Criptomonedas La caída en el precio de bitcoin arruina los sueños de una...

La caída en el precio de bitcoin arruina los sueños de una generación

En Corea del Sur hablan del "fin de la única esperanza de felicidad" para millones de adultos jóvenes recurren a las monedas virtuales.

0
(Tiempo de lectura: 4 min)

La ruptura en el precio de bitcoin, que pasó de más de 64 mil dólares a fines de abril a 37 mil a fines de mayo (con un piso de menos de 30 mil dólares) ha generado reacciones en todo el mundo.

Uno de los países que se ha visto más afectado es Corea del Sur, donde millones de adultos jóvenes se subieron a la ola alcista de las criptomonedas como la gran esperanza para poder salir del pozo de sus economías domésticas.

No es un problema menor para muchos coreanos, uno de los países en los que sus habitantes confían más en las criptomonedas y en que estos activos serán un salvoconducto para una vida financiera más despejada.

El ahorro de Corea se está haciendo cada vez más difícil para el aumento del costo de vida y la falta de oportunidades para los jóvenes, muchos de los cuales apelan a bitcoin como una especie de “única apuesta” para su futuro.

Bitcoin: oportunidad o caos

El problema es que millones de coreanos sonríen cuando las criptomonedas aumentan, como pasó entre enero y abril de 2021, pero no puede dejar de llorar cuando pasa todo lo contrario en el volátil mercado crypto.

El valor del bitcoin se desplomó casi un 50 por ciento en 15 días y, con él, los sueños de millones de coreanos.

Corea del Sur se ha convertido en un foco de inversión en criptomonedas, en su mayoría de carácter especulativo.

Según algunas estimaciones, las criptos representan el 10 por ciento de las operaciones de ahorro de los coreanos.

Si bien bitcoin es la criptomoneda más popular en el mundo, ocupa menos del 10 por ciento del comercio virtual de activos digitales en Corea del Sur. El otro 90 por ciento apunta a decenas de otras altcoins, monedas distintas de bitcoin, muchas de las cuales son proyectos sin demasiados fundamentos ni proyectos serios or detrás.

La mayor parte de este comercio está protagonizado por personas de entre 20 y 30 años, según Asia Nikkei.

Sólo durante el primer trimestre de 2020 se abrieron 2,6 millones de cuentas nuevas en las cuatro plataformas de criptomonedas más grandes del país.

De ese total, el 34 por ciento tiene menos de 21 años, mientras que otro 30 por ciento no tiene más de 30 años.

Bitcoin: búsqueda de oportunidades

Una encuesta realizada a casi 1.800 estudiantes universitarios por un portal de búsqueda de empleo de Corea, el 52 por ciento expresó opiniones positivas respecto de la inversión en criptomonedas. Los que invirtieron en cryptos eran casi tres de cada 10 encuestados.

El relevamiento se realizó en abril, antes de la caída del precio.

Entre los que dijeron que están a favor de las criptomonedas, el 35 por ciento argumentó la alta tasa de rendimiento como motivo de su interés.

Lo más preocupante es que el 15 por ciento dijo que las cyptos son su “última oportunidad para escapar” de su actual estatus social.

Aquí está el centro del problema: los jóvenes de hoy de Corea del Sur se están volviendo cada vez más impacientes por la falta de oportunidades, aquellas que sí tuvieron las generaciones anteriores.

Incluso aquellos que logran llegar a alguna de las mega corporaciones que conforman el entramado tecnológico e industrial del país, no pueden comprar una casa con sus salarios debido al precio exorbitante de las propiedades.

Esta crisis ha llevado a muchos adultos jóvenes a entender que el camino clásico para llegar a la felicidad, que fue el que siguieron sus padres (casarse, comprar una propiedad y tener hijos) ahora es inalcanzable.

En este sentido, las inversiones en criptomonedas y acciones de empresas de distintas partes del mundo, se presentan una de las pocas alternativas para revertir esa suerte. 

Cambios

En el poder legislativo de corea del Sur ya estaban viendo venir esta situación, por lo que desde hace tiempo advierten que las operaciones relacionadas con criptomonedas deberían estar sujetas a medidas que protejan a los inversores.

Esto les valió muchas críticas desde las personas que defienden a las criptomonedas en ese país.

Uno de los legisladores incluso dijo que ya habían advertido de la situación y que “el gobierno no tiene la obligación de protegerlos”.

Las autoridades surcoreanas han estado tomando medidas contra las monedas virtuales.

Los últimos cambios en la legislación implementados en marzo pasado exige que las plataformas de comercio de cryptos se asocien con los bancos para asegurarse de que estén operando con nombres reales. 

Esta medida se implementó para prevenir el lavado de dinero y otros actos ilícitos, aunque parece que el otro objetivo no declarado es forzar el cierre de los exchanges más pequeños.

Únicamente las cuatro principales plataformas de Corea del Sur, Bit-humb, Upbit, Coinone y K-orbit, tienen relaciones formales con bancos. El resto, no.

Tampoco los bancos están muy conformes con la idea de asociarse con exchanges chicos por miedo a quedar vinculados con potenciales fraudes. 

A esto hay que sumarle los temores a estar involucrados en una actividad delictiva, junto con la postura negativa contra las criptomonedas por parte de las autoridades financieras del país.

El mercado de Corea del Sur está atestado de plataformas de intercambio de activos digitales. Aunque algunas se asociaron con bancos pequeños, la mayoría no tienen vínculos con entidades financieras consolidadas.

Esto hará que, indefectiblemente, en septiembre cierren muchas debido a que la nueva norma regirá desde ese mes.

Deuda a cambio de cryptos

Una parte de las inversiones en criptomonedas de los jóvenes coreanos se está financiando con deuda. 

Así es, el Banco de Corea, el banco central del país, dice que la deuda de los hogares creció más de 7,9 por ciento en 2020 respecto del año anterior. 

Sin embargo, ese pasivo aumentó más del 17 por ciento en el caso de los jóvenes entre 21 y 35 años.

Al parecer, estos adultos están desesperados por lograr la acumulación de activos incluso si eso significara quedar endeudados.

Más allá de esto, el nivel de endeudamiento de los jóvenes no es tan grande como para generar un problemas para la economía del país.

Sin embargo, sí jóvenes que están a punto de ingresar al mercado laboral van a la quiebra y no pueden planificar el futuro, esto resultará en una pérdida para la economía en su conjunto, analizan en Corea.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Salir de la versión móvil