(Tiempo de lectura: 3 min)

Las medidas de confinamiento y distanciamiento social impuestas por el gobierno español en el marco del Estado de Alarma decretado con motivo de la Covid-19 están produciendo una revolución en la forma de trabajar de los españoles. El cierre de establecimientos y las recomendaciones por no desplazarse ha hecho que muchas empresas hayan optado por el teletrabajo para mantener su actividad económica en un contexto de pandemia.

En concreto, se estima que cerca de la mitad de los españoles (el 49%) ha trabajado de forma remota durante los dos meses de Estado de Alarma. Así lo asegura el II Estudio de teletrabajo y dispositivos para la conexión realizado por Ipsos Digital. El estudio ha sido realizado para la compañía de seguros para dispositivos móviles Celside Insurance.

Según el estudio, tras siete semanas de confinamiento, la opinión hacia el teletrabajo de los ciudadanos ha ido empeorando. A mediados de marzo, según las estimaciones sociológicas de Ipsos Digital, solo el 8% de los españoles rechazaba el uso del teletrabajo. Un porcentaje que en las últimas semanas se ha incrementado hasta el 15%. Así pues, entre la primera encuesta elaborada por Ipsos Digital el 10 de marzo y la última, realizada a finales de abril, ha habido un incremento notorio de los detractores del teletrabajo como alternativa productiva.

Sin embargo, todavía es una mayoría el número de trabajadores que apuestan por el teletrabajo como una opción válida para su jornada laboral. En concreto, la encuesta refleja que el 56% de los españoles apostarían por mantener el teletrabajo “algunos días a la semana” después del estado de alarma. Por otro lado, un 24% de los trabajadores españoles apostarían por implementar el trabajo en remoto durante la mitad de su jornada. Un porcentaje que incrementa entre los padres y madres hasta el 31%.

El teletrabajo, una herramienta que incrementa la productividad

La encuesta de Ipsos Digital también refleja que el más de la mitad de los trabajadores en remoto (el 56%) aseguran que desde casa rinden más que en su puesto de trabajo. Los principales motivos declarados son una mejor organización (29%) y un incremento de su horario laboral (27%). Además, el 30% de los teletrabajadores afirma que su empresa lee ha exigido más durante el confinamiento.

De hecho, la práctica abusiva del trabajo en remoto por parte de empresarios a su equipo humano ya ha puesto en alarma a los sindicatos. Los líderes sindicales de CC.OO Madrid y UGT Madrid han alertado que el trabajo en remoto no cuenta con una regulación específica, por lo que puede ser más usual el trabajo fuera de horario y la presencia de una presión mayor por parte de los empresarios.

La mayoría de teletrabajadores usan sus dispositivos personales para trabajar

Otra preocupación de los representantes sindicales ante la extensión de la práctica del teletrabajo pasa por los recursos necesarios para trabajar. Así, tanto CC.OO como UGT denuncian que, de forma habitual, los equipos y dispositivos corren a cargo del trabajador. En este sentido, los sindicatos reclaman que una vez superado el estado de alarma se regule el uso de dispositivos propios para la práctica del teletrabajo.

De hecho, las reivindicaciones sindicales se contrastan en el  II Estudio de teletrabajo y dispositivos para la conexión realizado por Ipsos Digital. Según el informe, solo el 34% de los teletrabjadores disponen de ordenador y teléfono móvil de empresa para trabajar desde casa. La encuesta también muestra que solo un 16% de los trabajadores ha dispuesto de un ordenador de la compañía. Los trabajadores que han tenido que facilitar su ordenador y teléfono personal representan el 35% del total.

El informe también identifica una brecha de género respecto al teletrabajo. Mientras que el 40% de los hombres han tenido acceso a ordenador y móvil de la empresa para teletrabajar, el porcentaje baja hasta el 28% en el caso de las mujeres.

El uso del móvil se dispara un 29%

Ante las necesidades de conexión que ha requerido el distanciamento social impuesto por la covid-19, el uso del móvil se ha disparado. Y también lo ha hecho en el ámbito laboral. Según el informe de Ipsos Digital, el 50% de los teletrabajadores consideran el móvil como una herramienta fundamental para su trabajo. Además, el 29% aseguran que han aumentado el uso del móvil para cuestiones relacionadas con su trabajo.

Otro informe, en este caso el ‘Digital Consumer 24 hours Indoors’, elaborado por Nielsen eleva el porcentaje de trabajadores que usan el móvil hasta el 86%. Según este estudio, sin embargo, el uso exclusivo del móvil con fines laborales durante las horas de trabajo se reduce hasta el 60%.

Las madres, las que declaran mayores dificultades ante el teletrabajo

La revolución en la organización del trabajo que supone el teletrabajo presenta variaciones substanciales en el entorno y la forma de trabajar. Si bien desaparecen distracciones intrínsecas al puesto de trabajo y se facilita la conciliación, también aparecen otras distracciones dentro del hogar. Así, un 28% de los encuestados en el II Estudio de teletrabajo y dispositivos para la conexión realizado por Ipsos Digital asegura que el 28% rinde menos que en el trabajo presencial. Entre los que consideran que rinden menos en casa destaca un porcentaje más alto las madres (20%) que de los padres (11%).

EPF-organic

EXCLUSIVAEl País Financiero

Las lucrativas oportunidades de inversión post-COVID-19

El equipo de analista financieros de EL PAÍS FINANCIERO comparte las mejores oportunidades de inversión única y exclusivamente con sus suscriptores.

Únete completamente gratis a nuestra lista de suscriptores y descubre las irrepetibles oportunidades de inversión que esta crisis global ha dejado para los inversores más hábiles.


Tus datos personales serán tratados con absoluta confidencialidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here