(Tiempo de lectura: 3 min)

El número de transacciones de compraventa de viviendas en España siguió descendiendo en el mes de abril debido a los efectos de la Covid-19. Según los datos de Estadística de Transmisiones de Derechos de la Propiedad publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), el número de compraventas de viviendas inscritas en abril de 2020 supusieron un 39,2% en el mes de abril de 2019. El INE contabiliza un total de 25.042 transacciones, empeorando así los números de marzo. De hecho, el INE ya identificó una caída drástica de la compraventa de viviendas en el mes de marzo, con un 18,6% de transacciones menos. Sin embargo, en el tercer mes del año, que solo fue afectado parcialmente por la Covid-19, se contabilizaron 34.806 operaciones. Una cifra ligeramente superior a las 25.042 operaciones registradas en abril.

La cifra de abril registrada por el INE supone el dato más bajo de compraventa de viviendas en el cuarto mes del año desde 2014. En la información publicada por el INE, el propio organismo estadístico asume que los datos referentes al mes de abril son provisionales y que no se podrá tener una radiografía completa del impacto de la Covid-19 hasta dentro de un año.

Y, de hecho, el impacto de la Covid-19 en la compraventa de viviendas podría ser todavía mayor en el mes de mayo. El INE asegura en su nota informativa sobre la estadística que las operaciones cerradas en marzo y abril hacen referencia a esas transmisiones que ya se encontraban en fase avanzada antes del decreto de Estado de Alarma. Por otro lado, el INE detecta una “paralización casi total” de los contratos entre el 15 de marzo y finales de abril.

La compraventa de viviendas se hunde en Navarra, Canarias y Extremadura

Ninguna Comunidad Autónoma se libra del impacto de la Covid-19 en la transacción de compraventa de viviendas. Todas ellas registran saldos negativos con respecto a 2019. Sin embargo, existen diferencias substanciales entre territorios. La Comunidad más afectada fue la Comunidad Foral de Navarra, donde solamente se registraron 558 operaciones durante el mes de abril. La cifra supone una variación anual negativa del 66,8%. Curiosamente, también fue Navarra quien registró un mayor parón de la compraventa de viviendas en marzo, con una caída del 40%.

Otras Comunidades Autónomas como Canarias (-60,8%), Extremadura (-65,7%), Castilla-La Mancha (-57,2%) y Asturias (-49,2%) también presentan descensos superiores a la media española. Por el contrario, La Rioja, con una caída de la compraventa de viviendas del 20,8%, Cantabria (-25%) Baleares (-27,8%) y Catalunya (32,9%) han sido las Comunidades Autónomas que se han visto menos afectadas por la Covid-19.

El mercado se podría reactivar en junio, aunque los datos no lo mostrarán hasta el segundo semestre

El inicio de la desescalada a inicios de mayo supuso un alivio para el sector inmobiliario, que quedó prácticamente paralizado durante los meses de marzo y abril. Sin embargo, esta reactivación del sector no se vería reflejada en un incremento de la compraventa de viviendas hasta dentro de unos meses. De hecho, el sector inmobiliario se muestra convencido que el número de compraventa de viviendas registradas en el mes de mayo seguirá siendo substancialmente más baja que en 2019. Esto se produce por la tardanza del proceso en las operaciones de compraventa de viviendas. De hecho, el número de operaciones registradas en abril se debe, en mayor parte, a trámites iniciados antes de la llegada de la pandemia.

En todo caso, el sector inmobiliario detecta ciertas oportunidades en el mercado de las viviendas en los próximos meses. Según una encuesta realizada por el porta inmobilario pisos.com, más del 70% de los españoles considera que los próximos meses serán un buen momento para adquirir una vivienda. También la mayoría de españoles (un 57%) considera que es buen momento para alquilar.  De esta forma, la opinión pública sobre la afectación de la Covid-19 en el sector inmobiliario dista mucho de la obtenida en la crisis de 2008. Así, también un 70% de los españoles considera que el impacto de la Covid-19 en el sector será mucho menor que el de la crisis de 2008.

Sin embargo, hay menos optimismo en relación a la recuperación total del mercado inmobiliario. Según la encuesta de Pisos.com, siete de cada diez españoles considera que el sector no se recuperara plenamente hasta 2022. Un 25% cree que el sector se podrá empezar a recuperar en 2021, mientras que solo una minoría (el 5%) considera que lo podrá hacer en 2020.

Los precios de las viviendas se mantienen, a pesar de la Covid-19

Y a pesar del optimismo de la sociedad ante la oportunidad que pueda ofrecer el mercado inmobiliario tras la Covid-19, los datos reflejan que el precio de la vivienda sigue subiendo. Según el Índice de Precios de Vivienda publicados ayer por el Instituto Nacional de Estadística, en el mes de abril el precio medio de la compraventa de viviendas fue de 1.464 euros por metro cuadrado. Este precio supone un incremento del 3,3% con respecto al precio medio de hace un año.  A pesar de ser un incremento menor de los vividos en los últimos años, los precios de la vivienda en España encadenan prácticamente un lustro de crecimientos consecutivos.

Y esta tensión del mercado inmobiliario español ha llevado al Banco de España a alertar que la Covid-19 podría dificultar todavía más el acceso a la vivienda de muchos españoles. En este sentido, la institución pública bancaria española abogó a finales de mayo por intervenir el mercado de viviendas en España para solucionar la situación. Una intervención que, según el Banco de España, se tendría que realizar mediante la construcción de mayor vivienda pública en los próximos años.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here