(Tiempo de lectura: 4 min)

La economía española se recuperará en 2021, pero a un ritmo más lento de lo esperado en un momento. Al menos así lo asegura el Panel de Previsiones Económicas elaborado por el centro de análisis Funcas. Las previsiones de Funcas establecen que la economía española podría crecer un 6,3% este 2021. El porcentaje es dos décimas inferior a la estimación que realizó el mismo Panel en el mes de noviembre. De hecho, Funcas detecta un crecimiento gradual, que en el primer trimestre del año todavía notará los efectos de la tercera ola de la Covid-19. “La economía mejorará de forma gradual, a medida que avance la campaña de vacunación”, asegura el informe de Funcas.

Las previsiones de Funcas son más pesimistas que las realizadas por el Banco de España y el propio Gobierno español, que fija un crecimiento de cerca del 9%. En todo caso, las previsiones de crecimiento económico no serán suficientes para recuperar los 11,2 puntos del PIB que España ha perdido este 2020 pasado. Y el crecimiento se espera que sea más intenso en la segunda mitad del año, mientras que los primeros meses de 2021 la recuperación quedará condicionada al avance de la pandemia.

De este modo, Funcas calcula que el crecimiento intertrimestral entre el mes de enero y marzo de 2021 será de tan solo el 0,5%. En cambio, el crecimiento de la economía se intensificaría a partir del segundo trimestre con crecimientos que podrían oscilar entre el 2% y el 3% del PIB. El panel de Funcas trabaja bajo la hipótesis de que a mediados de año se habrá vacunado entre el 30% y el 45% de la población, mientras que a finales de año el porcentaje podría incrementarse hasta el 70%.

El PIB de España crecerá en 2021 principalmente gracias a la demanda nacional

El Panel de Previsiones Económicas de Funcas calcula que el crecimiento de la economía española en 2021 se producirá principalmente por la demanda nacional. Más concretamente el informe asegura que “el PIB crecerá principalmente por la aportación de la demanda nacional, que sumará 5,9 puntos porcentuales”. Este incremento de la demanda sería tres décimas inferior a las previsiones realizadas por el mismo panel en el mes de noviembre. Por otro lado, la demanda exterior aportara cuatro décimas al PIB español, lo que supone un incremento de una décima respecto a las pasadas previsiones de Funcas.

La buena noticia de las previsiones de Funcas pasa por la revisión de los datos macroeconómicos de España en 2020. Finalmente, Funcas calcula que el PIB de España ha caído un 11,2% en 2020. Esta cifra son seis décimas menos de la previsión realizada en el mes de noviembre, por lo que la economía de España ha aguantado los dos últimos meses mejor de lo esperado. Funcas también ha mejorado la previsión de déficit público de España en 2020, hasta el 12,1% del PIB. La cifra supone una reducción de tres décimas respecto al último panel. Por el contrario, Funcas empeora las previsiones de déficit público de España para 2021 hasta el 8,4%, una décima más de lo previsto en el mes de noviembre.

Bank of América calcula que la economía española solo crecerá un 4% en 2021

Pero las previsiones a la baja de Funcas podrían llegar a ser optimistas si se compara con las estimaciones realizadas por Bank of America. La entidad estadounidense considera que la economía española crecerá tan solo un 4% este 2021. El informe de previsiones de Bank of America coincide con Funcas al establecer la caída del PIB en España el pasado 2020 en el 11,2%, pero es mucho más pesimista en las aspiraciones de recuperación económica a corto plazo. De hecho, las previsiones previas de Bank of America ya pronosticaban un crecimiento moderado de la economía de España para este año, que en ningún caso sobrepasaría el 5%.

Bank of America considera que el crecimiento de la economía española en 2021 será moderada. Pero también lo prevé para todas las economías de la zona euro. De hecho, la entidad norteamericana considera que el PIB de la zona euro crecerá un 2,9% este año. El porcentaje es un punto inferior a las estimaciones realizadas por el mismo organismo hace tres meses.

Las previsiones pesimistas de Bank of América alrgarían hasta 2023 la recuperación económica plena, tanto de España como de la Eurozona. En el caso particular de España, Bank of América considera que el PIB del país crecerá en 2022 un 4,5%. Es decir, que entre 2021 y 2022 España no sería capaz de recuperar el porcentaje del PIB perdido en 2020. Y esta revisión pesimista de los expertos de la entidad se debe porque consideran que las restricciones y confinamientos por el Covid-19 se alargarán más de lo previsto por la mayor velocidad de contagio de las nuevas cepas del virus, hasta que un porcentaje mayoritario de la población esté vacunado.

La tasa de paro podría tardar años en recuperar los niveles pre-Covid

Pero si hay un segmento económico que sufrirá los efectos de la pandemia es el mercado laboral español. Los augurios del Gobierno de España de poder reducir la tasa de paro registrado este 2021 son cada vez menos consistentes. En este sentido, Bankinter calcula que la tasa de paro en España podría llegar este año al 17,8%. La cifra supondría un incremento de un punto y medio respecto a la tasa de paro registrada en 2020. Y, de hecho, se convertiría en el registro de desempleo más alto del país desde 2016.

De hecho, la Covid-19 podría echar a perder la generación de empleo registrada en los últimos cuatro años, y el proceso de recuperación del mercado laboral podría alargarse en el tiempo. Más concretamente, Bankinter calcula que el mercado laboral español no se recuperará tampoco en 2022, pero sí empezará a generar empleo. Así, se calcula que el paro registrado siga incrementándose de forma contenida durante los próximos dos meses. A partir de 2022 la tasa de paro podría empezar a bajar hasta al 16,2%.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here