(Tiempo de lectura: 2 min)

Hasta finales de 2020 rige la imposibilidad de redistribuir entre los accionistas las ganancias de los bancos.

Sin embargo, esta situación podría extenderse un año más.

Así lo analiza la máxima autoridad bancaria de Europa, aunque la idea es permitir efectivizar algunos pagos a determinadas entidades si demuestran robustez en materia de finanzas.

Las versiones fueron publicadas por Bloomberg y replicadas por otros medios de los Estados Unidos y de Europa, refiriendo a fuentes con acceso a las discusiones.

El Banco Central Europeo (BCE), a través de su junta de supervisión, está debatiendo con los representantes de las entidades europeas qué va a pasar con los dividendos y, lo más probable, es que la negativa se extienda, al menos, por los siguientes 12 meses luego de comenzar el 2021.

Una crisis inédita

Los bancos no están para nada de acuerdo con la decisión de la autoridad monetaria de extender esta situación, ya que, según las entidades, se ahuyenta a los inversionistas y se impulsa a los capitales hacia otros países con menores restricciones en este sentido.

Por el otro lado, desde el BCE, entienden que si empiezan a pagar dividendos los bancos podrían quedar expuestos financieramente cuando todavía no se ha logrado superar la batalla contra el coronavirus Covid-19.

En la autoridad monetaria piensan que la recesión no ha finalizado y no terminará en 2021 y que si permiten el reparto de utilidades de forma masiva, los depósitos de los ahorristas podrían estar en peligro. Y nadie quiere eso.

Si bien el comienzo de la vacunación en algunos países es un hecho, también es verdad que el proceso será muy lento dada la magnitud del proyecto. Algunos hablan de más de un año.

El congelamiento del reparto de dividendos comenzó en el primer trimestre de 2020, cuando se inició la llegada de la pandemia a Europa.

Fue la primera medida que el BCE tomó para controlar la crisis.

Ese fue el inicio de una discusión que todavía no ha terminado.

¿Dividendos desde junio?

Algo de lo que podría suceder ahora lo dijo hace unos días Ed Sibley, integrante de la junta en el BCE, quien habló de la “posibilidad de extender la prohibición” hasta junio.

De esta forma, dejó ver que la entidad está pensando en llevar hasta el año que viene la decisión, aunque reconoció que hay “muchas discusiones” en el seno del organismo.

Desde que se aplicó la medida, Luis de Guindos, vicepresidente del BCE, habló de “medida de carácter extraordinario” y “temporal”, aunque nunca dio detalles de a cuántos meses se referín.

Igualmente, argumentó que la pandemia requería este tipo de decisiones y que debiera tener una fecha tope.

Ahorro Europa

Una de las posibilidades es que esta habilitación para repartir dividendos sea paulatina y avance según un monto máximo por trimestre.

Los bancos de España tienen una misma posición, tanto los representantes de Santander y BBVA, como los de CaixaBank ya han realizado fuertes pedidos al BCE por el retorno de los pagos. Es más, ya lo votaron en sus reuniones de junta.

Desde el Banco de España, la estrategia es esperar a ver qué dice el BCE. No es para menos, la pandemia golpeó con mayor impacto en la península ibérica y nadie quiere arriesgarse a que caiga alguna entidad.

Las autoridades monetarias de Suecia y de Suiza ya han habilitado el pago de ganancias, y podrían seguir en esta línea en el Reino Unido y en los Estados Unidos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here