(Tiempo de lectura: 4 min)

La deuda pública de España sigue con un crecimiento exponencial nunca visto en las últimas décadas. Un crecimiento que ha llevado a las administraciones públicas a elevar su deuda hasta el 125,3% del PIB en el mes de marzo. La cifra supone el mayor volumen de deuda pública en España del último siglo y medio. Así lo asegura el avance mensual de la deuda de las administraciones públicas publicado ayer por el Banco de España. El informe muestra una deuda pública total de 1,392 billones de euros, lo que supone un nuevo máximo histórico de toda la serie. Un máximo histórico, tanto en volumen neto de deuda, como en porcentaje del PIB.

Los datos de endeudamiento público de España no son buenos y podrían ser todavía peores en los próximos meses, a no ser que se registre un crecimiento importante del PIB. Según los datos del Banco de España, en el mes de marzo la deuda pública se incrementó un 13,7% en términos interanuales.

En los últimos doce meses la deuda pública de España se ha incrementado en cerca de 170.000 millones de euros. Una cifra sin precedentes que no se registró ni en los peores años de la crisis económica y financiera de 2008. Este incremento de la deuda pública, provocado por una caída de la recaudación y un incremento del gasto público, es todavía más aguda si se contempla la caída del 10% del PIB registrada en 2020. Con relación al peso de la deuda pública con el PIB español, los datos del Banco de España muestran un incremento de 25 puntos en los últimos doce meses.

La deuda pública se dispara en la administración central, mientras que se reduce en las corporaciones locales

Los malos datos en deuda pública del mes de marzo confirman una tendencia al alza en los últimos doce meses, con incrementos preocupantes en el endeudamiento de algunas administraciones. Según el Banco de España, la deuda del Estado y de otras unidades de la Administración Central son las que más han incrementado su deuda. El estado registra un incremento del 11,1% de la deuda pública en los últimos doce meses. Por otro lado, la deuda de otras unidades de la administración central registra un crecimiento exponencial sin precedentes del 125% interanual. También es considerable el incremento de la deua de la Seguridad Social, que en marzo de 2021 se situó en los 85.000 millones de euros. Esta cifra supone un incremento del 55,1% respecto a los datos de 2020.

En cambio, la deuda de las comunidades autónomas y las corporaciones locales se ha mantenido estable durante el año de pandemia. En el caso de las comunidades autónomas, los datos del Banco de España identifican un crecimiento del 3% anual de la deuda pública. Una deuda que a finales de marzo de 2021 se situaba en los 307.000 millones de euros. Por el contrario, los ayuntamientos han conseguido reducir su nivel de deuda en los últimos doce meses. En concreto, se estima una deuda pública de las administraciones locales de 22.000 millones de euros, lo que supone un 3% menos respecto a los datos de marzo de 2020.

La Comisión Europea, pesimista en relación con la deuda pública de España

Pero los máximos históricos en deuda pública detectados por el Banco de España en marzo podrían verse superados por un incremento de la deuda que se prevé todavía exponencial para los próximos meses. De hecho, la Comisión Europa prevé que la deuda pública de España siga creciendo durante la próxima década. El ejecutivo europeo estima que el máximo de la deuda pública del Estado español se sitúe en 2030, con un nivel de deuda pública que superaría el 140% del PIB. De este modo, Bruselas estima un crecimiento de 20 puntos en la deuda española en los próximos años. Esto implicaría un crecimiento más sostenido de la deuda para 2021 y 2022. Sin embargo, la UE es pesimista con relación a la capacidad de España de reducir su déficit y contener su deuda. Esto sitúa al Estado español en el grupo de ocho países con “riesgo alto” en endeudamiento público. En concreto, la Comisión Europea ve preocupante la evolución de la deuda de Grecia, España, Bélgica, Francia, Italia y Portugal.

Y a pesar de que las recomendaciones de la Comisión Europea desde la llegada de la pandemia han ido centradas en políticas fiscales expansivas, los niveles de deuda para la próxima deuda de España se alejan mucho de los objetivos de la Unión Europea. En todo caso, según los datos del “Monitor de sostenibilidad de la deuda pública” de la Comisión Europea, parece poco probable que el crecimiento del PIB sea suficiente como para contrarrestar el nivel de deuda. Esto implicaría mayores esfuerzos por parte del Estado para recaudar más y gastar menos.

El Banco de España avala la propuesta de reforma fiscal del Gobierno

Y una de las formas que baraja el gobierno para reducir el endeudamiento de sus cuentas públicas pasa por una reforma fiscal que consiga recaudar más de lo que hace ahora. En este sentido, la semana pasada, la propuesta del ejecutivo de Pedro Sánchez consiguió el respaldo del Banco de España. De hecho, el supervisor español publicó el jueves pasado un informe con reformas necesarias para gestionar la economía española, muy en sintonía con las propuestas del Gobierno.

En concreto, el Banco de España avala las propuestas del ejecutivo central de mejorar la fiscalidad verde, revisar los beneficios fiscales de algunas comunidades autónomas y elevar la presión fiscal para situarse en los estándares de la Unión Europea. El informe asegura que “es necesaria una revisión integral de todos los capítulos de gastos e ingresos públicos y un análisis riguroso de las implicaciones que cualquier actuación fiscal presenta en término de eficiencia económica y equidad”. La obsesión del Banco de España pasa por conseguir una “consolidación fiscal” que permita controlar los niveles de deuda y déficit públicos una vez haya finalizado la crisis económica generada por la pandemia. En este sentido, también recomienda al ejecutivo, no fijarse solo en los impuestos y la recaudación, sino también en los gastos establecidos en los presupuestos generales del estado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here