(Tiempo de lectura: 4 min)

La relajación de las medidas restrictivas de movilidad debido a la mejora de los datos epidemiológicos se empieza a notar en los datos de transporte de viajeros en España. Según los últimos datos de la Estadística de Transporte de Viajeros del Instituto Nacional de Estadística (INE), en el mes de abril se registraron 261,5 millones de viajes en el transporte público en España. La cifra es muy superior a los 36,8 millones de viajeros detectados en el mes de abril de 2020, cuando estaba decretado el confinamiento domiciliario.

En todo caso, y a la espera de conocer los datos de mayo donde la movilidad podría haberse reactivado todavía más, el número de viajeros es todavía muy inferior a la media previa de la pandemia. De hecho, según los datos del INE, en 2019 el transporte público de España registraba, de media, más de 400 millones de pasajeros al mes. En todo caso, los datos de marzo y abril son los mejores desde la llegada de la pandemia. Los datos muestran una cierta recuperación, sobre todo en marzo y abril. Sin embargo, en los cuatro meses de 2021 se registra una caída del 11,9% de pasajeros respecto a los datos de 2020.

En 2020 se acumularon un total de 2.689 millones de pasajeros en los doce meses del año. Una cifra que fue prácticamente la mitad de los más de 5.000 millones registrados en 2019. Este 2021, pronosticando un repunte de la movilidad a partir de mayo con la caída de los confinamientos entre comunidades autónomas, podría superar los datos de 2020, pero difícilmente se llegará a los registros de 2019.

La Semana Santa hace caer mínimamente el número de pasajeros en abril

Como suele suceder en el mes de abril, con motivo de los días festivos de Semana Santa, los datos del INE muestran una cierta caída de la evolución de pasajeros respecto al mes de marzo. Sin embargo, la caída de este año ha sido algo inferior a la de otros años, con un descenso del -5,3%.

El transporte urbano sigue hundido en Valencia, Sevilla y Málaga

El INE también detecta variaciones en el uso del transporte público según el tipo de municipio. Así, durante los cuatro primeros meses del año, la mayor caída en el transporte público se registra en Valencia, Sevilla y Málaga. En Valencia, el INE detecta un desplome del -26% en el uso del metro, y del -27,7% en el caso del autobús. En Sevilla también se identifica una caída del -24,4% en el uso del metro, y del -14,5% en el uso del autobús. Unas cifras parecidas a las de Málaga, donde el uso del metro también ha caído un -26,1% interanual.

En cambio, el uso del transporte público durante los cuatro primeros meses de 2021 ha caído menos en Madrid y Barcelona. En el caso de Barcelona, se identifica una mayor caída del metro (-14,7) y una cierta estabilización en el uso del autobús (-5,5%). Respecto a Madrid, el uso del metro y del autobús cae alrededor del 15%.

Según los datos del INE, Bilbao es la única gran ciudad de España donde el uso del transporte público no ha caído durante los cuatro primeros meses del año. Los datos muestran un incremento interanual del uso del autobús del 5,9%, y una caída del -3,1% en el uso del metro.

Por comunidades autónomas, Canarias es la única donde se ha recuperado el uso interanual del transporte público. Otros territorios donde las cifras son parecidas a las del año pasado son País Vasco, Aragón y Catalunya. En cambio, los datos del INE muestran un derrumbe sin precedentes del uso del transporte público en Murcia (-31,6%), la Comunitat Valenciana (-23,6%), Castilla-la Mancha (-17,1%) y Andalucía (-16,3%).

El transporte aéreo, el más afectado por la pandemia

En relación con el transporte interurbano, el INE identifica una caída interanual generalizada en todo tipo de transporte durante los cuatro primeros meses de 2021. Sin embargo, se identifican diferencias entre tipo de transporte. Así, el transporte interurbano que más cae es el de larga distancia, tanto en el caso del autobús, como del ferrocarril y el transporte aéreo. En cambio, las cercanías y la media distancia registra caídas menos drásticas.

En el caso del autobús, el INE identifica una caída interanual del -12,7% en transporte de cercanías y del -19,7% en la media distancia. En cambio, se ha visto mucho más afectado el transporte en autobús de larga distancia, con una caída interanual del -54,9%.

En referencia al ferrocarril se identifica un comportamiento similar. Una caída ligera del uso de las cercanías (-14,3%) y algo más acentuada en la media distancia (-32,7%). En cambio, la larga distancia cae con fuerza (-51,8%), y todavía lo hace más el uso del AVE (-53,7%).

Pero, sin duda, el tipo de transporte más afectado es el aéreo. El INE identifica una caída interanual del -53,4% en el transporte aéreo en España. El que más cae es el territorio peninsular (-64,6%), mientras que se mantiene algo mejor el transporte interinsular (-18,2%).

El transporte aéreo en España podría tardar tres años más en recuperarse

Y los pronósticos para el transporte aéreo no son especialmente esperanzadores. Según un estudio de la organización para la seguridad de la navegación aérea, Eurocontrol, el escenario más probable es que España recupere su tráfico aéreo previo a la pandemia en el 2024. El informe de Eurocontrol identifica una tendencia positiva en el transporte aéreo de la mayoría de los países de la Unión Europea. Una tendencia positiva que se espera que vaya a más cuando se consiga la inmunidad de rebaño gracias a la campaña de vacunación, pero que en ningún caso prevé recuperar los niveles de tráfico aéreo previos a la pandemia a corto o medio plazo.

Según el escenario más probable dibujado por el informe, este año España podría recuperar el 45% del tráfico aéreo existente en el país en 2019. Un porcentaje que se elevaría hasta el 72% en 2022 y el 85% en 2023. Sin embargo, no sería hasta 2024 cuando el volumen de tráfico de los aeropuertos españoles recupere los datos previos a la pandemia. El informe constata que desde la llegada de la pandemia, España ha perdido 1,5 millones de vuelos. Una pérdida que se habría recuperado mínimamente en la primera semana de junio, con un total de 2.437 vuelos en España. Por aeropuertos, el de Madrid (-55%) y el de Barcelona (-63%) son, por ahora, los más afectados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here