(Tiempo de lectura: 3 min)

El presidente de la Cámara de diputados de Brasil, Rodrigo Maia dijo que la licitación de la tecnología de quinta generación (5G) en el país no debería estar influenciada por “batallas ideológicas con China”, en alusión directa a Estados Unidos que se opone a su entrada en Latinoamérica.

El representante afirmó que una mayor competencia redundará en beneficio de los consumidores al ofrecerles mejores precios. Maia considera que Anatel, el regulador de  telecomunicaciones de Brasil, debería lanzar la subasta ya.

Así mismo, instó al gobierno del presidente Jair Bolsonaro (liberal) a enfocarse en la libre y justa competencia. Agregó, además, que el debate ideológico relacionado con esta tecnología podría afectar a otros sectores de Brasil, entre ellos la agricultura.

Desde 2014 hasta 2018 las exportaciones de Brasil a China casi se duplicaron. Pasaron de US$ 35,6 billones de dólares a US$ 64,2 billones con una balanza comercial favorable a Brasil.

El presidente Donald Trump ha instado a los gobiernos aliados en todo el mundo, incluyendo a Brasil, a impedir que la empresa china Huawei Technologies Co Ltd penetre sus mercados. Se teme que el mayor fabricante de teléfonos inteligentes del mundo, aproveche la tecnología 5G para hacer espionaje.

Sin embargo, pocos gobiernos han compartido estas inquietudes. Por el contrario, desde abril han abierto sus mercados al gigante asiático líder en la tecnología 5G. En Brasil ya la empresa cumple 20 años de haber incursionado.

Además, en la última década China ha reforzado su presencia en todo el mundo. Ha venido otorgando préstamos millonarios a diversos gobiernos y haciendo fuertes inversiones en muchos países. De esta forma ha consolidado los compromisos.

La subasta de 5G en Brasil estaba prevista inicialmente para marzo de este año, pero ha venido sufriendo una serie de retrasos. Hasta ahora el gobierno no ha fijado una nueva fecha para realizarla.

La puja entre China y EE.UU

China, como es lógico, se está moviendo para presionar por la subasta de la 5G con la premisa de que ganará. Estados Unidos no se ha quedado atrás y también presiona para que el gobierno otorgue la concesión a uno de sus aliados.

El embajador de Estados Unidos en Brasil, Todd Chapman, declaró la semana pasada al diario Folha de Sao Paulo que su país está en negociaciones con el gobierno brasileño y sus compañías de telecomunicaciones.

EE.UU ha prometido financiar el costo de adquisición de la tecnología 5G, pero producida por la compañía finlandesa Nokia y la sueca Ericsson.

Aunque Bolsonaro, un ex militar de derecha, no ha dejado de manifestar su escepticismo por China desde hace años, al llegar a la presidencia en 2019 su actitud se tornó más condescendiente.

Los intereses económicos de Brasil y China actualmente pesan mucho. Ahora Bolsonaro se encuentra nadando en dos aguas.

¿Qué es la tecnología 5G?

La implementación de esta tecnología ha dado lugar a todo tipo de conjeturas y teorías de la conspiración sobre China y su intención de dominar al mundo a través de ella.

Recientemente hasta el cantante español Miguel Bosé se atrevió a lanzar una serie de acusaciones en su cuenta de Twitter.

Bosé dijo que la investigación que España desea co-liderar para el desarrollo de la vacuna contra el coronavirus covid-19, supone “una operación de dominio global” que viene de la mano de la 5G.

La 5G es conocida como la red de telefonía móvil de quinta generación. Significa un salto tecnológico vertiginoso con respecto a las anteriores redes 1G, 2G, 3G y 4G. Es un nuevo tipo de red, capaz de conectar a todos con todo: personas con máquinas, objetos y cualquier dispositivo.

Beneficios prometidos para diversas industrias

Es una tecnología inalámbrica diseñada para ofrecer velocidades de datos asombrosas de hasta 20 Gbps y una latencia muy baja. Pero además, sus promotores prometen que ofrecerá mayor seguridad y confiabilidad.

Su alta capacidad de red masiva, aunada a una mayor disponibilidad, rendimiento y eficiencia mejorada, permitirá ofrecer experiencias de usuario extraordinarias. Unirá a diversas industrias e impactará su forma de operar.

Por ejemplo, la atención médica remota, mayor seguridad en el transporte, agricultura de precisión, digitalización de la logística y mucho más.

Quienes promueven la tecnología 5G proyectan que contribuirá a impulsar la economía global al aportar US$ 13.2 billones a la producción económica del mundo, sumando 22.3 millones de nuevos empleos.

La tecnología 5G se utiliza fundamentalmente en tres tipos de servicios conectados. Esto incluye  la banda ancha móvil mejorada, así como las comunicaciones de misión crítica junto con el IoT masivo.

Se espera que para 2022, el consumo de datos con la red 5G pase de los actuales 2,3 GB mensuales a 11 GB por mes en los teléfonos inteligentes.

En sectores como infraestructura, industria automotriz, entretenimiento – realidad virtual su impacto será tremendo. Debido a la mayor conectividad que ofrece entre personas y cosas y a sus altas velocidades y baja latencia.

La red 5G ya está disponibles en varios países europeos, incluyendo a España, Alemania, Italia, Reino Unido, Austria, Suiza, Finlandia, República Checa, Noruega, Irlanda y Países Bajos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here