(Tiempo de lectura: 3 min)

Los pronósticos catastrofistas para la economía española este 2020 se multiplican día tras día. Si a inicios de semana era el Banco de España quien estimaba una caída considerable de la economía española, ahora es la OCDE quien prevé un derrumbe sin precedentes del PIB español. Según el último informe semestral de perspectivas de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE),  la economía española podría caer entre un 11,1% y un 14,4% este 2020. Se trata de una previsión que se acerca al escenario más pesimista publicado por el Banco de España, y que se aleja de las previsiones más moderadas realizadas por el Gobierno de España. En concreto, el ejecutivo español estimaba, a diferencia de la OCDE, que la economía española caería alrededor del 9% en 2020 por la Covid-19.

En concreto, la OCDE prevé que el PIB español caiga un 11,4% si la Covid-19 se controla a partir del segundo semestre de 2020. Sin embargo, el impacto sería todavía mayor (hasta el 14,4%) si la Covid-19 genera nuevas olas de contagio en la segunda mitad del año. En todo caso, los pronósticos para España de la OCDE son los peores de todos los países de la Unión Europea. Así, el organismo de cooperación internacional pronostica que Francia, Italia y el Reino Unido sean los países, después de España, más afectados del viejo continente.  Así, la OCDE prevé una caída del PIB del 11,3% para Italia, del 11,4% para Francia y del 11,5% para el Reino Unido.

Por otro lado, la OCDE estima que en 2021 la economía española crezca entre un 5% y un 7,5%, dependiendo de si existen, o no, nuevos rebrotes de la pandemia. En todo caso, la organización pronostica que a finales de 2021 el PIB español será entre 4 y 8 puntos iniferior al de 2019.

El paro se elevaría hasta el 21,9% en 2021

Y las previsiones de afectación de la Covid-19 en España tendrían efectos directos en el mercado laboral, el déficit y la deuda. En concreto, la OCDE prevé que el desempleo en España cierre 2020 en el 20,1%, una cifra que no se veía desde los peores años de la crisis financiera de 2008. Pero el desempleo todavía podría incrementarse más en 2021 que, según la OCDE, se elevaría hasta el 21,9%. 

En relación a la deuda, el organismo internacional calcula que en España la deuda pública se podría disparar hasta el 117,8% del PIB. Un porcentaje que, en el peor de los escenarios, se podría incrementar todavía más, hasta el 129,5%. Este incremento de la deuda se produciría, según la OCDE, por una caída de la economía española, pero también por un déficit descontrolado. Un déficit que la organización calcula que supondrá en 2020 el 10,3% del PIB.  Las malas previsiones para el endeudamiento español se alargarían a 2021, donde el déficit también seguiría a niveles mayores a los de 2019.  La deuda española y el desempleo serían los mayores de la zona euro. Sin embargo, el déficit podría ser incluso peor en el Reino Unido, donde podría llegar al 14,2% de la economía británica.

El PIB mundial podría caer entre el 6% y el 7,6%

La OCDE coincide con el resto de estimaciones internacionales al afirmar que la economía mundial se contraerá por primera vez en las últimas décadas. En concreto, la OCDE prevé que el mundo sufra su peor recesión desde los años 30. Y cifra el descenso de la actividad económica entre el 6% y el 7,6%, en función de la evolución de la pandemia. Y en concreto, prevé que la mayor contracción se produzca en la eurozona. Según el organismo internacional, la economía en la zona euro caerá un 9,1% en el mejor escenario, y un 11,5% si se producen nuevos rebrotes.

Pero el informe semestral de la OCDE también prevé fuertes impactos en otros países. Uno de ellos es Estados Unidos que, a pesar de ser más laxo con las medidas de confinamiento, vería cómo su PIB retrocede en 2020 entre un 7,3% y un 8,5%. Por el contrario, la China se verá menos afectada, pero entrará también en recesión. En concreto la OCDE pronostica una caída de entre el 2,6% y el 3,7% de su PIB en 2020. Esta estimación dista mucho de las previsiones del gobierno chino, que prevén que la economía de su país siga creciendo este 2020 a pesar de la Covid-19 .

La OCDE concluye que, a pesar que la Covid-19 tiene efectos mundiales, sufrirán más aquellas economías centradas en el sector servicios en general,  y el turismo en concreto. Por el contrario, la OCDE prevé que el crecimiento en 2021 recupere parte del terreno perdido en 2020, con un crecimiento exponencial. Sin embargo, eso no permitirá volver a los niveles de actividad anteriores a la crisis al acabar 2021. Además, el informe condiciona el crecimiento en 2021 al control de la pandemia.

Pedro Sánchez ya admite que el déficit será el gran reto de España para la salida de la crisis

Ante la voluntad del gobierno de España y de la propia Comisión Europea de invertir los recursos necesarios para combatir a la Covid-19, el nivel de endeudamiento que comportará ya está implicando una de las principales preocupaciones de los ejecutivos. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez , ha advertido hoy que “habrá que atajar en el futuro déficit”. Un déficit que desde el ejecutivo ya contemplan que gire en torno al 10% del PIB. El presidente del ejecutivo español ha clarificado que la salida de la crisis económica “será justa y en positivo”, pero con medidas de ajuste presupuestario. Con estas declaraciones Sánchez abre por primera vez la puerta a recortes públicos en el futuro para rebajar el nivel de déficit español.

 

EPF-organic

EXCLUSIVAEl País Financiero

Las lucrativas oportunidades de inversión post-COVID-19

El equipo de analista financieros de EL PAÍS FINANCIERO comparte las mejores oportunidades de inversión única y exclusivamente con sus suscriptores.

Únete completamente gratis a nuestra lista de suscriptores y descubre las irrepetibles oportunidades de inversión que esta crisis global ha dejado para los inversores más hábiles.


Tus datos personales serán tratados con absoluta confidencialidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here