(Tiempo de lectura: 4 min)

La recaudación tributaria en el estado español se situó en 2019 en los 212.808 millones de euros, según el informe anual publicado por la Agencia Tributaria. La cifra supone un pequeño incremento del 2% con respecto a la recaudación de 2018. El incremento de la recaudación tributaria en España de 2019 supone el peor incremento desde 2013. Desde ese año, la recaudación a partir de impuestos en España ha crecido cada año, tras el desplome en las arcas tributarias producida por la crisis económica y financiera de 2008. Sin embargo desde 2014 el incremento de recaudación ha crecido siempre por encima del 2%, a excepción de 2019.

De hecho, en 2013 las arcas del estado registraron un récord negativo de ingresos, con tan solo 168.000 millones de euros. Sin embargo, y a pesar de la desaceleración recaudatoria del Estado en 2019, se trata del mayor ejercicio recaudatorio de los últimos 11 años.

La Agencia Tributaria explica el frenazo en el crecimiento recaudatorio por el desplome en los ingresos conseguidos por el impuesto de sociedades. En 2019 la recaudación del impuesto que pagan las empresas se hundió un 4,4%. Sin embargo, la Agencia Tributaria también identifica una desaceleración generalizada en la mayoría de tributos del estado. Entre ellos destaca el impuesto a la personas físicas (IRPF) que, a pesar que sigue incrementando y suponiendo la mayor fuente de ingresos del estado, en 2019 se ha incrementado de forma más discreta. De hecho, los ingresos del IRPF crecieron un 4,9% hasta los 86.892 millones de euros.

ARTÍCULO RELACIONADO

Invertir en Netflix: 5 razones para comprar sus acciones en 2020

Podemos debatir sobre si invertir en Netflix es una buena o mala opción, pero no hay discusión alguna en que la empresa de entretenimiento...

El cambio fiscal de prestaciones de maternidad y paternidad, el principal motivo de la baja recaudación

A pesar de que la Agencia Tributaria identifique una “progresiva desaceleración de la actividad en 2019”, el frenazo en recaudación se debe principalmente a los cambios legislativos. Y en concreto destaca el cambio fiscal de las prestaciones de maternidad y paternidad. Unas prestaciones que en 2019 pasaron a estar exentas de IRPF con la posibilidad de solicitar la devolución de lo abonado en los últimos cuatro años. La Agencia Tributaria calcula que dicha medida tuvo un impacto en la recaudación tributaria de 1.600 millones de euros en 2019.

Y de forma genérica, la Agencia Tributaria calcula que los cambios normativos vividos en 2019 han tenido un impacto negativo de 3.800 millones de euros en los ingresos del estado. Entre estas variaciones fiscales destaca también las ventajas para rentas bajas incluidas en los presupuesto de 2018, promovido todavía por el gobierno encabezado por Mariano Rajoy. Según la Agencia Tributaria dicha medida ha mermado 1.100 millones de euros a las arcas públicas. También las devoluciones extraordinarias del impuesto de sociedades han tenido un impacto considerable en la recaudación: 1.200 millones de euros.

Por otro lado, la Agencia Tributaria identifica la remuneración de los asalariados como la única variable con un comportamiento expansivo. Es decir, solo los tributos pagados por los trabajadores han incrementado considerablemente en 2019. La autoridad fiscal española atañe esta tendencia a las subidas salariales producidas este último año.

La recaudación verde se desploma

Así pues, a excepción del IRPF, todos los impuestos del estado retrocedieron en 2019. Y entre ellos destacan la recaudación por los impuestos verdes. Los tributos encargados de gravar la huella de CO2 y el impacto en el cambio climático de determinadas actividades empresariales se desplomó un 44,5%, con respecto a 2018. Los impuestos medioambientales en 2019 recaudaron a penas 1.000 millones de euros, mientras que en 2018 se acercaron a los 2.000 millones.

Esta variación sustancial se debe, según la Agencia Tributaria, a los cambios normativos del impuesto sobre el valor de la producción eléctrica. Este tributo fue suspendido en el último trimestre de 2018 y el primer trimestre de 2019 con el objetivo de amortiguar el precio de la electricidad. La medida del gobierno español para frenar la factura de la luz de los ciudadanos ha tenido un impacto negativo de 762 millones de euros en la recaudación.

Por otro lado, a finales de 2018 también se aprobó una reducción de los tipos en el impuesto sobre gases fluorados. Este cambio en la normativa también ha repercutido en una menor recaudación de los impuestos medioambientales.  En resumen, la Agencia Tributaria calcula que, si se descontara el impacto de los factores normativos y de gestión, los ingresos habrían repuntado un 3,8 %.

Madrid y Catalunya acaparan el 66,5% de la recaudación

El informe anual de la Agencia Tributaria desvela también una tendencia consolidada en las últimas décadas: las desigualdades tributarias entre territorios. Así, entre Catalunya y Madrid se concentra una recaudación de más de 141.000 millones de euros, el 66,5%. Este fenómeno se debe principalmente por el efecto capitalidad de la ciudad de Madrid y el número de sociedades con su sede en la capital. De hecho, la Comunidad de Madrid recauda 9.000 millones de euros por el impuesto de sociedades, más de una tercera parte del total del Estado.

Por otro lado, Catalunya (con 17.000 millones) y la Comunidad de Madrid (33.000 millones) también son las Comunidades que más recaudan por IRPF. En cambio, Andalucía, la Comunidad más poblada de España, recauda poco más de 6.000 millones por impuestos en la renta. Las variaciones entre territorios denotan una falta de homogeneidad en la actividad económica, empresarial y comercial entre las distintas Comunidades Autónomas de España. Sin embargo, las tendencias en la recaudación de los impuestos sí son generales en todos los territorios: el IRPF es el único tributo que avanza notablemente en toda España, mientras que el Impuesto de Sociedades retrocede con fuerza en todos los territorios.

La recaudación en 2020 podría ser la peor de la última década en España

Y ante los datos facilitados por la Agencia Tributaria de 2019, la principal preocupación pasa por el impacto que puede tener la Covid-19 en las arcas públicas del estado. A la espera de finales de año para conocer el impacto en todo el año, la Agencia Tributaria ya ha publicado los primeros datos, referentes al mes de marzo. Durante el tercer mes del año, la autoridad fiscal pública ha detectado un incremento del 15,9% en la recaudación respecto a 2019. En marzo lo ingresos del estado ascendieron a 11.018 millones de euros. Sin embargo, la Agencia Tributaria alerta que los datos de marzo corresponden a devengos de febrero y, por lo tanto, los datos todavía no están afectados por la Covid-19.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here