(Tiempo de lectura: 4 min)

La vulnerabilidad financiera de las familias en todo el mundo se encuentra en un punto de inflexión debido al impacto de la Covid-19 en las economías domésticas. En el caso de España, la capacidad de los hogares de subsistir un tiempo determinado sin ingresos es inferior al de la mayoría de países desarrollados, a excepción de Estados Unidos. Así lo asegura el informe  ‘Vulnerabilidad financiera de los hogares ante la COVID-19: una perspectiva global’  elaborado por BBVA Research. El estudio asegura que el 53,79% de los hogares de España sería capaz de subsistir más de seis meses sin ingresos. Un porcentaje que es superior al de Finlandia, Hong Kong, Países Bajos o Reino Unido.

De hecho, el informe asegura que en el caso de España cerca de un 33% de los hogares no podría aguantar más de tres meses sin ingresos. Se trata de un porcentaje superior a los de países en vías de desarrollo, pero que muestra una alta fragilidad de las economías domésticas para poder hacer frente a los gastos básicos en caso de falta de los ingresos principales de los hogares de España.

El informe identifica una clara dicotomía entre países desarrollados y países en vías de desarrollo ante la vulnerabilidad financiera de los hogares. De este modo, la mayoría de hogares de países como Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia o Ecuador no podrían aguantar más de un mes sin contar con sus ingresos básicos. Más concretamente, Argentina se erige, según los datos de BBVA Research, como el país más frágil en finanzas domésticas. Más de la mitad de las familias argentinas no podrían sobrevivir más de un mes sin sus ingresos fijos, y solo un 7% de la población podría aguantar medio año sin contar con su principal fuente de ingresos.

Estados Unidos cuenta con una resiliencia financiera parecida a lo de los países emergentes

A pesar de la enorme diferencia entre la capacidad de resistir a nivel económico de las familias entre países emergentes y países desarrollados, Estados Unidos Cuenta con un porcentaje de vulnerabilidad más parecido al de países como Colombia o Argentina que a países europeos. De este modo, EE.UU es el único país desarrollado analizado en el que más del 50% de su población no podría aguantar más de tres meses sin ingresos. Al comparar los niveles de resiliencia financiera de los hogares entre países desarrollados, destacan especialmente las diferencias entre EEUU y Canadá, con una brecha superior a los 20 puntos porcentuales. De hecho, Canadá es uno de los países analizados con mayor resiliencia financiera. Más del 70% de su población podría aguantar más de 3 meses sin ingresos.

En todo caso, el informe concluye que hay una gran relación entre el nivel socioeconómico de un país y su vulnerabilidad financiera. De este modo, los países con un PIB per cápita más alto cuentan con una capacidad financiera familiar mucho mayor. En el caso de Ecuador, Paraguay, Perú y Argentina, el porcentaje de vulnerabilidad financiera en menos de 3 meses es de cerca del 90%. En el caso de España se sitúa en el 33% y en países como Canadá por debajo del 30%.

 

La vulnerabilidad financiera varía en función del nivel de estudios

Otra de las principales conclusiones del informe elaborado por BBVA Research pasa por afirmar que la educación es uno de los aspectos microeconómicos que más influye en el comportamiento financiero de las familias. Según el informe, los datos analizados sugieren una clara relación negativa entre el nivel de educación de las personas y la vulnerabilidad financiera. Y de entre las variables educativas, contar con educación universitaria se erige como el principal garante de tener menos probabilidades de entrar en un contexto de vulnerabilidad financiera.

En el caso de España, si el riesgo de vulnerabilidad financiera se sitúa en torno al 30%, en el caso de las personas con una carrera universitaria este porcentaje disminuye hasta el 15%. En el caso de los países emergentes también se identifica una mayor resiliencia financiera en el caso de las personas con estudios universitarios, pero con menor alcance. Donde sí destaca claramente es en Sudáfrica, donde el índice de vulnerabilidad financiera se reduce del 85% a menos del 50%.

El índice de vulnerabilidad también baja entre aquellos que han cursado educación primaria y educación secundaria. Solo en los casos de Canadá y Reino Unido no se aprecian diferencias entre contar con una educación primaria o secundaria en relación con su nivel de vulnerabilidad financiera.

BBVA Research apuesta por mayor conciencia en el consumo y el ahorro

El informe concluye que los datos muestran diferencias por género, nivel de estudios y empleo en el grado de vulnerabilidad financiera de las familias. Por otro lado, el informe también asegura que, de forma genérica, los jóvenes son el grupo de edad poblacional con mayor vulnerabilidad financiera en los países desarrollados. En cambio, en los países emergentes son los más mayores los que cuentan con mayor grado de vulnerabilidad financiera. Según las conclusiones del estudio, los datos muestran una cierta estabilización en la tendencia de las variables de vulnerabilidad financiera entre los países analizados.

Sin embargo, los autores del informe avisan que, a pesar de que las cuestiones sociodemográficas y la robustez de la economía de un país marcan las principales tendencias en vulnerabilidad financiera, hay otros elementos que la podrían hacer variar. En este sentido, el informe apunta que las cuestiones sanitarias derivadas de la Covid-19 podrían agravar la vulnerabilidad financiera de los hogares de la mayoría de países. Ante esta situación, el informe asegura que las políticas públicas destinadas a paliar los efectos de esta crisis, ya sea en forma de rentas públicas (subsidios), ERTE o moratorias personalizadas, son decisivas.

Finalmente, el informe recuerda que la vulnerabilidad financiera no solo depende de una cuestión de ingresos y riqueza. En este sentido, le informe aboga por la resiliencia financiera como una cultura necesaria a inculcar en las sociedades. “La resiliencia financiera se relaciona también con el comportamiento respecto a las decisiones de ahorro y consumo”, asegura le informe. Por eso, el informe considera imprescindible fomentar la formación financiera de las personas para que puedan planificar sus finanzas a lo largo de su vida.

EPF-organic

EXCLUSIVAEl País Financiero

Las lucrativas oportunidades de inversión post-COVID-19

El equipo de analista financieros de EL PAÍS FINANCIERO comparte las mejores oportunidades de inversión única y exclusivamente con sus suscriptores.

Únete completamente gratis a nuestra lista de suscriptores y descubre las irrepetibles oportunidades de inversión que esta crisis global ha dejado para los inversores más hábiles.


Tus datos personales serán tratados con absoluta confidencialidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here