(Tiempo de lectura: 2 min)

La recuperación del sector de Distribución a las empresas será más lenta de lo que se esperaba hacia un mes. Así lo ha vaticinado el presidente de la Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (Anged), Alfonso Merry del Val, quien prevé que la caída de ingresos será superior a los 30.000 millones de euros. La caída en la distribución, que forma parte de la cadena de comercio, afecta también a la industria, los proveedores y el empleo.

Mientras que, al principio del pasado abril, Anged preveía una caída del 10 % en la facturación del comercio minorista, lo que supondría ingresar 25.000 millones de euros menos, la gran distribución ha ampliado esas pérdidas hasta los 30.000 millones, lo que supondrá una caída del 13%.

En España hay cerca de 14.000 tiendas de no alimentación de más de 400 metros cuadrados que suponen el 30% de la superficie comercial total y todas ellas han estado cerradas dos meses y medio, a lo que se suma que hasta en fase 2 tienen limitado el espacio a esos 400 metros, lo que “tiene un impacto directo sobre el empleo” ha dicho Merry de Val.

Por otro lado, Madrid y Barcelona, que serán las zonas que más han de tardar en llegar a la fase 2, conforman el 36% del empleo de distribución, según la Encuesta de Población Activa (EPA).

A ello se une que el comercio arrastra a miles de empresas de proveedores industriales y de servicios que también están parados y es ahí “donde se notará la tremenda caída del consumo en cascada”, de forma que “la industria tendrá forzosamente que ajustar su empleo”.

Merry de Val ha recordado que unos 117.000 empleados asociados a Anged están inmersos en Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE).

 

Significativamente más pobres

El presidente de Anged ha opinado que la recuperación de la economía española será muy lenta, más se puede acelerar con colaboración entre los sectores públicos y privados. En especial ha tildado de “fundamental” impulsar el consumo.

“Debe de calar en la conciencia de los españoles que tras esta crisis saldremos significativamente más pobres y podemos retroceder varias décadas”, ha sentenciado.

En su opinión, el nivel de renta de los hogares españoles caerá al menos un 10%.

Por ello, ha hecho un llamamiento al “diálogo social” para acordar medidas de flexibilidad, que ayuden a mantener el mayor número de empleos y reactivar la actividad productiva.

Merry del Val, ha hecho hincapíe en la solidaridad de las empresas y la “rapidez y eficiencia” del comercio garantizando el abastecimiento de alimentos y productos básicos. Destacó que la venta online de productos ha incrementado “por razones obvias” durante el confinamiento y se seguirá elevando a futuro.

Sin embargo, rechazó “la discrecionalidad política” del ejecutivo que primó “sobre los criterios estrictamente sanitarios a la hora de determinar qué tipo de comercios podían abrir y cuáles no”.

Ha señalado que las empresas que integran Anged, entre las que se encuentran El Corte Inglés, Carrefour, Ikea, el grupo Tendam o MediaMarkt, estaban perfectamente preparadas para abrir desde la fase 1, sin ser discriminados estos centros por su tamaño.

De acuerdo al experto otra decisión que fue desacertada por parte del Ejecutivo fue el retraso en la apertura del turismo, que ha explicado que es una actividad económica de gran importancia para la reactivación del consumo.

“Con esfuerzo” según Merry del Val se podría recuperar hasta el 90% de los turistas extranjeros a finales de 2021.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here