(Tiempo de lectura: 4 min)

Los problemas del mercado laboral de España no se terminan en la incapacidad de generar el suficiente empleo para la población activa del país, sino que desde hace unos años debe valorar los trabajadores pobres como otro indicador de la debilidad del empleo. Una debilidad que la Covid-19 ha agudizado hasta el punto de contar con una masa de 2,5 millones de trabajadores que se encuentran en situación de pobreza. Así lo asegura el Informe anual de Economía Solidaria 2019 elaborado por Cáritas España y presentado hoy en la Jornada Mundial por el Trabajo Decente. El informe, denominado “Economía y Personas: Trabajar por lo que es justo”, denuncia que el mercado laboral español presenta desde hace años “una alta variabilidad del empleo frente al ciclo económico, un elevado nivel de desempleo y una elevada precariedad laboral en sus distintas dimensiones”.

En conclusión, el informe de Caritas España denuncia que España cuenta con un mercado laboral “contrario al trabajo decente” que crea millones de trabajadores pobres. De hecho, el informe de Cáritas va más allá y pide al gobierno “un cambio de paradigma” en el mercado laboral del país. Según el informe, se debe trabajar para conseguir que “no se conciba el empleo como una dimensión puramente productiva y económica”.

Por otro lado, Caritas lamenta que la pobreza en el mercado laboral se acentúa todavía más en el caso de las mujeres y las personas migrantes. El informe destaca la realidad en la “desigualdad salarial” entre las mujeres y los hombres. Por otro lado, el informe lamenta que el trabajo decente es todavía más inaccesible para la población de origen extranjero. Una inaccesibilidad que se da porque el “maro legal empuja a la irregularidad” a una parte de la población.

La hostelería, el sector con más trabajadores pobres

El informe de Cáritas España también identifica algunos sectores productivos donde la presencia de trabajadores pobres es todavía mayor. En este sentido, el informe asegura que  el sector de la hostelería es un claro ejemplo de la precariedad laboral y la falta de trabajo decente para la población. “La base de cotización media de la hostelería se sitúa un 40% por debajo de la media del país” asegura el informe.

El posicionamiento de Cáritas considera que el alto peso del sector servicios en España conduce a crear un mercado laboral que se encuentra condicionado a la estacionalidad y a las coyunturas socioeconómicas. Por eso, Cáritas identifica que la tasa de trabajadores pobres en España se enfila hasta el 13,5% de la población que tiene una jornada a tiempo parcial. Un porcentaje que supone casi 2,5 millones de trabajadores del Estado español que no logran abandonar situaciones de pobreza relativa a pesar de contar con trabajo.

Por otro lado, Caritas también denuncia que el 48,1% de la población trabajadora en riesgo de pobreza cuentan con un trabajo a tiempo parcial indeseado. Es decir, que los trabajos a tiempo parcial en España, en su mayoría, se cubre con trabajadores porque no encuentran unas condiciones laborales mejores.

La pobreza laboral en España, en cabeza en Europa

La precariedad laboral y el número de trabajadores pobres en el mercado laboral español ha sido consensuada por múltiples organizaciones internacionales. Tanto la Organización Internacional del Trabajo (OIT), como el Eurostat identifican el número de trabajadores pobres en cifras similares a las difundidas hoy por Caritas, cercanas al 13% de la población con trabajo.

De hecho, según los datos de Eurostat (el órgano estadístico de la Unión Europea) España lleva ocho años como tercer país con más trabajadores pobres de toda la UE. Los últimos datos, referentes a 2019, sitúan España en la tercera posición en pobreza laboral, con un índice de pobreza del 12,9%, según Eurostat. De hecho, la media de pobreza laboral en España se encuentra 3 puntos por encima de la de la Unión Europea y casi duplica la de Francia. Solo Rumanía y Luxemburgo cuentan con un índice de pobreza laboral superior al de España. Incluso países como Grecia (11%) e Italia (12,2%) con mercados laborales desestabilizados cuentan con mejores índices de trabajadores pobres.

Además, la tendencia del mercado laboral no es esperanzadora para España. La evolución de trabajadores pobres en el país se incrementó exponencialmente en el momento en el que la economía española, en 2014, volvió a crecer. Es decir, el crecimiento económico de los últimos años ha generado más pobreza laboral de la existente en los peores años de la crisis económica y financiera de 2009. Además, en la calificación de la Unión Europea se sitúa Luxemburgo en la segunda situación, pero se debe tener en cuenta que su salario mínimo es el más alto de la UE, con más de 2.000 euros brutos al mes.

El empleo juvenil, el más perjudicado: más paro y más precariedad

Y entre el impacto de los efectos de la Reforma Laboral de 2012 aprobada por el Congreso de los Diputados, los jóvenes son el sector de la población española que más está sufriendo los estragos.  Si en España la tasa de trabajadores pobres media se sitúa en el 13% del total, en el caso de los menores de 30 años el porcentaje sube hasta el 16,3%. Un porcentaje que todavía no contempla los efectos de la Covid-19 en el empleo español y que podría incrementarse exponencialmente en los próximos meses.

De hecho, según los datos parciales de 2020 en términos de mercado laboral publicados por el INE y el SEPE, ya se desprende un impacto especialmente duro entre los jóvenes. Según datos de Eurostat, la tasa de desempleo para los menores de 25 años en España se situaba en el 42,3%.

La cifra supone un incremento de 2,7 puntos respecto a los datos de mayo. Y estos porcentajes se traducen en la destrucción de cerca de 60.000 puestos de trabajos ocupados por personas jóvenes en España. Los datos, pues, muestran una diferencia sustancial entre el empleo juvenil y el empleo medio en España. Si bien en septiembre el mercado laboral fue capaz de reducir el número de parados del país, no pasó en el caso de los jóvenes. De hecho, desde marzo, solo en el mes de julio el paro juvenil ha retrocedido mínimamente. Un retroceso debido, principalmente, por el aumento de oferta laboral estacional relacionada con el turismo. El resto de meses, la destrucción de empleo juvenil ha sido demoledor.

EPF-organic

EXCLUSIVAEl País Financiero

Las lucrativas oportunidades de inversión post-COVID-19

El equipo de analista financieros de EL PAÍS FINANCIERO comparte las mejores oportunidades de inversión única y exclusivamente con sus suscriptores.

Únete completamente gratis a nuestra lista de suscriptores y descubre las irrepetibles oportunidades de inversión que esta crisis global ha dejado para los inversores más hábiles.


Tus datos personales serán tratados con absoluta confidencialidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here