de seguridad de los ERTE que llegaron a afectar a cuatro millones de personas en los peores meses de la pandemia.

Uno de los pocos datos positivos del empleo en el primer trimestre del año es el incremento del contrato indefinido, que sube en 31.300 trabajadores. Por el contrario, los contratos temporales se han hundido un trimestre más, desdenciendo en 168.600 empleos. En el global de los últimos 12 meses el empleo indefinido ha caído en 145.400 personas, mientras que el empleo temporal lo ha hecho todavía más: hasta los 310.400 empleos. También cae el número de trabajadores autónomos: 12.300 autónomos menos en el último trimestre, y 29.900 menos en el último año.

La Comunidad de Madrid y Catalunya encabezan la creación de empleo en el primer trimestre del año

Durante los primeros tres meses del año, la Comunidad de Madrid y Catalunya han sido los territorios donde más ha incrementado el empleo. En Madrid lo ha hecho con 40.400 trabajadores más, mientras que en Catalunya en 33.300 empleos. Estas dos comunidades también son donde más ha crecido el empleo en 2021 en términos relativos. El empleo crece un 1,32% en Madrid y un 1% en Catalunya. De hecho, junto a Cantabria (+0,49%), Catalunya y Madrid son las únicas comunidades autónomas que han conseguido generar empleo en el primer trimestre del año.

En cambio, el resto de los territorios del Estado han seguido destruyendo empleo. Los mayores descensos se producen en la Comunitat Valenciana (-40.200 empleos), Andalucía (-30.800) y Canarias (-27.000). Pero la caída del paro en términos relativos también es considerable en las Baleares (donde cae un -4,16%), en Extremadura (-3,44%), en Canarias (-3,31%) y la Rioja (-2,99%).

En términos anuales, Canarias, Ceuta, la Comunitat Valenciana, el País Vasco y Catilla y León son las comunidades autónomas donde más desciende la ocupación. El primer puesto del ranking lo ocupa Canarias que ha destruido el 14% de su empleo en un año. En cambio, tan solo Castilla-La Mancha, y la Región de Murcia han conseguido generar empleo en el último año, con incrementos cercanos al 1%.

1,2 millones de hogares tienen a todos sus miembros en paro

En todo caso, los datos del mercado laboral español muestran un panorama preocupante para miles de familias del país. Según los datos de la EPA actualmente existen 1.226.200 hogares donde todos sus miembros se encuentran en paro. La cifra supone un incremento de 29.200 familias en los últimos tres meses del año.

Por otro lado, en el primer trimestre del 2021 también se ha incrementado el número de personas inactivas. En concreto, el INE identifica un crecimiento de 195.300 trabajadores inactivos. Esto hace que el grueso de personas consideradas inactivas supere el millón. Este grupo de personas no son consideradas desempleadas, al “no cumplir todas las condiciones que la definición de la OIT exige para ser clasificado como parado”, según justifica el INE.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here