(Tiempo de lectura: 3 min)

El máximo ejecutivo de la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA), Willie Walsh, indicó que al segmento de la aviación comercial se le han acumulado pérdidas en el período de pandemia que hasta 2022 se encontrarán por encima de los 200 mil millones de dólares.

El dirigente ha dicho, al comienzo de la 77 junta general realizada por la IATA, celebrada en la ciudad de Boston, que este año las pérdidas crecerán hasta más de 50 mil millones de dólares y, en 2022, otros 11 mil millones más.

Estos números se agregan a los casi 138 mil millones de dólares en pérdidas del 2020.

Walsh señaló también que han podido superar los peores momentos de la crisis por el covid-19, aunque todavía existen varios problemas y difíciles. Sin embargo, dijo que la recuperación aún es posible.

Agregó que el sector del transporte aéreo de mercancías está sosteniendo el sistema por sus buenos resultados, y que poco a poco los viajes domésticos van a acercarse a las cifras que habían con anterioridad al coronavirus, pero que el problema se encuentra en los vuelos internacionales.

El ejecutivo de la asociación apuntó al mercado internacional de las aerolíneas, diciendo que continúan estando muy perjudicadas debido al confinamiento y las medidas restrictivas tomadas por los gobiernos para evitar los contagios.

En palabras de Walsh, las personas no perdieron su deseo de viajar y observan una gran solidez en el sector doméstico. Pero continúan estando limitados por las medidas que restringen los viajes internacionales, además de la incertidumbre y dificultad que presentan.

Aerolíneas y la vacunación

El director de la IATA indicó que las personas que están completamente vacunadas deberían ser libres de viajar sin ningún límite y agregó que las autoridades de los diferentes países deben hacer lo que esté a su alcance para posibilitar las vacunas a todos los que la deseen.

Acerca del respaldo financiero proporcionado por los gobiernos a este segmento, la asociación lo ha valorado en 110 mil millones de dólares, que es la suma que las líneas aéreas deberán devolver. Por este motivo, y junto a los préstamos otorgados por las instituciones financieras, este sector del turismo se encuentra demasiado apalancado en términos financieros.

Por último, Walsh dijo que no están buscando caridad, pero las intervenciones del gobierno para pagar los salarios son necesarias todavía en algunas aerolíneas hasta que se levanten completamente las restricciones y sean posibles los vuelos internacionales a gran escala.

Francia aeropuerto

Luego de la pandemia, la recuperación en Estados Unidos

De todo el mundo, está pronosticado que solamente las aerolíneas estadounidenses vuelvan a tener ganancias como antes de la pandemia, pero recién para 2022, con 10 mil millones de dólares.

Las líneas aéreas europeas tendrán un déficit de un poco más de 9 mil millones, y las empresas de Medio Oriente, que están sujetas especialmente a las rutas intercontinentales, van a acumular pérdidas de casi 5 mil millones.

Walsh, que anteriormente era ejecutivo del holding anglo-español International Consolidated Airlines Group, ha sido optimista con los directores de las diferentes aerolíneas reunidas en Boston, remarcando que el segmento pudo superar exitosamente el momento más complicado de la pandemia y que se observa el camino hacia la recuperación total.

Los vuelos domésticos, beneficiados de la quita de las restricciones, podrán volver a sus antiguos niveles de pasajeros recién en 2022.

El transporte aéreo de mercancías es un punto positivo, ya que actualmente tiene una demanda de un 8 por ciento por encima de los niveles del 2019, y aumentará a más del 14 por ciento para el próximo año.

Todo ello es posible gracias al crecimiento de los envíos por las compras online.

Walsh dijo que las empresas van a seguir necesitando apoyos salariales estatales hasta que los viajes entre países se recuperen de forma sostenida.

Se espera que las líneas aéreas aumenten su capacidad con más rapidez de lo que será la recuperación del tráfico, por lo que se perjudica la ocupación de asientos. Se prevé que los niveles de carga de pasajeros sea aproximadamente del 68 por ciento este año, y que suba a un 75 por ciento el que viene, que todavía estaría por debajo de los números del 2019, con el 84 por ciento.

Si bien la Asociación Internacional del Transporte Aéreo representa a 290 empresas aéreas, que son el 82 por ciento del tráfico aéreo global, sus integrantes excluyen a muchas aerolíneas low cost que se espera que tengan una rápida recuperación.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here