(Tiempo de lectura: 3 min)

La crisis económica derivada de la aparición por la Covid-19 está afectando de manera rotunda al sector inmobiliario. Las transacciones de compra y venta de inmuebles se vieron frenadas a partir del 15 de marzo, con el decreto de Estado de Alarma en España. De hecho, durante el mes de marzo las transacciones de compraventa de vivienda en España sumaron un total de 34.806 operaciones. Esta cifra supone un retroceso del 18,6% con respecto al mes de marzo de 2019. Así lo aseguran los datos difundidos este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística (INE). De hecho, la afectación empezó a partir del lunes 15 de marzo. Según el Colegio de Registradores, las operaciones de compraventa de viviendas en la segunda mitad del mes de marzo se desplomaron un 34%.

Y el batacazo todavía es superior si se comparan los datos con los obtenidos en el mes de febrero. En solo un mes, el número de transacciones inmobiliarias ha caído un 21,1%, según los datos del INE. También destaca el retroceso de la compraventa de inmuebles de obra nueva. En este caso, se registra el peor dato de los últimos tres años. El número de transacciones realizadas durante el tercer mes del 2020 es la cifra más baja desde 2016.

Las transacciones de viviendas se hunden en Madrid, Asturias y La Rioja

El impacto de la covid-19 en la compraventa de viviendas durante el mes de marzo es generalizado en toda España. Todas las Comunidades Autónomas han reducido sus operaciones inmobiliarias. Sin embargo, como suele ser usual en la mayoría de indicadores macroeconómicos difundidos en las últimas semanas, se vislumbran variaciones substanciales según los territorios.

En el caso de la compraventa de viviendas, el número de transacciones se han desplomado en La Rioja, Asturias y la Comunidad de Madrid. Durante el mes de marzo, en la Rioja se registraron tan solo 243 operaciones de compraventa. La cifra supone un desplome del 25,9% respecto al mismo mes de 2019. El impacto también ha sido considerable en Asturias, donde en marzo se registraron 507 transacciones. Un 26,4% menos que el año pasado. También el mercado inmobiliario de la Comunidad de Madrid ha sufrido un descalabro sin precedentes desde el estallo de la burbuja inmobiliaria en 2008. Durante el mes de marzo, se han realizado 4.333 operaciones de compraventa en Madrid, un 30,9% menos que el año pasado.

Por el contrario, la Región de Murcia, con una disminución de la compraventa de viviendas del 4,2%, ha sido el territorio menos afectado en marzo. La Canarias (-6,8%),  Castilla La-Mancha (-10,7%), Galicia (-12%) y Catalunya (-13,7%) son los territorios con menos afectación, por el momento.

En relación a los números generales, Andalucía (con 7.054 operaciones) y Catalunya (con 5.949) son las Comunidades donde mayores transacciones  de compraventa de viviendas se han realizado durante el tercer trimestre del año.

El sector inmobiliario teme un cierre masivo de API

Ante la previsible paralización del sector inmobiliario durante las próximas semanas, el sector se ha mostrado preocupado por la viabilidad de las inmobiliarias. Así, la Asociación de Agentes Inmobiliarios (API) teme que la Covid-19 pueda poner en riesgo la viabilidad de muchos API que genere cierres masivos. En concreto, la Asociación calcula que el sector podría perder 35.000 trabajadores si las administraciones no toman medidas de apoyo.

Y por ese motivo, el Consejo General de los Colegios Oficiales de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria ha enviado un comunicado dirigido al Gobierno de España donde se detallan las medidas que consideran “urgentes” para que el sector inmobiliario pueda aguantar el golpe que supone la Covid-19. En concreto, el Consejo General pide que la actividad inmobiliaria sea considerada “esencial” con el objetivo que el sector pueda acogerse a medidas extraordinarias y ayudas por parte del ejecutivo central.

Según el Consejo General de los Colegios Oficiales de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria de España, el sector se encuentra inquieto y preocupado por las pocas medidas tomadas por parte del gobierno. La entidad también denuncia que la paralización de la economía producirá agravios para un sector económico clave para España.

El sector inmobiliario español ya venía debilitado

Tras el batacazo que supuso la crisis económica y financiera de 2008 para el sector inmobiliario, los indicadores de inmuebles mostraban una paulatina recuperación en los últimos cuatro años. Sin embargo, desde la segunda mitad de 2019 el sector volvía a dar signos de debilidad. De hecho en agosto de 2019 (un mes históricamente complicado para el sector) España registró la peor variación de compraventa de viviendas desde 2014, justo antes de la recuperación del sector.

Además, el índice Reecox elaborado por la entidad alemana Deutshe Hypo ya observó una caída del 2,4% mensual.  Según el índice Reecox, el mercado inmobiliario español se mostró “estable” en el último trimestre de 2019. A finales del año pasado, el índice alemán le daba una puntuación de 199 puntos registrados. La cifra suponía un ligero incremento respecto a diciembre de 2018, cuando la entidad daba una puntuación de 192 a España. Por el contrario, para el primer trimestre de 2020, Reecox puntúa el sector inmobiliario español con 180,8 puntos, lo que supone un decrecimiento del 9,4%.

Así pues, el impacto de la Covid-19 en el sector inmobiliario español sigue la tónica del resto de mercados europeos. Sin embargo, todavía está por ver el alcance de la afectación de la Covid-19 en el sector y la capacidad de la inmobiliaria española de mantener el golpe.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here