(Tiempo de lectura: 4 min)

A pocas horas de conocer quién será el nuevo presidente de Estados Unidos tras las elecciones presidenciales de hoy 3 de noviembre de 2020, la economía de EEUU muestra signos de recuperación en el tercer trimestre del año. Más concretamente la economía de EEUU creció un 7,4% durante el tercer trimestre del 2020. Este incremento supone el primer repunte de la economía de EEUU desde la llegada de la pandemia del Covid-19 en el país norteamericano.

La economía de EEUU también muestra signos de recuperación en relación a su mercado laboral. De hecho, la cifra semanal de solicitudes del subsidio de desempleo cayó la semana pasada hasta las 751.000 peticiones. Un cifra que es mejor de la prevista por el propio Departamento de Trabajo que preveía un número de peticiones superior a las 775.000. Así pues, el mercado laboral estadounidense lleva semanas creando empleo de forma progresiva.

En todo caso, el incremento del PIB de EEUU durante el tercer trimestre del año presenta un incremento sin precedentes en los últimos años en el país norteamericano. Si se analiza la actividad del país respecto al 2019, la economía de EEUU creció un 33,1% en el tercer trimestre del año. Esta cifra se sustenta en una caída sin precedentes de la economía norteamericana en el segundo trimestre de 2020. Entre los meses de abril y junio de este año la economía de EEUU se desplomó un 32,9%.

Según el Departamento de Comercio de EEUU,  “el incremento en el tercer trimestre del PIB reflejó los continuados esfuerzos para reabrir los negocios y retomar las actividades que fueron pospuestas o restringidas por la covid19″. En todo caso, los datos de la economía divulgados son la gran baza de Donald Trump ante los comicios presidenciales que se celebran hoy.

Donald Trump recorta diferencias a Joe Biden, que sigue en cabeza en los sondeos

Las encuestas publicadas hasta la fecha en relación a las elecciones presidenciales en EEUU otorgan al candidato demócrata, Joe Biden una considerable ventaja ante el actual presidente del país, Donald Trump. Sin embargo, Trump ha logrado recortar casi en un punto la ventaja de Joe Biden. En esteos momentos, las encuestas otorgan a Biden una ventaja de 6,9 puntos que podrían ser suficientes para ser investido nuevo presidente de los Estados Unidos.

Pero a pesar de que parece claro que Biden logrará mayor apoyo electoral que Trump en las elecciones, el sistema electoral norteamericano deja todavía alguna posibilidad al hasta ahora presidente Trump. Según las últimas previsiones realizadas por el portal de noticias Real Clear Politics, Biden tendría prácticamente asegurados 216 representantes electorales, mientras que Trump lograría retener 125. Sin embargo, ninguna de las dos cifras sería suficiente para llegar a la mayoría, por lo que los 197 representantes restantes harían decantar la balanza.

Como ya suele ser habitual, la clave de las elecciones presidenciales de este martes se vuelve a encontrar en los denominados Swing States. En este sentido, los estados de Florida, Pennsilvania, Michigan y Wisconsin serán los que, con toda probabilidad, acabarán decidiendo los comicios. Y más concretamente, los analistas apuntan a la participación en las grandes ciudades de estos Estados como la clave para que Biden se pueda asegurar la victoria electoral.

La investidura está prevista para el 14 de diciembre cuando los 538 representantes electorales  voten al próximo presidente de los Estados Unidos. El Covid-19 también habrá marcado estos comicios presidenciales.

El PIB de EEUU no se recuperará hasta finales de 2021

A pesar de los buenos datos económicos obtenidos en Estados Unidos durante el tercer trimestre del año, la crisis de la Covid-19 lastrará la economía del país en los próximos meses. Al menos así lo considera la entidad bancaria Morgan Stanley, que sitúa en finales de 2021 la recuperación del PIB de EEUU. Más concretamente, el informe considera que los próximos 18 meses serán clave para determinar el impacto real del Covid-19 en la economía norteamericana.

Las previsiones de Morgan Stanley sitúan a finales de 2021 la recuperación de la economía de EEUU  a niveles similares a los que había antes de la llegada del Covid-19.  En todo caso, las previsiones del informe se basan en la hipótesis de poder aplicar una vacuna durante la primavera de 2021 y asumiendo que el país sufrirá una segunda ola de la pandemia a finales de año.

Más a largo plazo, el informe calcula que la tasa de paro se volvería a estabilizar en el 4% (mínimos históricos conseguidos durante la legislatura de Trump) en 2025. En cambio, el informe prevé que la deuda pública del Estado seguirá aumentando los próximos años hasta alcanzar un máximo histórico en 2025 con una deuda que asecendería hasta el 126% del PIB. Sin embargo, el propio estudio alerta que en un escenario más pesimista sin haber encontrado una vacuna, la deuda pública de Estados Unidos ascendería hasta el 167% del PIB en 2025.

Biden y Trump, recetas económicas antagónicas para los próximos cuatro años

Ante una situación económica y social complicada en Estados Unidos, los dos candidatos a presidente presentan propuestas económicas del todo antagónicas. El hasta ahora presidente de los EEUU, Donald Trump ha centrado su campaña electoral en una continuidad de las políticas económicas realizadas durante su mandato. El candidato republicano aboga por reducir todavía más los impuestos a las rentas y los patrimonios y reducir también el gasto público.

En cambio, el candidato demócrata Joe Biden apuesta por un incremento de impuestos a las empresas y a las personas con mayor renta. Estos impuestos permitirían al ejecutivo norteamericano contar con una recaudación extra que se destinaría a una de las propuestas electorales estrella de Biden: su ambicioso plan de infraestructuras para modernizar la industria y la economía norteamericana. Biden también apuesta por incrementar el gasto público en ayudas sociales que permitan rebajar la desigualdad de renta de EEUU y reactivar el mercado laboral y el consumo.

De hecho, BIden apuesta por un incremento del gasto público sin precedentes en EEUU. Un incremento del gasto público que los demócratas consideran indispensable para hacer frente a la segunda ola del Covid-19 y para realizar las inversiones necesarias en la industria norteamericana.

EPF-organic

EXCLUSIVAEl País Financiero

Las lucrativas oportunidades de inversión post-COVID-19

El equipo de analista financieros de EL PAÍS FINANCIERO comparte las mejores oportunidades de inversión única y exclusivamente con sus suscriptores.

Únete completamente gratis a nuestra lista de suscriptores y descubre las irrepetibles oportunidades de inversión que esta crisis global ha dejado para los inversores más hábiles.


Tus datos personales serán tratados con absoluta confidencialidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here