(Tiempo de lectura: 2 min)

La Organización Mundial del Comercio (OMC) ha publicado este miércoles un informe con unas perspectivas muy negativas para el comercio, pero con una luz positiva al final de este túnel para el año que viene.

Según previsiones de la OMC, el comercio global podrá caer entre un 13% y en el peor escenario, hasta un 32% en 2020 por la crisis del COVID-19.

Sin embargo, en la otra cara de la moneda del estudio que fue presentado por el director general de la OMC, Roberto Azevedo, desde su confinamiento y a través de una videoconferencia, en 2021 habrá un repunte de entre el 21,3% y el 24%.

En cuanto al escenario más adverso, si la crisis sanitaria se prolonga en un momento en el que se han tomado medidas de confinamiento e hibernación económica con el fin de evitar la propagación del nuevo coronavirus, podría haber un desplome del comercio de hasta el 32% y una recuperación al año siguiente del 24%.

“Las cifras son feas, no hay cómo negarlo”, ha confesado Azevedo, pero mostró su parte optimista en la que dijo que es posible que la recuperación vaya a ser “rápida y vigorosa”.

En cuanto al escenario optimista de los economistas de la OMC, las transacciones comerciales bajarían un 13% en 2020 y subirían un 21,3% en 2021, por lo que el comercio regresaría a niveles de 2019.

Camino a la recuperación

Pero para que suceda ese escenario optimista, llamó a los países más afectados para lleven a cabo “estímulos monetarios y fiscales”, así como a lograr que no haya más olas del coronavirus y se pueda controlar la pandemia con el fin de que el comercio no se vea “innecesariamente perturbado”.

Las restricciones es lo que preocupa al brasileño ya que –subrayó- que si los países colaboran entre ellos se podrá ver una recuperación “más rápida” que si cada uno actúa por libre, por lo que tildó de “fundamental que los mercados se mantengan abiertos y sean previsibles”.

Azevedo comparó esta crisis con el crack bursátil de 1929 y afirmó que el descenso de los intercambios mundiales será, con toda probabilidad, “mayor” que el que produjo la crisis financiera de 2008.

Aunque en su tono optimista, dijo que a diferencia de las dos crisis anteriores, en esta las bases financieras no están tan dañadas por lo que, en teoría, “sería más fácil regresar a los números anteriores en uno o dos años”, aseveró.

Globalización

En cuanto a la afectación global por la crisis, se prevé que las exportaciones se desplomen como mínimo un 17,1% en Norteamérica este año, mientras que en su vecino del centro y sur sea de un 12,9%, siendo ambos los más afectados.

En Europa caerían un 12,2%, según el estudio, que en el peor escenario prevé que las exportaciones puedan caer hasta un 40%.

Igualmente, la OMC cree que habrá recuperación tanto en exportación como importación de un 20% en 2021.

Caída del PIB

La OMC también estima que el PIB global va a caer en al menos entre un 2,5% a un 8,8%, en el escenario más pesimista, aunque subirá en 2021 entre un 5,9% (en el peor caso) hasta un 7,4%.

El más perjudicado será en Latinoamérica, que cuyo PIB de estima que descenderá entre un 4,3% y un 11%.

Por último, el director de la OMC afirmó que la diversificación de la producción puede ser una respuesta, pero aclaró que ningún país va a poder conseguir ser “autosuficiente”.

EPF-organic

EXCLUSIVAEl País Financiero

Las lucrativas oportunidades de inversión post-COVID-19

El equipo de analista financieros de EL PAÍS FINANCIERO comparte las mejores oportunidades de inversión única y exclusivamente con sus suscriptores.

Únete completamente gratis a nuestra lista de suscriptores y descubre las irrepetibles oportunidades de inversión que esta crisis global ha dejado para los inversores más hábiles.


Tus datos personales serán tratados con absoluta confidencialidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here