(Tiempo de lectura: 3 min)

La pandemia generada por la covid-19 ha hecho incrementar la deuda de empresas y hogares en España hasta el 143% del PIB. Así lo aseguran los datos publicados por el Banco de España, que identifican un crecimiento sin precedentes del nivel de deuda en las compañías y los hogares de España. Según el Banco de España, la deuda consolidada de las empresas y de los hogares llegó a los 1.643 miles de millones de euros en el tercer trimestre del 2020. De este modo, los datos muestran un incremento del nivel de endeudamiento de las empresas y una pérdida de poder adquisitivo de los hogares y familias.

Por otro lado, el Banco de España también identifica un incremento del ahorro en los hogares de España. Este incremento de ahorro se traduce en una disminución de la deuda entre particulares, que se sitúa en 7.500 millones de euros. Sin embargo, esta reducción del nivel de deuda en los hogares se debe, principalmente, a una caída del consumo y de la financiación entre las personas, y no a un incremento de la riqueza.

De este modo, según los datos del Banco de España, la deuda total de la economía de España se situó rozando los 3 billones de euros. Esta cifra supone un máximo histórico desde que se tienen datos, por encima del pico de deuda registrada en 2013. De hecho, el análisis del Banco de España identifica un crecimiento exponencial de la deuda en España a partir del mes de marzo de 2020, coincidiendo con el Estado de Alarma decretado por la Covid-19. Más concretamente, el Banco de España calcula que en febrero de 2020 el nivel de deuda se situaba en los 2,7 billones de euros. La cifra supone 300.000 millones de deuda menos que la actual.

La deuda de las Administraciones públicas supera los 1,3  billones de euros

Pero el incremento del nivel de deuda en España no solo se produce en el sector privado, sino que también se ha visto reflejado en las arcas públicas. Según el análisis del Banco de España,  el nivel de deuda pública alcanzó los 1,312 billones de euros en el mes de noviembre de 2020. La cifra supone un incremento en 124.000 millones de euros en comparación con los datos de 2019. De hecho, el Banco de España identifica un crecimiento interanual de la deuda pública del 10,5% este 2020. Y el incremento de la deuda pública se debe, principalmente, al crecimiento exponencial de la deuda de la Seguridad Social, que se sitúa en 2020 hasta los 85.000 millones de euros. Una cifra que, según el Banco de España, supone un crecimiento interanual del 25%.

Por otro lado, la deuda del Estado también se ha incrementado hasta los 1,2 billones de euros, lo que supone un incremento interanual del 11,1%. En cambio, más discreto ha sido el auge de la deuda pública en las Comunidades Autónomas, que se sitúa en los 304.000 millones de euros, un 2,3% más que en 2019. Por el contrario, las Corporaciones Locales han sido capaces de reducir su nivel de deuda, a pesar del impacto de la Covid-19 en la recaudación municipal. Más concretamente, el Banco de España calcula que la deuda de los  municipios se sitúa en los 23.000 millones de euros, un 7,8% menos que en 2019.

El nivel de deuda de España no se reducirá en 2021, a pesar de la recuperación del tejido económico

Ante un nivel de deuda sin precedentes, tanto en el sector público como en el privado, las previsiones no contemplan una reducción de la deuda de España en 2021. Las previsiones del Banco de España calculan, en los escenarios más optimistas, un nivel de deuda pública del 117% del PIB de España en 2021. Las previsiones del Banco de España son más optimistas que las del Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Comisión Europea (CE) que prevén que el nivel de deuda en 2021 de España se sitúe en el 120%.

En todo caso, el nivel de deuda pública de España no preocupa en exceso al Banco Central Europeo (BCE), que tiene previsto nuevas emisiones de liquidez para este 2021. En cambio, la Comisión Europea se muestra más escéptica ante el nivel de deuda de España y el déficit previsto en las cuentas de este 2021. De hecho, la Comisión Europea calcula que el déficit público podría alcanzar el 9,6% del PIB de España, a pesar del incremento de la actividad económica y de la recaudación pública.

Las previsiones de la Comisión Europea es algo más pesimista que la realizada por el Banco de España, que estima, en el escenario más pesimista, un déficit público del 7,7%. Y, de hecho, las previsiones macroeconómicas para España tampoco son optimistas para el 2022, aunque la inestabilidad e incertidumbre económica hace difícil prever la evolución del nivel de déficit y deuda pública de España.

La Comisión Europea alerta a los Estados miembro de la rémora que puede suponer la deuda pública para la recuperación

El incremento del nivel de deuda pública este 2020 no se ha producido únicamente en España, sino que es una problemática de muchos de los Estados Miembro. En este sentido, el Comisario de Asuntos Económicos de la Comisión Europea, Paolo Gentiloni, reiteró ayer la importancia de mantener políticas económicas expansivas que permitan reactivar la inversión. Sin embargo, Gentiloni mandó un mensaje de alerta sobre el nivel de deuda de los países. “La deuda pública está de nuevo en aumento en estos momentos, especialmente en los países más golpeados económicamente por la pandemia. En la nota que hemos presentado recalcamos que esos desequilibrios lamentablemente son una riesgo que probablemente va a ir a más. Nuestro deseo es evitar que haya una recuperación con diferentes velocidades” alertó ayer Gentiloni en declaraciones recogidas por El Periódico.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here