(Tiempo de lectura: 2 min)

Los últimos días de mayo de 2020 pueden ser recordados como el comienzo de una inesperada “guerra” entre el gobierno de los Estados Unidos (con Donald Trump a la cabeza) y las grandes de Silicon Valley.

Se trata de la decisión del líder estadounidense de avanzar en una serie de normas que podrían comprometer el negocio de gigantes como Twitter, Facebook y Google.

Todo se inició luego de que Twitter, la plataforma cofundada por Jack Dorsey, etiquetara dos publicaciones de Trump por contener “información dudosa”, lo que enardeció al magnate republicano.

Este hecho sería la excusa que el gobierno esperaba para acelerar una serie de restricciones que aplicaría la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, por las siglas en inglés) de los Estados Unidos en cuanto a reforzar la supervisión de los editores en línea, según Reuters.

Luego de que se conociera el etiquetado de sus publicaciones en Twitter, Trump amenazó con cerrar sitios web que, en su opinión, reprimen las opiniones de sus adherentes.

Los tuits que la red marcó hablaban de fraude en la votación por correo electrónico e invitaban a sus seguidores a verificar cada uno de los hechos.

Orden ejecutiva

Hasta este jueves, sólo se sabe que Trump podría firmar una orden ejecutiva inédita, pero no se conocen los detalles.

Trump y Dorsey 1
Jack Dorsey y Donald Trump. La disputa recién comienza.

Esta orden sumaría regulaciones a la Ley de Decencia en las Comunicaciones, una norma federal que exime a las plataformas de internet de la responsabilidad legal por el material que publican sus usuarios.

Estos cambios podrían exponer a las empresas de tecnología a una catarata de demandas judiciales en su contra.

La orden, en concreto, le pediría a la FCC que vea si la edición de contenidos que hacen las redes o buscadores podría hacer que pierdan la protección del artículo 230 de aquella ley.

En la mañana de este jueves 28 de mayo, Trump volvió a Twitter para decir que tomaría “medidas enérgicas” contra plataformas en línea como Facebook, Google y Twitter. Y agregó: “¡Un gran día para las redes sociales y la JUSTICIA!”

La reglamentación de la FCC apuntaría a establecer reglas claras a las que las redes sociales y diferentes plataformas de Internet deberían atenerse a la hora de editar o eliminar contenido sin perder la protección de responsabilidad de la Ley de Decencia de Comunicaciones.

Hoy, esa ley libera de toda responsabilidad a Facebook, Twitter y Google de lo que sus usuarios escriban o publiquen.

El proyecto del presidente de los Estados Unidos también incluye que la Oficina de Estrategia Digital del gobierno tendrá un plan de comunicación que buscará capacitar y ayudar a los ciudadanos del país a que se informen correctamente sobre casos de censura en las redes sociales.

EPF-organic

EXCLUSIVAEl País Financiero

Las lucrativas oportunidades de inversión post-COVID-19

El equipo de analista financieros de EL PAÍS FINANCIERO comparte las mejores oportunidades de inversión única y exclusivamente con sus suscriptores.

Únete completamente gratis a nuestra lista de suscriptores y descubre las irrepetibles oportunidades de inversión que esta crisis global ha dejado para los inversores más hábiles.


Tus datos personales serán tratados con absoluta confidencialidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here