(Tiempo de lectura: 2 min)

Con la idea de optimizar la rentabilidad, la fusión entre Unicaja y Liberbank tendrá consecuencias en el mediano plazo para sus empleados: habrá despidos y cierre de oficinas.

La única duda es saber exactamente cuántos trabajadores dejarán de pertenecer a ambas organizaciones, pero la salida masiva de un buen número de ellos es un hecho.

En la actualidad, la productividad por empleado es mayor en Liberbank que en Unicaja. En esta última es del orden de los 12,4 millones de euros y, en Liberbank, de alrededor de 15,9 millones.

La fusión de Unicaja y Liberbank

Si bien todo indicaba que las negociaciones de fusión no estaban bien encaminadas, lo cierto es que finalmente el último día hábil de 2020 terminó con un acuerdo de unión entre ambas empresas.

Unicaja y Liberbank serán una sola empresa que tendrá como meta optimizar su rentabilidad. Esa es la premisa principal.

Buscan lograr una mejora del 50 por ciento en los beneficios por acción y multiplicar por dos el llamado RoTE, que es la rentabilidad en función del volumen de recurso propio en patrimonios tangibles en las compañías analizadas de forma independiente. 

No será fácil. Para nada.

Para lograrlo, cada una de las empresas deberá hacer un esfuerzo supremo en su eficiencia. Hoy, la eficiencia en Unicaja supera el 67 por ciento y la de Liberbank no desciende del 56 por ciento deben bajarlas por debajo del 50 por ciento.

Ajuste de capacidad

Para conseguir un ahorro en costes de más de 535 millones de euros, ambas empresas están obligadas a ajustar su capacidad y esto tiene una relación directa con la cantidad de oficinas y con los recursos humanos.

Es decir, para lograr lo que buscan con la fusión, no hay otra forma que con recorte de personal y de puntos de contacto con los clientes.

Según se ha podido conocer, Unicaja y Liberbank tienen pensado destinar 379 millones de euros a la reducción de plantilla y oficinas.

El mayor esfuerzo en cuanto a reducción de costes deberá darse en Unicaja, que en la actualidad es un 31 por ciento superior en volumen por activo en relación con Liberbank.

Esa baja en los gastos es importante porque son mayores en un 45 por ciento a los de Liberbank. Estos costes superiores, según un análisis de Mediobanca y Deutsche Bank, tienen relación directa con la cantidad de oficinas y de empleados.

Unicaja tiene una productividad por trabajador de 12,4 millones y por punto de contacto con sus clientes de 77 millones.

En Liberbank, en tanto, la productividad por empleado es de 15,9 millones de euros. Medida en relación con las oficinas, la productividad supera los 100 millones.

De esta forma, Liberbank está menos obligado a la desvinculación de empleados que Unicaja.

Productividad

Según el cálculo de los analistas especializados en el sector bancario, para lograr igualar la productividad en las dos empresas fusionadas los costos serán mayores en Unicaja que en Liberbank.

En Unicaja se podría esperar la salida de más de 1.350 trabajadores y, en Liberbank, de alrededor de 600. La idea es apuntar a menos puntos de contacto, pero de mayor tamaño.

Unicaja, en tanto, debería cerrar 250 oficinas. Liberbank, no más de 150.

¿Cuándo ocurrirá esto? Las previsiones hablan de a mediados de 2021, entre julio y septiembre. 

Hay que recordar que la marca seguirá siendo Unicaja. 

En la actualidad, entre ambas empresas tienen casi 10 mil empleados, por lo que la reducción en la plantilla será del orden del 18 al 20 por ciento. 

Las oficinas que se piensan cerrar son unas 390, el 24 por ciento de las 1.590 que suman en la actualidad entre las dos instituciones.

Empresas en buenas condiciones

Más allá de esto, los especialistas ponderan que las dos organizaciones son de las más solventes del mercado y no tendrán mayores problemas a la hora de afrontar las grandes complicaciones que suponen la salida de la pandemia de Covid-19.

La solvencia tiene ratios elevados tanto en Liberbank como en Unicaja, en ambos casos por encima del 14 por ciento. 

Las dos empresas por separado tienen pocos activos en créditos para el consumo, sino que sus carteras están enfocadas en en la administración pública y en hipotecas.

También una alta liquidez.

 

EPF-organic

EXCLUSIVAEl País Financiero

Las lucrativas oportunidades de inversión post-COVID-19

El equipo de analista financieros de EL PAÍS FINANCIERO comparte las mejores oportunidades de inversión única y exclusivamente con sus suscriptores.

Únete completamente gratis a nuestra lista de suscriptores y descubre las irrepetibles oportunidades de inversión que esta crisis global ha dejado para los inversores más hábiles.


Tus datos personales serán tratados con absoluta confidencialidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here