(Tiempo de lectura: 5 min)

El nuevo enfoque de política monetaria con respecto a la inflación de la Reserva Federal (FED) de los Estados Unidos, es considerado por algunos como una visión más humanista del banco central hacia la clase trabajadora.

El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, ha relajado la estrategia de combate de la inflación. Ahora la FED  podría permitir que los precios superen el objetivo y corran más rápido de lo permitido. Con este cambio es probable que durante varios años las tasas de interés se mantengan bajas.

Al dar a conocer el nuevo enfoque, Powell afirmó que la Fed proyecta una inflación promedio del 2% en los próximos años. Esto implicará necesariamente que el organismo permita un aumento de las presiones sobre los precios después de ciertos períodos de debilidad. La otra novedad es el ajuste de la visión del empleo máximo lo que permitirá que las ganancias del mercado de trabajo operen de forma más amplia.

“Nuestra declaración revisada enfatiza que el empleo máximo es un objetivo amplio e inclusivo. Este cambio refleja nuestro aprecio por los beneficios de un mercado laboral fuerte, particularmente para muchos en comunidades de ingresos bajos y moderados”, dijo Powell durante su intervención telemática en el simposio anual de políticas de la FED en Jackson Hole, Wyoming.

Bonos, acciones y oro reaccionan al discurso de Powell

Las declaraciones de Powell fueron inmediatamente interpretadas por Los mercados como un indicador de que la FED no subirá muy pronto las tasas de interés. El resultado fue una subida de los bonos junto con las acciones estadounidenses y los precios del oro.

“Realmente, realmente, realmente no van a subir las tasas de interés en el corto plazo. La FED está diciendo que las tasas serán más bajas por más tiempo, pero no se preocupe, la inflación no se recuperará”, opinó el economista internacional jefe de ING Financial Markets, James Knightley.

Este cambio sin precedentes anunciado por Powell, representa una revisión total de las estrategias, las herramientas y el enfoque de la FED, que se inició a principios del año pasado. Desde que en 2012 el banco central estableció la meta de inflación en 2%, el promedio de ese objetivo ha estado constantemente por debajo y se ha ubicado en solo 1.4%.

Al mantener a raya la inflación, las tasas de interés también se mantienen bajas. Esto genera una disminución de la capacidad de la FED para intervenir y combatir las recesiones económicas. Lo que a su vez las hace potencialmente más profundas y prolongadas.

Al mencionar los riesgos de esta política, Powell comentó: “si se acumularan presiones inflacionarias excesivas o si las expectativas inflacionarias subieran por encima de niveles consistentes con nuestro objetivo”, la FED no lo pensará dos veces para actuar.

Si la FED tiene razón habrá más empleo y mejores salarios

El cambio de perspectiva del presidente de la FED, sin embargo, no entusiasma a los expertos a creer que Jerome Powell ahora dirigirá la política monetaria hacia el favorecimiento de la clase trabajadora.

Powell es un chico bien de los suburbios de clase alta de Washington, criado en medio de la abundancia que después de pasar por las escuelas preparatorias de élite, estudió en costosas universidades estadounidenses.

Pero basta con dar un vistazo por el retrovisor para saber que las situaciones obligan a los cambios y que ya otros lo han hecho en la FED. El entonces presidente de la Reserva Federal Paul Volcker, también introdujo cambios para combatir la inflación en beneficio de la economía en general.

Este es el momento de Powell para intentar traer alivios en este nuevo desafío. Si el nuevo enfoque de la FED surte los efectos deseados, serán más los estadounidenses beneficiados con las ganancias económicas, mediante la creación de más empleos y mejores remuneraciones.

Aunque parece muy humanista el cambio de la FED, la estrategia tiene fundamentos muy prácticos. Uno de ellos es que la inflación en este momento es una amenaza menor en comparación con la época de Volcker. Esto lo viene analizando Powell desde sus años de gobernador de la Reserva Federal.

Él sabe además que la desigualdad persistente puede ser más dañina a largo plazo que la propia inflación. Se busca acelerar e insuflar mayor potencia al crecimiento económico. De hecho, luego de la crisis financiera 2007 – 2009, la clase trabajadora y los sindicatos más afectados estuvieron presionando por un cambio de enfoque del banco central.

Favoreciendo el empleo

Para el economista jefe de AFL – CIO y profesor de la Universidad de Howard, William Spriggs, la “La FED ha recobrado el sentido común”. El experto reconoce que un nivel de empleo significa algo bueno en términos económicos en estos momentos, más que un riesgo.

El calentamiento de los mercados laborales que está permitiendo la FED, permitirá que los beneficios del crecimiento económico se distribuyan más ampliamente.

“Está claro. Los días en los que el papel principal del presidente de la FED era alejar el tazón de ponche del mercado laboral, justo cuando las cosas comienzan a ir bien, deben verse como definitivamente terminados”, afirmó el director de investigación del Centro Económico Policy Institute, L. Josh Bivens.

Bivens se refería a una metáfora acuñada en su tiempo por el ex presidente de la FED, William McChesney Martin, en la que describía la actuación del banco central para contener la inflación. “Es un reconocimiento muy bienvenido sobre cuánto más espacio tienen para sondear los límites absolutos del pleno empleo”, indicó Bivens.

El reconocimiento de estas demandas y argumentos significan una clara comprensión del momento que vive el país. El discurso de las desigualdades raciales, étnicas y económicas comienza a permear en la clase dirigente del país. Sin mencionar que tales disparidades son moralmente inaceptables y “pesan sobre toda la economía” como acotó el propio Powell.

Cambios con el oído puesto en la calle

El cambio anunciado por la FED, según los analistas, está llegando en un momento oportuno. El debate en la calle y en los círculos políticos sobre un masivo desempleo causado por la pandemia, en medio de la prosperidad de los mercados de valores y la injusticia racial, dirige su mirada hacia las políticas de la FED también.

¿Es la reserva Federal también un impulsor de la desigualdad? En plena campaña electoral con vista a las elecciones del 3 de noviembre, el Partido Demócrata ha sugerido que el organismo debe tomar en cuenta de forma explícita que, históricamente, la tasa de desempleo de los negros representa casi el doble de la los blancos.

La brecha racial en la tasa de desempleo había comenzado a reducirse en 2019 cuando la desocupación cayó a mínimos históricos. En este nuevo marco de análisis y proyecciones, la FED  no cree que el desempleo baje demasiado rápidamente.

Haber cambiado el enfoque bajo el riesgo de inflación resulta extraordinariamente pragmático según los expertos. El anterior enfoque centrado exclusivamente en buscar una compensación entre el empleo y la inflación, “estaba dejando las ganancias del empleo sobre la mesa”, apuntó el presidente del Instituto Peterson de Economía Internacional, Adam Posen.

“Este es un alejamiento de las reglas sofisticadas, los conceptos abstractos, y está absolutamente justificado”, agregó.

¿Puro pragmatismo o una perspectiva madurada?

Sin embargo, este cambio de Powell y la FED no fue espontáneo. Desde su nombramiento en 2012 en la junta directiva de la Reserva Federal, Powell viene madurando su visión sobre la inflación y el desempleo. Desde entonces ya venía considerando que los conceptos que se manejaban en la FED sobre el tema no estaban siendo de mucha ayuda.

Jerome Powell, es egresado de la Universidad de Princeton y de la Escuela de Leyes de la Universidad de Georgetown. Antes de ser miembro de la FED trabajó en Washington para la firma de capital privado Carlyle Group y en el Bipartisan Grupo de expertos del Centro de políticas.

Cuando fue nombrado presidente de la FED, delineó el rumbo y la filosofía de su mandato. Dejó entrever que estaba dispuesto a desafiar las ideas estandarizadas del organismo y proponer una nueva perspectiva en sus políticas.

Powell combina el pensamiento crítico de un abogado con el pragmatismo de un negociador y el escepticismo de un profesional que no es economista.

EPF-organic

EXCLUSIVAEl País Financiero

Las lucrativas oportunidades de inversión post-COVID-19

El equipo de analista financieros de EL PAÍS FINANCIERO comparte las mejores oportunidades de inversión única y exclusivamente con sus suscriptores.

Únete completamente gratis a nuestra lista de suscriptores y descubre las irrepetibles oportunidades de inversión que esta crisis global ha dejado para los inversores más hábiles.


Tus datos personales serán tratados con absoluta confidencialidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here