(Tiempo de lectura: 4 min)

Tras meses de enfriamiento, el BBVA vuelve a abrir la puerta a una posible fusión con el Banco Sabadell. Así lo anunció ayer el presidente del BBVA, Carlos Torres, durante su intervención en el día del Inversor. BBVA y Sabadell ya estuvieron en conversaciones sobre la posibilidad de una fusión, que finalmente se descarto por las “condiciones económicas”. El proceso de fusión de los dos bancos se antoja complicado, pero no imposible, después que a finales del 2020 las dos entidades descartaran la viabilidad de la operación.

Además, pocos inversores preveían la posibilidad de retomar las conversaciones después de que el BBVA formalizara la adquisición del banco turco Garanti. La OPA lanzada la semana pasada, por valor de 2.250 millones de euros, convierte al BBVA en el único propietario de Türkiye Garanti Bankasi. Según la dirección del banco español, la operación se lanzaba con la apuesta de crecer con compras de otros mercados financieros. Sin embargo, la operación no será inmediata y requiere de la aprobación de autorizaciones de distintos reguladores nacionales e internacionales.

A pesar de que la operación estaba recomendada por el Bank of America, los últimos movimientos del BBVA no han contado con la confianza de los inversores. El anuncio de la OPA a Garanti se traducía en una caída del 5% del BBVA en el IBEX35. Ante el miedo de una operación que puede afectar directamente a los dividendos de la empresa, los accionistas ven con recelo la apuesta del BBVA por crecer en un contexto de congelación de los tipos de interés y de recuperación incipiente de la economía.

El BBVA vuelve a los números rojos tras un 2021 esperanzador

El descarte de adquisición del Sabadell a finales de 2020, junto con una política conservadora, había funcionado para ganar la confianza de los inversores. Desde inicios del 2021, las acciones de BBVA habían crecido de forma sostenida prácticamente todos los meses del año. Con un crecimiento acumulado del 30,69%, el BBVA crece este 2021 por encima de la media de la bolsa española, que se sitúa en el 10,3%. Sin embargo, las últimas semanas no han sido favorecedoras para el banco vizcaíno.

,En el último mes, la cotización del BBVA se ha derrumbado un  7,75%, una cifra que no se daba desde el año pasado. La caída del BBVA no solo se da por el anuncio de la OPA a Garanti y a los cantos de sirena e una fusión con el Sabadell. Este mes de noviembre la entidad presidida por Carlos Torres presentaba su plan estratégico para 2024. Un plan estratégico que contempla Turquía como nuevo mercado y que, por lo menos hasta ahora, está provocando la salida de numerosos inversores.

Sin embargo, el anuncio de ayer de la posible fusión con el Sabadell hizo recuperar la esperanza de los inversores. Y el Ibex35 se lo agradeció con un tímido crecimiento del 1%. La cifra sería anecdótica si no fuera porque se convierte en el primer repunte que tiene el banco desde finales de octubre. La brusca caída de la lira turca preocupa a los inversores que, en cambio, verían con mejores ojos un crecimiento en España con la absorción del Sabadell.

El Sabadell también se ve perjudicado por la OPA del BBVA a Garanti

El anuncio de desembarco del BBVA a Turquía tuvo efectos colaterales entre los inversores del Sabadell. Tras un buen 2021, la cotización del banco catalán también se ha visto mermada este mes de noviembre. La caída de la cotización del Sabadell se explica por el alejamiento de la posibilidad de una fusión con el BBVA. Pero a diferencia del banco vasco, el anuncio de ayer de Carlos Torres no parece haber surgido ningún efecto en la confianza de los inversores. En el último mes el Sabadell ha visto cómo sus acciones perdían un 8,54% de sus valores. Una tendencia que se deja entrever desde finales del segundo trimestre. En los últimos seis meses el banco catalán acumula una caída en bolsa del -2,73%.

En todo caso, la evolución en bolsa del Sabadell de este 2021 ha sido más que favorable. Con un crecimiento de su cotización del 75%, el Sabadell deja atrás el desplome vivido en marzo del 2020. Y si bien no ha llegado todavía a los niveles prepandemia, su evolución durante los primeros seis meses del año fue buena.

La inercia del Sabadell de estos últimos meses no es buena. Y ante el portazo que, a priori, suponía el desembarco del BBVA a Turquía, la entidad catalana ha contraatacado con sus objetivos del plan estratégico. Un plan estratégico que no contempla ninguna fusión con el BBVA, y que se centra en incrementar la rentabilidad, mejorando los ingresos y reduciendo los costes. El banco catalán también tiene previsto reducir el coste de riesgo 65 puntos básicos, gracias a la normalización de las provisiones, tras las dotaciones extraordinarias conseguidas por la pandemia.

La fusión de BBVA y Sabadell: un globo sonda para analizar la respuesta de los inversores

A pesar de las declaraciones de ayer del presidente del BBVA, la fusión entre las dos entidades bancarias españolas se antoja complicada. De hecho, el anuncio de Carlos Torres se parece más a un globo sonda para visualizar qué impacto podría generar la fusión a los inversores, que no a una declaración de intenciones.

La respuesta del mercado ha sido más bien tímida. Y si bien ha permitido al BBVA alejar el foco de Turquía, el anuncio no bastará para cambiar la dinámica en bolsa de la entidad vasca. En el caso del Sabadell, una fusión con el BBVA sería bien vista por la dirección. Y probablemente también por los inversores. Pero la complejidad de la operación no permite asegurar qué rendimientos podría tener para los inversores una eventual fusión. El precedente de las acciones de Caixabank demuestra que la fusión no comporta directamente un incremento significativo de la cotización.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here