(Tiempo de lectura: 2 min)

América Latina tiene tres grandes aerolíneas con base en la región: Latam (que surgió de la fusión de LAN y TAM), la colombiana Avianca y la mexicana Aeroméxico.

Las tres, a su turno, solicitaron adherirse a la ley de quiebras en los Estados Unidos argumentando la misma causa: el avance de la pandemia de coronavirus.

La novedad de esta semana es la presentación en los tribunales estadounidenses de Aeroméxico, la única de las tres que, hasta ahora, se había salvado de la caída.

Sin embargo, la situación se volvió insostenible ante la fuerte reducción de sus viajes en toda la región y se convirtió en el último operador grande en América Latina en sucumbir a las presiones del Covid-19.

La aerolínea insignia de México anunció que ha solicitado comenzar la reestructuración en virtud del Capítulo 11 de la ley que regula las bancarrotas en los Estados Unidos. Esto le permitirá continuar volando mientras organiza su estructura comercial.

Andrés Conesa, gerente general de Aeroméxico, habló de “desafíos sin precedentes” para toda la industria debido a la “disminución significativa de la demanda”.

El objetivo, según precisó, “tomar las medidas necesarias para poder operar de manera efectiva en este nuevo panorama” y “estar preparados para el futuro, cuando la pandemia haya quedado atrás”.

Fuente: Statista.

Conesa firmó un comunicado en el que Aeroméxico dice que no está sola en esto, ya que “muchas aerolíneas líderes en todo el mundo han utilizado el Capítulo 11 para fortalecer su posición financiera”.

Para el gerente de la compañía con sede en CDMX, gracias a esta decisión “continúan sólidas”. “Eso es lo que pretendemos hacer”, agregó.

Sin rescate para Aeroméxico

El gobierno de México está en la lista de los Estados que decidieron no rescatar a las grandes empresas privadas que están padeciendo la pandemia.

La otra aerolínea de volumen importante de México, Mexicana, entró en bancarrota en 2010 y nunca se recuperó.

Al igual que muchas aerolíneas en todo el mundo, Aeroméxico se vio obligada a limitar sus operaciones ya que la demanda de viajes aéreos se redujo a la mínima expresión, tanto por las restricciones de los países como por el miedo de potenciales viajeros a trasladarse.

En los últimos meses, la aerolínea aterrizó parte de su flota e, incluso, comenzó a operar vuelos de carga por primera vez en su historia.

Un mal común a todas las aerolíneas

La compañía es el último operador latinoamericano en solicitar el Capítulo 11 en los Estados Unidos.

En mayo, Latam (de Chile y Brasil) y la colombiana Avianca también iniciaron procedimientos de quiebra, citando la debacle por la pandemia.

Latam Airlines

Toda la industria del transporte aéreo está en crisis y no hay un horizonte claro a la vista.

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (Iata) estima que podría llevar más de tres años recuperar a los niveles de 2019 a los viajes internacionales.

Según dio a conocer Aeroméxico, sus operaciones diarias continuarán al mismo tiempo que la empresa comenzará a hacer una revisión financiera en todas sus secciones.

Los pasajeros aún deberían poder volar con sus boletos y los empleados continuarán cobrando como de costumbre, según dijo la compañía. Aunque no descartó que la reestructuración implique despidos.

EPF-organic

EXCLUSIVAEl País Financiero

Las lucrativas oportunidades de inversión post-COVID-19

El equipo de analista financieros de EL PAÍS FINANCIERO comparte las mejores oportunidades de inversión única y exclusivamente con sus suscriptores.

Únete completamente gratis a nuestra lista de suscriptores y descubre las irrepetibles oportunidades de inversión que esta crisis global ha dejado para los inversores más hábiles.


Tus datos personales serán tratados con absoluta confidencialidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here