(Tiempo de lectura: 3 min)

Es un gran día para Apple: el Tribunal General de Justicia de la Unión Europea le ha dado la razón a Apple en una disputa que involucra 13 mil millones de euros.

Se trata de un duro revés para la Comisión Europea (CE), que había obligado al gigante tecnológico a devolver a Irlanda esa cantidad de dinero en ayudas que había considerado ilegales. Y, sin duda alguna, una buena noticia para todos los que decidieron invertir en la compañía de Cupertino

Según el Tribunal, Bruselas “no logró demostrar que existió una ventaja” para Apple.

En 2017, la Comisión Europea dijo que Apple había recibido ayudas estatales ilegales y que debería haber pagado más impuestos.

Pero el Tribunal General, ahora, dice que este argumento no está basado en ninguna norma legal y que la Comisión se equivocó al declarar que Apple Sales International y Apple Operations Europe habían obtenido una ventaja económica selectiva y, por extensión, ayuda estatal.

Apple y otras tecnológicas, en la mira

La decisión representa un duro golpe para la estrategia de la Comisión Europea de castigar a las grandes corporaciones multinacionales que desde hace años intentan optimizar sus estructuras impositivas para reducir sus pagos en toda Europa.

Entre 2003 y 2014, Apple operó con dos filiales principales en Europa: Apple Sales International y Apple Operations Europe.

En aquel entonces, la Comisión dijo que esas filiales atribuían la gran mayoría de sus ganancias a una oficina central que sólo existe en papeles.

“Este tratamiento selectivo permitió a Apple pagar una tasa efectiva de impuestos corporativos del 1 por ciento sobre sus ganancias europeas en 2003, hasta el 0,005 por ciento en 2014”, había dicho la Comisión Europea en 2016.

Los argumentos de Apple siempre han sido negar todo.

Según la compañía que lidera Tim Cook, Irlanda nunca llegó a un acuerdo con Apple. “El reclamo no tiene fundamento, nunca pedimos ni recibimos ayudas especiales”, decía en 2016 el CEO de la empresa líder en la venta de móviles.

En 2018, temiendo que el fallo fuera adverso, Apple comenzó a reservar dinero en caso de que tuviera que devolver los 13 mil millones de euros a Irlanda. La mayor parte de esos fondos están actualmente en una cuenta de depósito en garantía. 

La Comisión Europea puede apelar la decisión, por lo que el dinero podría permanecer en la cuenta hasta que esto se resuelva definitivamente.

De confirmarse el fallo, Apple contará con fondos frescos para hacer frente a la salida de la pandemia de coronavirus que ha afectado sus ventas mundiales.

iPhone SE invertir Apple
El nuevo iPhone SE

Próximos pasos

Margrethe Vestager, vicepresidenta ejecutiva de la CE, declaró este miércoles que “la sentencia del Tribunal General” será estudiada “cuidadosamente” y que analizarán “sobre los próximos pasos posibles”.

También dijo que está de acuerdo con que todas las empresas paguen “su parte justa de impuestos”.

Pero agregó que “si los estados miembros de la UE les otorgan a las multinacionales ventajas fiscales que no están disponibles para todas, esto perjudica la competencia leal”.

Asimismo, aseguró que esto “priva al erario público y a los ciudadanos de fondos para inversiones muy necesarias, más aún en tiempos de crisis”.

La vicepresidenta de la CE también citó casos anteriores sobre el tratamiento fiscal para Fiat en Luxemburgo y para Starbucks en los Países Bajos.

En ese momento, la justicia europea avaló la decisión de la CE de hacer que Fiat devolviera 30 millones de euros, aunque rechazó que Starbucks pagara otros 20 millones en los Países Bajos.

Según descubrió la CE en su momento, Cook escogió ubicar su sede principal de Europa en Irlanda sabiendo que cuenta con el impuesto a las sociedades más bajo del continente. Sólo el 12,5 por ciento. 

Además, según la CE, logró de forma paralela dos acuerdos, en 1991 y en 2007, para pagar incluso menos. 

Según la CE, Apple declaraba en Irlanda ingresos obtenidos en Europa, África, Oriente Medio y la India, lo que le daba réditos enormes comparados con los que obtendría si lo hiciera de otra forma.

De la misma manera que lo hace Irlanda, hay otros países que son considerados como “agujeros negros” impositivos dentro de Europa. LOs especialistas dicen que en esa lista están también los Países Bajos, Chipre, Malta y Luxemburgo.

“Tasa Google”

La decisión de la justicia de Europa llega cuando está en plena disputa el tema de la “tasa Google”. Se trata de las negociaciones internacionales en las que se discute la implantación de un enfoque tributario equitativo para gravar a las grandes multinacionales tecnológicas.

De esas negociaciones salió Estados Unidos en junio pasado. Fue porque consideró que se quería perdujicar a las compañías de Silicon Valley, donde están asentadas la mayor parte de estas grandes empresas IT.

Antes de la salida de Trump de las conversaciones, la idea que más estaba progresando era la de que algunos países de Europa cobraran tributos especiales sobre las ganancias de estas empresas sobre las ventas en esas jurisdicciones, y no que lo hicieran en sus sedes centrales.

Esta fue la causa central para que Estados Unidos decidiera dar el portazo.

Por otra parte, la llamada “tasa Google”, un impuesto mínimo universal a las tecnológicas, se piensa como una manera de evitar que las grandes corporaciones vayan cambiando de país en país buscando mejoras fiscales, algo parecido por lo que fue juzgado Apple y cuyo fallo salió esta semana.

 

EPF-organic

EXCLUSIVAEl País Financiero

Las lucrativas oportunidades de inversión post-COVID-19

El equipo de analista financieros de EL PAÍS FINANCIERO comparte las mejores oportunidades de inversión única y exclusivamente con sus suscriptores.

Únete completamente gratis a nuestra lista de suscriptores y descubre las irrepetibles oportunidades de inversión que esta crisis global ha dejado para los inversores más hábiles.


Tus datos personales serán tratados con absoluta confidencialidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here