2.8 C
Madrid
martes, 18 enero , 2022
S&P 500 INDEX  ^SPX 
$4.662.85  $3.82  0.08%  
NASDAQ 100  ^NDX 
$15.611.59  $115.99  0.75%  
Dow Jones Industrial Average  ^DJI 
$35.911.81  $201.79  0.56%  
IBEX 35...  ^IBEX 
8.838,70€  32,10€  0,00%  
Nikkei 225  ^N225 
28.481.74  148.22  0.52%  
FTSE 100  ^FTSE 
7.611.23  68.28  0.91%  
ESTX 50 PR.EUR  ^STOXX50E 
4.302,14€  29,95€  0,00%  
CBOE Volatility Index  ^VIX 
$19.19  $1.12  5.51%  
Bitcoin USD  BTC-USD 
$42.067.99  $756.64  1.77%  
Ethereum USD  ETH-USD 
$3.186.00  $89.11  2.72%  

La Fed advierte que ómicron ralentizará la baja de la inflación

La Reserva Federal de Estados Unidos ve alta presión inflacionaria por la variante ómicron de Covid.

Tiempo de lectura: 4 min

El presidente de la Reserva Federal de los Estados Unidos ve a las nuevas preocupaciones que se relacionan con la salud como posibles reductoras de la disposición de las personas a trabajar de modo presencial, algo que puede ralentizar los progresos que se están produciendo en la gran mayoría de los mercados laborales.

Jerome Powell, que preside la Fed, ha indicado esta semana que todavía están esperando que la elevada inflación se reduzca en el 2022, mientras que la oferta y la demanda lleguen a un mejor equilibrio.

Aunque ha advertido que la nueva variante de coronavirus modifica las perspectivas, por lo que es posible que los precios sigan creciendo por un tiempo más largo de lo que se creía.

Además, dijo que es complicado predecir la persistencia y las consecuencias de la fuerte caida de la oferta, aunque algo está muy claro: los elementos macro y micro económicos que estimulan la inflación van a continuar hasta bien entrado el 2022.

Estas declaraciones son parte de un testimonio que Powell preparó para leerlo esta semana en la Comisión de Banca del Senado de EE.UU y que ha publicado el banco central de ese país. En el texto, también indicó que debido a la veloz mejora que se está produciendo en el mercado laboral estadounidense, la cantidad de mano de obra disponible está disminuyendo y los sueldos se encuentran en alza y a un ritmo acelerado.

Omicron y la economía

El nuevo crecimiento de los casos de coronavirus en el mundo y el surgimiento de la cepa ómicron significan, para todos los analistas, riesgos de pérdida en los empleos y en la actividad económica, además de una gran incertidumbre por la inflación.

La variante, según el texto de la Fed, también podria generar que se acreciente el problema de las interrupciones en las cadenas de suministros.

En busca de una estabilidad inflacionaria, la máxima autoridad monetaria estadounidense ha comenzado en noviembre a reducir su respaldo a la economía, lo que significa una disminución gradual de sus compras de activos a un ritmo que puede terminar a mitad del 2022.

Aunque con la inflación subiendo más del doble del objetivo planteado por ese banco central (el 2 por ciento), los representantes de la Fed dijeron que cada vez se encuentran más abiertos a posibles reducciones de las compras de activos con el objetivo de allanar el camino para subas en las tasas de interés antes de lo que estaba previsto, en caso de que se necesite.

Powell no dijo nada sobre el cronograma de esta reducción de las compras de activos en su informe, pero sí indicó que el mercado laboral tiene lugares que cubrir para poder llegar al pleno empleo, la cual es una condición que el organismo estableció previo a planear la suba de las tasas de interés desde su actual nivel cercano a cero.

El presidente de la Fed dijo que el organismo está totalmente comprometido con su objetivo de que los precios se establilicen y lo va a usar para apoyar la actividad económica y el mercado laboral, pero además para evitar posibles espirales de inflación.

La Fed, Estados Unidos y su inflación

El crecimiento de la inflación está siendo una gran preocupación para los consumidores que ven el modo en que disminuye poco a poco su poder adquisitivo.

Alimentos como la carne, los huevos y el pescado tuvieron una subida mayor que otros productos, y por el lado de los combustibles, los precios de la gasolina han llegado a cifras máximas en los últimos años.

La inflación está en plena aceleración mientras la economía se encuentra en recuperación de las consecuencias del covid-19, crece el consumo de las personas y continúan los cuellos de botella en las cadenas de abastecimiento que tiene sus efectos en el flujo normal de los productos en todo el mundo.

Lo reconoció el propio presidente de Estados Unidos, Joe Biden, quien ha asegurado que la disminución de la inflación es una prioridad principal.

Varios factores

Uno de los elementos que contribuyó al crecimiento sostenido de los precios es la falta de empleados, una situación que hizo que los salarios subieran en diferentes sectores de la economía.

En una entrevista con el medio BBC Mundo, Elijah Oliveros-Rosen, economista de la consultora Standard & Poor’s, señaló que en el golpe  inflacionario han impactado en los precios de los productos relacionados con la energía, además de las trabas en el flujo normal de productos en el mundo y el alto precio de las viviendas.

Agregó que es posible que los valores de la energía continúen en alza en los siguientes meses, aunque al mismo tiempo, tendría que decrecer el impacto de los cuellos de botella en las cadenas de abastecimiento.

Llenar un tanque de combustible promedio antes de la pandemia costaba 23 dólares y ahora cuesta 30. Y así muchos ejemplos vinculados con las subas de precios.

Por otra parte, los minoristas ya no están absorbiendo las subas, como hicieron al comienzo. De esta forma, cualquier alteración en los valores de los insumos se traslada a los precios.

La Fed y las consecuencias de la inflación

Por el lado de las consecuencias, más allá de aumentar el costo de vida para las personas y encarecer la operación de las compañías, la alta inflación le suma presión a la Reserva Federal para que incremente la tasa de interés antes de lo esperado.

El equivalente al banco central estadounidense, que se encarga de las políticas monetarias de la mayor economía del planeta, anunció una suba del costo del dinero para 2022. En forma paralela, ha iniciado una baja progresiva de su millonario plan de compra de bonos materializado para dar apoyo a la economía luego de la crisis sanitaria.

Los analistas entienden que, por culpa de la presión de la inflación, la Fed deba adelantar el aumento de las tasas, una estrategia que influirá de manera directa en todos los mercados de finanzas y la economía del globo.

Por ahora no se han anunciado cambios: el objetivo de la Fed es acercarse en algún momento a una inflación cercana al 2 por ciento.

Esto evidencia que hasta el momento la Fed entiende que la presión inflacionaria es “transitoria”, lo que da justificativo a su decisión de no adelantar una suba de tasas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimas noticias

Caen las acciones de Unilever por el rechazo de GSK

GlaxoSmithKline (GSK) y Pfizer no se mostraron impresionadas por la oferta de 50.000 millones de libras esterlinas (68.000 millones...

Artículos relacionados