(Tiempo de lectura: 2 min)

De acuerdo con la última información de la Oficina de Estadísticas Nacionales (ONS) del Reino Unido, la caída de los principales sectores económicos de ese país será del 2,2 por ciento en el primer trimestre de 2020.

Esto es más grave que la primera estimación, que hablaba de un 2 por ciento, y es un anticipo de lo malo que se espera sean los meses siguientes, en especial los de abril y mayo.

Los datos fueron publicados esta semana, al mismo tiempo que el primer ministro británico, Boris Johnson, anunció un ambicioso plan de recuperación del país cuando finalice el confinamiento.

Johnson habló de una fuerte inversión en infraestructura y en escuelas.

Gran Bretaña cayó más de lo esperado

Para Jonathan Athow, uno de los funcionarios responsables de la ONS, “la caída fue mayor que la esperada porque en marzo el impacto fue más profundo” y porque “las actividades relacionadas con la salud disminuyeron más de lo que se había estimado anteriormente”.

“Todos los principales sectores de la economía se redujeron significativamente en marzo a medida de que los efectos de la pandemia golpearon con más virulencia”, aclaró.

Los datos publicados por la BBC dicen que la contracción del primer trimestre se transforma entonces en la mayor caída desde el período de julio a septiembre de 1979.

Sólo en el tercer mes del año, el PIB se contrajo un 6,9 por ciento.

Asimismo, las cifras del primer trimestre muestran que el sector de servicios, que representa aproximadamente las tres cuartas partes del PIB del Reino Unido, se redujo en un récord de 2,3 por ciento.

Coronavirus UK
Los británicos y el temor a una segunda ola.

Entre los mayores problemas hay que destacar que se contrajo fuertemente el gasto de los británicos.

Así es, en marzo hubo un notable aumento del ahorro de los hogares, dinero que no se volcó en la economía.

De acuerdo con información del Banco Central Europeo (BCE), los depósitos en Europa aumentaron en prácticamente todos los países como reacción de los consumidores ante el desconcierto por la crisis del Covid-19.

Esto ocurrió en Francia, por ejemplo, donde en marzo los habitantes dejaron en las entidades bancarias 20.000 millones de euros, cinco veces más del promedio mensual en años “normales”.

Lo mismo pasó en Italia y en España. 

En este último país, por caso, los consumidores ahorraron algo más de 10 mil millones de euros, algo que contrasta con los 2.300 millones de euros de promedio.

Johnson prometió una “revolución de infraestructura”

En el discurso de este martes, Johnson prometió una “revolución de infraestructura” y explicó que el gobierno necesita “trabajar rápido” para sostener los empleos y, al mismo tiempo, tratar de “nivelar” la economía para que toda la economía del país pueda beneficiarse.

También aseguró que el gobierno introducirá “las reformas más radicales en planificación desde el final de la Segunda Guerra Mundial” para acelerar los proyectos de construcción e infraestructura.

Como parte de lo que llamó un “nuevo acuerdo”, el primer ministro británico dijo que acelerará el gasto hasta los 5,5 mil millones de euros en proyectos de infraestructura.

Un dato que preocupa en Downing Street es que de acuerdo con otros datos de la ONS, creció notablemente el déficit de cuenta corriente de Gran Bretaña, mucho más de lo esperado en el primer trimestre.

El déficit de la balanza de pagos, la diferencia entre el valor de los bienes y servicios que importa y exporta un país, aumentó a un 3,8 por ciento del PIB.

Los analistas entienden que toda esta información del primer trimestre de 2020 es sólo el inicio de la debacle del semestre, ya que sólo incluyen algunos días de marzo, el mes en que comenzó el confinamiento. 

Para muchos, son sólo el preludio de lo peor, que será cuando se conozcan los datos del segundo trimestre, con abril incluido.

Recién se espera un fuerte rebote en el tercer trimestre, que en el caso de Gran Bretaña podría ser de una expansión del PIB del 10%, medido trimestralmente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here