(Tiempo de lectura: 3 min)

La economía china recupera cierto crecimiento tras tres meses de parón de la actividad económica. Durante el mes de abril la producción industrial de China creció un 3,9% interanual, según datos publicados por la Oficina Nacional de Estadística China. Se trata del primer mes del año en que la producción industrial china crece con respecto 2019. Además, la cifra divulgada por la autoridad pública china presenta un crecimiento mucho mayor del esperado, que se estimaba en un crecimiento de solo el 1,5%.

Las medidas de desescalada decretadas por las autoridades chinas a principios de abril han permitido a la economía del gigante asiático recuperar su actividad industrial tras tres meses de hundimiento. La crisis de la Covid-19, que estalló en China a principios de enero, produjo un hundimiento de la producción del 13,5% durante los meses de enero y febrero. En el mes de marzo, en el que algunas regiones chinas ya se encontraban en fase de desescalada, la caída de la producción industrial fue solo del 1,1%.

En marzo la producción industrial, a pesar que subiera solo un 1,1%, ya se incrementó más de lo previsto.  De este modo, las autoridades Chinas aseguran que el impacto de la Covid-19 en la economía del  país ya es cosa del pasado. El gigante asiático, todavía prudente por posibles rebrotes de la pandemia, consigue recuperar su actividad económica con tan solo tres meses de afectación severa de la Covid-19 en el funcionamiento del tejido empresarial del país.

ARTÍCULO RELACIONADO

4 razones para comprar acciones de Amazon en pleno COVID-19

Las acciones de Amazon llevan años siendo la "niña bonita" del mercado bursátil por la estabilidad y rentabilidad continua que han ofrecido desde que...

28 de los 41 subsectores industriales registran crecimientos con respecto a 2019

Según los datos facilitados por el órgano estadístico público de China, 28 de los 41 subsectores industriales registraron un aumento de su actividad en abril con respecto al mismo mes de 2019. Se trata del primer mes de 2020 en que la mayoría de subsectores productivos del país registran incrementos interanuales. Y entre los subsectores que crecen más en abril destacan la maquinaria especial (con un incremento interanual del 14,3%), los ordenadores y equipos electrónicos (+11,8%) y el sector de la automoción (+5,8%).

Estos incrementos en algunos sectores productivos del país, que son mayores de los esperados, se pueden explicar por el parón productivo que ha vivido el país durante los meses de enero y febrero y, en menor medida, también en marzo.  Por el contrario, los equipos generadores y de suministro de energía obtuvieron una actividad económica en abril inferior a la del cuarto mes del 2019.

El desplome de la actividad económica china durante los meses de enero y febrero de 2020 fue especialmente significativo en el sector privado. Según datos de la Oficina Nacional de Estadística China, el sector privado cayó un 14,2% durante los dos primeros meses de l año, mientras que el sector público lo hizo solo un 7,5%.

Por subsectores, los más perjudicados fueron el comercio minorista, con una caída del 20,5% de su producción, segudio del sector manufacturero (-15,7%), el suministro de agua y luz (-6,5%) y las empresas mineras (-6,5%).

La economía china crecerá en 2020, a pesar de la Covid-19

Los indicadores de producción industrial de China del mes de abril confirman las previsiones de las autoridades del país de crecimiento económico para el país en 2020, a pesar del hundimiento económico vivido durante los primeros meses del año. De hecho, en el primer trimestre de 2020 la economía china se contrajo por primera vez en 40 años. El PIB del gigante asiático se hundió un 6,8% durante los primeros tres meses del año.  A finales de marzo, la propia Oficina Nacional de Estadística China pronosticaba “problemas para la reanudación de la producción y el crecimiento económico” para los siguientes meses. Sin embargo, la recuperación parece ser más rápida de la esperada.

De esta forma, parece factible que China pueda cerrar 2020 con un crecimiento económico positivo. En concreto, el gobierno chino prevé que su economía cerrará el año con un crecimiento del 5,6%. Un crecimiento económico que, a pesar de la incertidumbre, las autoridades chinas consideran “prudente”. También las agencias  de rating prevén crecimiento económico para China en 2020. En concreto, la agencia de crédito francesa Coface prevé que la economía china crezca un 4% en 2020.

Cabe recordar que parte de la prosperidad y la evolución económica de China dependerá de la evolución de la pandemia en el resto de potencias mundiales. Sin ir más lejos, Europa y Estados Unidos representan el 30% de las exportaciones chinas. Y a la espera de la evolución de la Covid-19 en occidente, el impacto en la demanda puede ser considerable durante todo el año.

El sudeste asiático, menos golpeado por la Covid-19, también supone un mercado importante para China. Por lo que la evolución de la pandemia acabará fijando la evolución económica China. Sin embargo, todos los indicadores de ahora muestran que la potencia asiática podrá cerrar 2020 con crecimiento económico.

La producción industrial de Europa y Estados Unidos sigue desplomándose

El crecimiento de la producción industrial china contrasta con el desplome que todavía se está produciendo en Europa y Estados Unidos.  En el caso de Estados Unidos, y a pesar que las medidas de confinamiento han sido desiguales en los diferentes estados, su producción industrial se contrajo un 5,4% en marzo y un 15,6% en abril. El impacto en la producción industrial de la Covid-19 es similar en Europa. En España, la producción industrial cayó un 12,6% en marzo.

También en Alemania la caída de la producción industrial fue considerable con un desplome del 14,2%.Mientras que en Francia la producción industrial se desplomó un 16,8%.  Pero el peor registro del viejo continente lo encontramos en Italia, donde la Covid-19 produjo un hundimiento del 30% de su producción industrial en marzo de 2020.  Por el contrario, los Países Bajos (-2,3%), Portugal (-7,2) y el Reino Unido (-8,6%) fueron las economías europeas menos afectadas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here