(Tiempo de lectura: 3 min)

La Reserva Federal de los Estados Unidos prevé un crecimiento de la economía norteamericana superior a la prevista en un momento. Según los últimos cálculos del Comité Federal de Mercado Abierto del organismo, la economía de Estados Unidos podría crecer un 6,5% este 2021. La previsión es superior a la realizada a finales de 2020, cuando se esperaba un crecimiento del 4,2%, e incluso superior a la realizada a principios del 2021, cuando se pronosticaba un crecimiento del 5% del PIB norteamericano durante el año.

De este modo, la Reserva Federal de Estados unidos pronostica que el gigante norteamericano podría ser uno de los países que más crezcan a nivel económico en 2021. Y, de hecho, la cifra sería suficiente como para contrarrestar la caída sufrida en 2020, que fue del 3,5% del PIB. Por otro lado, el supervisor norteamericano espera que el desarrollo de la economía permita contar con una inflación cercana al 2% y mantener los tipos de interés. “Esperamos mantener los tipos hasta que alcancemos cuotas de empleo máximo y la inflación alcance nuestra meta”, aseguró el presidente de la FED, Jerome Powell, en declaraciones recogidas por la Agencia EFE.

En materia de empleo, la FED también pronostica una reducción del paro, que en 2020 se elevó hasta cerca del 7%. Los buenos datos del mes de enero, creándose 166.000 nuevos puestos de trabajo, hacen prever que la tasa de desempleo en Estados Unidos pueda bajar hasta el 4,5% a finales de año. Con esta cifra, el país norteamericano se acercaría a los datos de empleo que tenía antes de la llegada de la pandemia.

La campaña de vacunación y el plan de rescate económico, las claves para recuperar el crecimiento

Las previsiones de la FED son moderadamente optimistas respecto a la evolución de la economía norteamericana para este 2021. Un optimismo que sustentan en el plan de vacunación y el plan de rescate económico aprobado por el ejecutivo presidido por Joe Biden. “La actual crisis de salud pública sigue afectando la actividad económica, el empleo y la inflación, y plantea riesgos considerables para las perspectivas económicas”, alertaba el informe del Comité Federal de Mercado Abierto. Una amenaza que será menor si se mantiene el buen progreso del plan de vacunación.

De hecho, Estados Unidos es uno de los países del mundo mejor posicionados en la cursa para conseguir la inmunidad de rebaño. Según datos del gobierno federal, Estados Unidos está aplicando más de dos millones de vacunas al día. Un ritmo que permitiría conseguir tener a todos los ciudadanos adultos de Estados Unidos vacunados a finales de mayo.

Por otro lado, la FED también valora positivamente el plan de rescate económico aprobado recientemente por el gobierno de Joe Biden. El plan, que contará con una partida presupuestaria de 1,9 billones de dólares, fue aprobado por el Senado y ratificado por el gobierno la semana pasada. Más concretamente, el plan prevé pagos directos de 1.400 dólares a millones de familias estadounidenses afectadas por la pandemia y ayudas semanales de 300 dólares a los desempleados. El plan también cuenta con una partida destinada a las vacunas y al incremento de la infraestructura sanitaria del país.

La FED abonará más de 86.000 millones de dólares al Tesoro Público de Estados Unidos

También esta semana la FED ha anunciado que aportará 86.890 millones de dólares a las arcas del Tesoro público de Estados Unidos. Esta cantidad procede del beneficio obtenido por la Reserva Federal durante el 2020, y supone un incremento del 58,3% respecto a la inyección realizada el año pasado. Esta inyección de capital se produce ya que la normativa estadounidense obliga a los bancos de la FED a transferir su beneficio neto a las arcas públicas tras abonar los dividendos a sus socios capitalistas, cubrir los gastos operativos y adecuar su superávit al capital aportado. En todo caso, las buenas cifras anunciadas demuestran el buen estado de salud de las entidades bancarias norteamericanas, que han conseguido, de media, mayor beneficio neto durante el 2020, a pesar de los estragos que la pandemia generó en la economía del país, sobre todo, durante los dos primeros trimestres del año.

El optimismo de Estados Unidos llega también a sus empresas

Y ante unas previsiones mejores que las de otros países occidentales, el optimismo económico para este 2021 también se hace notar entre las empresas del país. Según un informe de la propia Reserva Federal, la mayoría de las empresas de Estados Unidos se muestran optimistas en relación con sus resultados económicos para este 2021. De este modo, la Reserva Federal solo vislumbra algunas complicaciones para el tejido productivo del país vinculado al ocio y la hostelería, que “siguen limitado por las restricciones de la pandemia”. Unas restricciones que oscilan según el Estado, pero que de forma mayoritaria afectan al tráfico de personas internacional y, consecuentemente, al turismo.

Por otro lado, el paquete de estímulo económico de Joe Biden también ha sido bien recibido por las empresas y los organismos internacionales. En este sentido, Goldman Sachs predice que la economía de Estados Unidos se recuperará de forma sólida en 2021 e incluso eleva el crecimiento del PIB hasta el 7%. Un crecimiento, que, de producirse, se asemejaría al crecimiento previsto para China. Las previsiones de Goldman Sachs van más allá y prevén que la economía de Estados Unidos pueda crecer también en 2021, a un ritmo del 5,1%. Esta previsión superaría los pronósticos realizados hasta ahora que estimaban un crecimiento inferior al 4% para el año que viene.

En todo caso, Goldman Sachs considera que la política económica de Joe Biden ayudará al país a recuperar sus niveles previos a la pandemia y se muestra sorprendido de la aprobación del paquete de estímulo, con una dotación también superior a la prevista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here