(Tiempo de lectura: 5 min)

Previo a la reunión de la OPEP +, los líderes del cartel, Arabia Saudita y Rusia, llegaron a un acuerdo tentativo con Irak tras una semana de disputas. Bagdad se oponía a cumplir con los acuerdos de recortes de producción suscritos a mediados de abril y compensar sus fallas.

Para este sábado está prevista la reunión de los países miembros de la OPEP, a través de una videoconferencia (1 pm GMT). Dos horas después habrá una conferencia del cartel con sus aliados para anunciar la extensión hasta julio de los acuerdos de extensión de los recortes de producción.

A finales de mes los ministros de petróleo de la OPEP + revisarán si es necesario extender los recortes hasta agosto, según reveló uno de los delegados.

Este viernes, la información sobre la ratificación de los acuerdos de recortes, de inmediato impulsó el precio del crudo Brent. Otro dato que devolvió optimismo al mercado, fue la caída sorpresiva de la tasa de desempleo en Estados Unidos.

A las 2:56 pm hora de Londres, el índice de referencia internacional daba cuenta de un significativo aumento del Brent de 4.9% a US$ 41.98 por barril.

Recuperación de la demanda

“Somos razonablemente optimistas sobre las perspectivas para el petróleo en la segunda mitad del año. Es probable que la demanda se recupere mucho más rápidamente que la oferta”, dijo Isabelle Mateos y Lago, codirectora del grupo de instituciones oficiales de BlackRock Inc. en declaraciones para Bloomberg.

Dentro de la OPEP + son comunes los incumplimientos de los recortes, llegando a poner muchas veces en peligro los acuerdos. En tal sentido, los delegados informaron que no habrá acuerdos hasta que las comunicaciones formales se hayan realizado.

El gobierno iraquí está presionado internamente por los legisladores y partidos políticos opositores para que no acepte la presión de sus aliados sobre nuevos recortes.

Sin embargo, el Ministerio de Petróleo de Irak ratificó en un comunicado difundido el viernes, que cumplirá totalmente con los recortes aprobados en la OPEP + pese a los problemas financieros por los que atraviesa el país.

Otro que no causará problemas esta vez antes de la reunión de la OPEP + será México, que complicó la aprobación de los acuerdos de abril para recortar la producción, adelantó un delegado. En ese acuerdo, no estaba previsto que el país latinoamericano limitara su producción petrolera después de junio.

Para la mayoría de los países petroleros resulta difícil recortar su producción, especialmente en la actual situación. Este es el caso de Irak que necesita asegurar sus ingresos para reconstruir su devastada economía después de una década de sangrienta y dolorosa guerra, sanciones y saboteos de la insurgencia islámica.

“Rusia y Arabia Saudita tenían poco que perder y mucho que ganar”

Aunque ahora, después del colapso de los precios del barril petrolero por la dramática caída de la demanda y el aumento de los inventarios tras la crisis de la pandemia de coronavirus, los 23 países petroleros que conforman la OPEP + han tenido que blindar la estrategia. Saben que la única forma de estabilizar el mercado es redoblar sus esfuerzos por preservar y cumplir los recortes de producción.

La estrategia ha dado resultados, pues desde abril los precios del crudo Brent se han duplicado. Esto ha aliviado la presión que se generó en los presupuestos de los mayores productores (Arabia Saudita y Rusia) y en los demás miembros del cartel petrolero.

El fundador de Rapidan Energy Group y ex funcionario de la Casa Blanca, dijo Bob McNally, comentó que “Rusia y Arabia Saudita tenían poco que perder y mucho que ganar al imponer medidas concretas para mejorar el cumplimiento por parte de los rezagados, especialmente Irak”.

El acuerdo de abril suscrito de las naciones productoras, también ayudó a las grandes empresas de energía como Dutch Shell Plc y Exxon Mobil en EE.UU y a varios productores que mantuvieron inactivos los pozos por algunas semanas y ya los reiniciaron.

Recortes podrían disminuir mientras aumenta producción de esquistos

En este acuerdo se estableció un histórico recorte de la producción de 9,7 millones de barriles diarios, que representa casi 10% del suministro petrolero mundial. Unas semanas después, Arabia Saudita y sus aliados en el Golfo Pérsico, los Emiratos Árabes y Kuwait, anunciaron un recorte adicional voluntario de 1,2 millones de barriles diarios a partir de junio.

Sin embargo, a partir del 1 de julio es probable que los recortes de producción disminuyan a 7,7 millones de barriles por día. Esto hace prever que la falta de acuerdos en la OPEP + este mes haya nuevamente inundado el mercado con un volumen similar al sustraído. Hay que sumar también la producción de esquisto en EE.UU que agrega más barriles al mercado.

La OPEP está obligada a manejar con mucho tino la situación para recuperar la demanda y los precios. Cualquier falla de cálculo o incumplimiento de los acuerdos, puede dar al traste con el camino de recuperación recorrido hasta ahora.

‘Backwardation’ para obligar a cumplir las cuotas

Algunos de los países miembros de la OPEP + tampoco pudieron cumplir con la totalidad los recortes de producción asignados para mayo. Mientras que Nigeria, Angola y Kazajstán, no cerraron lo suficiente sus grifos y mantuvieron su bombeo por encima de las cuotas acordadas en la OPEP + para el mes pasado. En la reunión preliminar del jueves, los tres productores asumieron el compromiso de ajustar su producción al acuerdo.

Con la extensión de los recortes, el cartel busca reducir en el mercado inventarios de miles de millones de barriles que se acumularon durante la crisis. En esa línea estratégica, la OPEP + quiere forzar el cumplimiento de los compromisos, a través de la estructura de precios conocida en la industria como backwardation. Es decir que, el crudo para entrega inmediata, tenga un precio mayor que el de los contratos de largo plazo, reveló un delegado.

Rusia advierte posible déficit de 3 a 5 mbd en julio

De continuar cumpliéndose estrictamente con los recortes y ratificarse el acuerdo, en julio, podría registrarse un déficit de petróleo calculado entre 3 y 5 millones de barriles diarios. La advertencia la hizo el ministro de Energía de Rusia, Alexander Novak.

“Tomando en cuenta el incremento de la demanda y el efecto del acuerdo OPEP+ (de abril pasado) ya en julio observaremos un déficit en el mercado que permitirá reducir las reservas excesivas acumuladas en marzo, abril y mayo”, explicó Novak a la agencia Interfax.

Los precios del Brent y el WTI siguen subiendo

Bolsa de Nueva York. Archivo.

Los precios del petróleo continuaron su racha de seis semanas de ganancia después del acuerdo tentativo esta semana de la OPEP y sus aliados. Ayudados por los datos de empleo de Estados Unidos que superaron las cifras esperadas. Un gran escenario para todos aquellos que, siguiendo los consejos de nuestros analistas financieros, decidieron invertir en barriles de brent.

El crudo Brent aumentó su precio en más de US$ 42 por barril y los futuros en Nueva York subieron un 5%. Los países de la OPEP + se comprometieron a cumplir con el recorte de producción asignado y aquellos que hasta ahora no habían cumplido las cuotas, compensarán los barriles de más en los próximos meses, dijo una fuente del cartel.

Aunque el petróleo ha venido recuperándose rápidamente del colapso de US$ -37 de mediados de abril,  el ritmo de los precios se ha desacelerado también en las últimas semanas. Sin embargo, la demanda en China sigue aumentando, pero hay muchas dudas aun en el mercado. Particularmente sobre el consumo de diésel, que tiende a complicar el equilibrio que la OPEP + busca en el mercado.

“Parece que las travesuras antes de la reunión de la OPEP se han resuelto. Será interesante ver si la OPEP + varía el cronograma decreciente anunciado previamente para el futuro. Por ejemplo, si cortan mucho más tiempo ahora, ¿podrían reducirse los recortes planeados para el futuro?”, señaló Callum MacPherson, jefe de productos de Investec.

Los precios del West Texas Intermediate (WTI) para entrega en julio subieron US$ 1.84 a $ 39.25 el barril en Nueva York (8:38 am). Esta semana, los futuros de Estados Unidos se elevaron un 10,5% reforzando la racha de mayores ganancias semanales desde abril del año pasado.

El WTI para entrega en 2021 se cotizó este viernes a más de US$ 40 por barril, su mayor nivel desde marzo. Analistas de Citigroup dijeron en un informe que un precio de US$ 45 por barril podría ser suficiente para que comience a crecer la producción en la cuenca del Pérmico.

EPF-organic

EXCLUSIVAEl País Financiero

Las lucrativas oportunidades de inversión post-COVID-19

El equipo de analista financieros de EL PAÍS FINANCIERO comparte las mejores oportunidades de inversión única y exclusivamente con sus suscriptores.

Únete completamente gratis a nuestra lista de suscriptores y descubre las irrepetibles oportunidades de inversión que esta crisis global ha dejado para los inversores más hábiles.


Tus datos personales serán tratados con absoluta confidencialidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here